Historia del Zorro

Publicidad

Capítulo 24: Zorro (1975)

Todos los héroes populares de la ficción que cosecharon una enorme popularidad cuentan con alguna producción que divide las opiniones entre sus seguidores.

En el caso del encontramos ese ejemplo en la película protagonizada por Alain Delon que tiene numerosos y defensores y detractores.

En lo personal me ubico en el segundo grupo y la considero entre los grandes mamarrachos que se concibieron con el personaje, si bien comprendo el factor nostálgico en el que se centra su valoración positiva.

Tras 15 años de adaptaciones clandestinas en 1975 los italianos finalmente se dignaron a pagar por los derechos de la obra de Johnston McCulley y de ese modo el cine europeo desarrolló el regreso oficial de Don Diego de la Vega.

En esta ocasión se gestó una superproducción que contó con el financiamiento de la división europea de United Artist: la compañía de Hollywood de Douglas Fairbanks, responsable del primer film de la franquicia en 1920.

El productor Luciano Martino gestó un proyecto que reunió numerosos artistas prestigiosos, tanto en el reparto como en el equipo detrás de cámaras.

Para el rol principal del convocó a Alain Delon, quien en ese momento era una de las estrellas de cine más importantes a nivel internacional.

El actor además contaba con una enorme popularidad en Japón que le aseguraba a esta producción la llegada al mercado asiático.

Stanley Barker, reconocido actor inglés recordado por Los cañones de Navarone (1951) y Zulu (1964) le dio vida al villano Coronel Joaquín Huerta, mientras que Ottavia Piccolo encarnó al interés romántico de la protagonista.

Otra figura importante del cine italiano que se había consagrado en 1970 con el drama Mettello por el que obtuvo el premio a la mejor actriz en el Festival de Cannes.

La dirección corrió por cuenta de Ducio Tessari, co-guionista junto a Sergio Leone de A Fistfull of Dollars, uno de los grandes próceres del spaguetti western.

Como director catapultó la carrera de Giulanno Gemma en A Pistol for Ringo y contaba con una notable experiencia en la realización de secuencias de acción.

El guión fue desarrollado por Giorgio Arlorio quien había creado una de las obras maestras de Sergio Corbucci, El mercenario (Franco Nero), que trabajó el concepto de la buddy movie como los dioses.

Y como si todo esto no fuera poco encima la música quedó a cargo de Guido y Maurizio De Angelis, autores de todos los hits musicales de las comedias de Bud Spencer y Terence Hill.

Prácticamente un Dream Team del cine italiano al servicio del que apostaba a conseguir una fuerte taquilla internacional.

Esta versión ofrecía una nueva historia de origen del héroe donde Diego creaba la identidad del con el fin de vengar la muerte de un amigo.

Antes de fallecer el hombre, que era el Gobernador de California, lo designaba como su reemplazante y le hacía jurar que haría justicia sin matar  a nadie.

La premisa no era mala, el problema fue que la película apostó a la sátira de la de con Guy Williams y la idea no terminó de funcionar.

En parte porque Delon no era precisamente un gran comediante y el contenido humorístico resultaba  bastante estúpido y no estaba al nivel de lo que Arlorio había hecho en El mercenario.

Por otra parte, la canción de los hermanos De Angelis no pegaba en absoluto con la historia del y la fórmula de usarla en todas las apariciones del héroe (como era habitual en los filmes de Spencer y Hill) generaba que después de la media hora resultara irritante.

No obstante, lo peor de este film se centra en el desempeño de Delon en las secuencias de esgrima que son patéticas.

De todos los actores y actrices que pasaron por esta franquicia el actor francés fue por lejos el peor de todos y su mediocridad nunca llegó a ser superada hasta la fecha.

Delon era un tronco y sólo él sabe que quería hacer con el arma en las secuencias de los duelos.

Resulta imposible de comprarlo como el y para mí eso tira abajo la película, ya que se trata de un elemento clave en la esencia del personaje.

El perfil humorístico no hubiera sido un problema si al meno el protagonista era creíble en su desempeño con la acción.

La mejores escenas tienen lugar cuando el personaje es representado por los dobles de riesgo que aportan algunas piruetas emocionantes.

El tema es que Delon exigió protagonizar los combates de esgrima y el director Tessari no se lo pudo impedir porque era la estrella del film y se hacía lo que él pedía.

Se nota que no tuvo la mínima instrucción y dejaron que hiciera lo que deseaba.

El resultado vergonzoso quedó plasmado en la pantalla y nadie le quitará el hecho de ser el peor de la historia.

Pese a todo, el film resultó un enorme suceso internacional y pegó muchísimo en la generación de niños de los años ´70, que hoy son los adultos que defienden este film por una cuestión nostálgica.

Algo que es comprensible si bien el desempeño del francés en la acción no lo pueden refutar.

Inclusive reconocen que Delon era un tronco como espadachín pero rescatan el film como propuesta cómica.

Aunque esta producción italiana fue un gran éxito comercial, antes que terminara la década de 1970 la gran revelación taquillera del se gestaría en Latinoamérica.

 

 

Notas relacionadas

Publicidad

6 comentarios

  1. Lo que es el ego del artista no?

    Es decir, yo creo que no me animaria a hacer algo para lo cual no tengo destreza y que ademas me puede exponer ante el publico. Encima con las facilidades de tener dobles que pueden hacer un gran trabajo sin que nadie lo note gracias a la mascara.

    Ademas, por lo que contas, ni siquiera tuvo el nivel de compromiso que tienen muchos actores que piden hacer ellos las escenas de accion, pero se toman la molestia de prepararse para las mismas.

  2. Si Diego, en ese momento Delon estaba en un modo Elvis en las Vegas con un ego muy inflado porque era realmente uno de los actores más famosos de Europa y no era fácil contradecirlo.
    Le dejaban hacer lo que quería porque convocaba mucho público en los cines.
    Así salió la película en materia de acción.

  3. Hugo, una cosa, te quedó la imagen del Zorro de Langella en el post.

    No me acuerdo de haberla visto, pero concuerdo que si con la espada es malo, no es El Zorro, es otra cosa. Y en el trailer tira más trompadas que espadazos, así que mucho no puedo hablar.

    Tuve que poner dos veces la escena de la carreta y el barranco, cuando vi que los caballos estaban más duros que Delon, me quedé tranuilo, jajaja!

  4. Si Arquero ahí lo corregí. 🙂

    Me olvidé de mencionar eso. hay gente que cree que hicieron la gran Peter Jackson y mataron a los caballos en esa escena!
    No ocurrió y se nota claramente que no son reales.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.