Reseña de Argentina, 1985

Publicidad

Calificación: B

Hay tres hechos históricos de nuestro país que siempre quise ver recreados en el y conforman una especie de «trilogía alfonsinista».

Me refiero al Juicio a la Juntas, el levantamiento carapintada de 1987 (ahí se esconde un tremendo político) y el desquiciado copamiento del Regimiento La Tablada, de 1989, cuyas perturbadoras imágenes se transmitieron en vivo por televisión.

El primer caso finalmente se concretó en una producción amena que tiene la buena intención de rescatar la importancia del Nunca Más a través de un guión que cae en algunas omisiones desconcertantes.

La dirección corrió por cuenta de Santiago Mitre (La cordillera), quien presenta una obra inusual dentro de su filmografía, donde adopta una narrativa más pochoclera con el fin de llegar a todos los públicos.

Inclusive ese segmento de espectadores que no conectaron con sus trabajos previos y tal vez no se hubieran acercado a este film de no haber sido protagonizado por Ricardo Darín y Peter Lanzani.

En esta oportunidad el director elabora un relato que toma una notable inspiración de los tradicionales dramas judiciales de Hollywood.

En otras palabras, Argentina, 1985 está más cerca de las producciones televisivas de David Kelley (Los practicantes) que del de o Costa-Gavras y ese perfil termina siendo un poco decepcionante.

Dentro del guión llama la atención el rol reducido que se le otorga a la contribución de los movimientos de los derechos humanos e investigadores de la CONADEP en la tarea de la fiscalía y la figura de las Madres de Plaza de Mayo, quienes terminan relegadas como extras en los tribunales.

Por momentos queda la sensación que la gesta del juicio fue la épica de un héroe solitario (Julio César Strassera) más representativo de las novelas de John Grisham que de los protagonistas reales que fueron parte de estos hechos.

Hacia el final tampoco se mencionan los indultos durante el gobierno de Carlos Menen, ya que el texto de una placa se limita a mencionar que años después hubo situaciones que derivaron en hechos de impunidad. Sin embargo la democracia sigue vigente.

Todo muy raro.

Por estas cuestiones, el contenido humorístico del guión que fue tan objetado por la prensa europea creo es el menor de los problemas en esta propuesta.

De hecho, el director maneja muy bien ese recurso y lo utiliza para descomprimir las situaciones turbias que rodean a los personajes.

Más allá de algunas cuestiones que se le pueden objetar al argumento la película también cuenta con numerosas virtudes que no se pueden pasar por alto.

La puesta en escena es completamente inmersiva y transporta al público al momento cultural y político en el que se desarrolla el conflicto.

Todos los detalles que presentan el diseño de producción en los decorados y los vestuarios son estupendos.

El relato nunca se excede con el melodrama y aquellas escenas que consiguen emocionar tocan fibras sensibles gracias a la ausencia de artificios.

Ricardo Darín, cuya composición de Strassera está a la altura de lo que se espera de un artista de su categoría, conforma una gran dupla con Peter Lanzani, quien desde hace un tiempo sobresale entre los mejores actores de su generación.

Dentro del reparto secundario Norman Briski encuentra el espacio para destacarse como un amigo confidente del protagonista y Laura Paredes ofrece algunos momentos magníficos en la recreación del testimonio de Adriana Calvo.

Si bien como espectáculo cinematográfico se disfruta y expresa un gran mensaje que no debe ser olvidado, a la salida del me dejó con ciertos sentimientos encontrados.

La historia es apasionante pero nunca llega desarrollar una mirada más amplia y profunda de los hechos al quedar limitada por la fórmula de los litigios judiciales hollywoodenses, con la clara finalidad de pescar una nominación al Oscar.

 

 

 

 

Notas relacionadas

Publicidad

18 comentarios

  1. Es obvio que la productora Victoria Alonso la hizo más pochoclera y menos pesada para el disfrute de un público más masivo. Su objetivo una que otra nominacion al Oscar. Lo cual no esta mal, al fin y al cabo es un producto para ser vendido. Pero como abarcaron la misma es plana y se resuelven fácilmente muchas cosas que de seguro en realidad no fue tan así.
    Pero qué grande Darío y Lanzani será el heredero de Darín?
    También si Un Crimen Argentino, película que levanta mucho cuando Grandinetti aparece en escena.

  2. Muy buen punto Lucas. Victoria Alonso es una pata importante para el lobby que necesita la película en el lobby de Hollywood donde cierran después las nominaciones.
    No sé si será un heredero de Darin, pero el tipo no defrauda con sus interpretaciones y se mueve en todo tipo de roles.

  3. Excelente tu critica Hugo. Concuerdo ciento por ciento. La ambientación es única; excelente las actuaciones..pero es de manual definítivamente. Le falta fibra. Había mucho más contar..NO para cortar. Pero de todas maneras celebro mucho más se hagan películas de este tipo y basta de Suar!! Por favor! Alguien. Lo tenía que decir

  4. Muy buena crítica Hugo, gracias!!! Y qué opinas del protagonismo que le dieron al hijo? Siento que actuó bastante mal y por momentos me desconcentraba!!!

  5. Sí el personaje del hijo fue raro y no termina de cerrar. No entendí porque tanto enfoque en la vida familiar de Strasseera.
    Se supone que es la película del Juicio a las Juntas no Tiempo de matar de John Grisham.

  6. Hugo, conincido con tu crítica, es una película emocionante para los Argentinos pero me dejo con gusto a poco.
    Ni hablar cuando empiezo a escuchar TODAS las ausencias al relato.
    Lo que no me gusto para nada es el relato de la familia de Strassera… el tipo tendría que haber sido un adelantado como para aceptar las intervenciones de la mujer / hija / hijo … todo esas relaciones me hacian mucho ruido… por que parecen incompatibles con la linea temporal…
    En fin… esta buena, peeero… se quedo corta o no le hizo honor a la historia… si la edulcora y la hace «Oscareable?»
    Abz.

