Espantapájaros: Una historia olvidada

Un clásico de terror ochentoso.

Esta es una película olvidada del género que en 1988 presentó a los espantapájaros como villanos aterradores en el cine.

Una propuesta diferente entre las historias de asesinos que eran frecuentes por esos días.

Por alguna razón esta producción nunca llegó ser muy popular pero tenía sus méritos.

El film fue dirigido por el cubano José Rolando Rodríguez, que luego cambió su nombre a William Wesley y combinó a través de este relato las historias de zombies con las casas embrujadas.

La trama giran en torno a un grupo de delincuentes que secuestran un avión que transportaba dinero.

Luego que desvían el vuelo hacia México, uno de los ladrones traiciona al grupo y huye del avión con un paracaídas y todo el botín.

Sus compañeros salen enseguirla a buscarlo. El problema es que todos caen en un cementerio abandonado rodeados de macabros espantapájaros que cobran vida y desatan una masacre.

Si bien fue una producción clase B hay varias cosas para destacar en esta propuesta.

El director Wesley brindó un soberbio trabajo en lo referido a la ambientación. Espantapájaros es una producción que se destacó por esas atmósferas escalofriantes que presentaron los escenarios y una excelente banda de sonido.

Ambos elementos contribuyeron a crear el clima perfecto para contar un buen relato de terror. El film se desarrolla siempre de noche.

A través de la dirección se logró una gran sensación de claustrofobia, en el que los protagonistas codiciosos quedan a atrapados en un lugar siniestro, donde por motivos que nunca se explican, los espantapájaros cobran vida y empiezan a asesinarlos.

No es un propuesta que se destaque por su despliegue de escenas sangrientas, pese a que los ataques que sufren los ladrones son violentos.

Probablemente lo mejor del film es el trabajo que hicieron con la caracterización de los espantapájaros que se ven realmente aterradores.

De hecho funcionaron mucho mejor como personajes de terror que otros monstruos que aparecieron en filmes estrenados por aquellos años.

Los efectos especiales a cargo de Norman Cabrera, responsable de La hora del espanto 2, estuvieron también muy bien logrados y en esos aspectos técnicos la verdad que esta es una buena película para haber sido una producción de muy bajo presupuesto.

De hecho, considero que es mucho más efectiva que varios estrenos recientes que llegaron a la cartelera.

Lo que me gustó de Espantapájaros, que no tiene actores conocidos en su reparto, es que desde la primera escena el director crea el clima ideal para un cuento de horror.

Por supuesto, no es una obra maestra, pero es un film ochentoso que tuvo sus méritos y lamentablemente quedó en el olvido.

Se consigue en internet y en dvd.

Si la van a ver recomiendo que busquen la versión unrated que presenta el corte original sin censura, que no es el que se pasó por televisión.

1 Comentario

  1. MMMMM. Me la apunto para ver en algun momento. Hugo un dia de estos tenes que hacer una rseña de Manitou que me acuerdo de haberla visto alla por el 90 en canal once a las 22 horas. En ese momento me garque todo, pero ahora la recuerdo como una pelicula risuña. Pero era muy loco que le creciera en la espalda.

1 Trackback / Pingback

  1. La noche oscura del espantapájaros | HUGO ZAPATA

Comentarios cerrados.