  7. La verdad que yo salí del cine bastante decepcionado. Reconozco lo que decís, Hugo. Las actuaciones, la puesta en escena, la reconstrucción de la época es de una altura pocas veces vistas en el cine local.
    Ahora, para mi la película se queda a mitad de camino en todo lo demás.
    1) En relación al juicio en sí (y acá tal vez me jode más por ser abogado y estudiar estos temas), la realidad es que me parece que se quedaron muy cortos. En ningún momento se muestran los conflictos que se tuvo que atravesar para poder juzgar a los militares, o incluso las defensas que ellos alegaban. Si uno ve la película, y no conoce nada de la historia que hay detrás, realmente percibe la dificultad y lo importante que fue el juicio, cuando lo único que argumenta la defensa es la falta de competencia del tribunal? Obvio que no pueden hacer una película sobre un análisis pormenorizado de principios y garantías constitucionales, pero en ningún momento me generó la película la sensación que Strassera podía perder el juicio. Nunca se ve una defensa técnica que pueda pelear. Por ende, me parece que le baja mucho a lo poderoso que fue el juicio.
    2) Los vacíos históricos son muy polémicos. Claramente es una película tribunera, que busca no entrar en conflicto con posturas políticas, pero no se puede dejar de mencionar el indulto, por ejemplo.
    3) Me parece que en muchos momentos a la película le falta esa «magia» del cine. Dos ejemplos concretos pongo sobre esto. Primero, cuando se está muriendo el amigo de Strassera. En esa escena, el amigo le pide, le ruega que le diga que van a ir todos presos. Pero por cómo está guionada, y representada, ambos saben que es mentira. Me parece que hubiera sido mucho mejor que, viendo a su amigo tan mal, Strassera decida voluntariamente armarle el cuentito de que todos van a ir presos. Porque ahí vemos el desarrollo del personaje. Pasa de un tipo que se jacta de ser meramente un funcionario, a un tipo que hace que prime su amistad. Y el otro ejemplo, es el final. Muy «El retorno del rey». La película tiene 4 o 5 finales, cuando realmente tuvo que haber terminado con la frase «Nunca más». Que termine con un fiscal escribiendo en una máquina de escribir una apelación, me pareció lo más anticlimático de todo. Porque aparte, te vas del cine sin esa sensación de plenitud.
    4) TODAS las escenas de «tensión» se resuelven a los segundos. A Lanzani lo empiezan a perseguir después de la fiesta? No pasa nada, en 2 minutos eso no tiene relevancia. Lanzani ve un maletín que puede tener una bomba? Literal en la misma escena se ve que no tiene nada. Si van a generar intriga, dejen que se desarrolle un poco más.

    Por último, porque comparto que la familia de Strassera es lo más irrelevante de la peli, tiro la que para mi hubiera sido mejor opción. Tendrían que haberse jugado a hacer esta historia más en sintonía con «La vida es bella». Es decir, si tanto peso querés darle al hijo de Strassera, hace que la historia sea a través de sus ojos. Que sea casi una fábula de cómo un chico de 12, 13 años siente que su padre es un caballero en armadura/superhéroe que combate con estos malditos militares.

    No sé. A mi me dejó un sabor bastante amargo esta película.

  8. Yo me emocione con los relatos de los sobrevivientes de los centros clandestinos por mas que ya habia visto los videos reales y me rei en la parte de recontra fachos y el dedito. Que se yo… entretenida y poco mas.

    Btw Hugo este año me lei las cronicas de prydain completo y me acorde que vos la habias
    recomendado alguna vez. Te digo que me encanto!.

  9. Hugo, si querés interiorizarte más en la cuestión legal que hubo detrás del juicio, te recomiendo el libro «Juicio al mal absoluto» de Carlos Nino. Nino, aparte de un gran doctrinario y filósofo del derecho, fue una de las mentes que logró idear, desde un fundamento legal, el juicio a las juntas, porque tuvo que argumentar situaciones como la violación a la prohibición de doble juzgamiento (tanto por la justicia militar como por la civil), la violación a la garantía de juez natural (por la creación de una «comisión especial» en el tribunal que los juzga), o la retroactividad de la ley penal más benigna (como fue la de autoamnistía).
    Es un libro muy fácil de leer, y en donde no se requiere conocimiento del ordenamiento jurídico.
    Vale mucho la pena porque también muestra toda la persecución que se vivió cuando se empezó a idear el juicio

  10. No, ni de casualidad.
    El canal de You Tube de Nestor Montalbano que repasa la historia argentina entra en esa categoría.
    Esta película presenta una versión superficial del Juicio a las juntas , a través de una peli pochoclera que sirve para pasar el rato.

  11. La vi anoche y concuerdo con Lean, como abogado me sonaron muchas cosas. Yo creo que lo que pasa en la película es lo mismo que sucede antes de que empiece el juicio: Que les hacen sacar el pañuelo blanco a las Madres porque no querían ningún símbolo político ni de ningún tipo.

    Acá pasó lo mismo, como no querían que la catalogaran como «de izquierda» suprimen gran parte del laburo de los organismos de Derechos Humanos, y queda como que los pibes de Strassera consiguen todo solos o con alguito de ayuda.

    Y concuerdo con Lean, si no tenes los argumento de la defensa, queda muy rara la película solo con la acusación. No sé,queda muy incompleta sino.

    Eso sí, para alguien que recorría sus pasillos casi todos los días y desde la Pandemia no volvió, que lindo que tomaron al Palacio de Tribunales! Es un personaje más

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.