Reseña de The Harder They Fall

Publicidad

Calificación: A

The Harder They Fall representa la ópera prima Jeymes Samuel, el hermano del cantante Seal, quien desde hace décadas se desempeña como compositor y productor musical dentro de los géneros del Hip Hop y Rithm & Blues.

Una particularidad especial de este artista es que el tipo es un cinéfilo apasionado y sus canciones suelen estar plagadas de referencias a clásicos del séptimo arte.

De hecho, su pseudónimo musical es The Bullits, en homenaje a una de sus películas favoritas, Bullit, con Steve McQueen.

Si bien gran parte de su trabajo se concentró en componer temas para otros intérpretes, en los dos discos que editó, The Prequel (2002) y They Die By Dawn & Other Short Stories…(2012), se percibe con claridad la fusión de sus dos grandes pasiones.

En el 2013 para promocionar el segundo album dirigió un muy buen corto centrado en el  western, donde participaron Rosario Dawson, Erika Badu, Isaiah Washington, Giancarlo Esposito y Kelly Hu.

Era inevitable que en algún momento se animara a realizar su primer largometraje,  ya que su carrera artística venía encaminada en esa dirección y este año finalmente se concretó con esta producción gestada por la compañia de Will Smith, Overbrook Entertainment.

They Harder They Fall es una propuesta donde expande algunos conceptos que había presentado en el corto del 2013.

Una característica muy interesante del film es que reúne en una historia de ficción a varios personajes icónicos de la cultura negra que fueron parte de las leyendas del Viejo Oeste y que en Hollywood escondieron debajo de una alfombra.

Salvo por alguna película menor durante la era del Blaxploitation en los años ´70 o ese gran film subestimado de Mario Van Peebles que fue Posse (1993) la realidad es que no hubo tantas producciones de este tipo relacionadas con los pistoleros negros del siglo 19.

Samuels en este caso construye un relato de ficción donde incluye a tres figuras famosas de ese periodo histórico.

Jonathan Mayors (Lovecraft Country) encarna a Nat Love, una estrella del rodeo que se hizo famoso por su autobiografía exagerada donde manifestaba haber compartido aventuras junto Billy The Kid, Pat Garret y Jesse James.

Hace unos años se publicó un cómic, Best Shot in the West: The Adventures of Nat Love, de Patricia y Fredrick McKissack, que narraba algunas de las hazañas locas de este vaquero.

Idris Elba, en el mejor papel que tuvo desde el detective Luther, le da vida al infame Rufus Buck, un muchacho pesado cuya banda de violadores y asesinos aterrorizaron los territorios de Arkansas y Oklahoma entre 1895 y 1896.

El período donde se registró el mayor raid delictivo de la banda.

Finalmente los atraparon en una operación en conjunto entre las fuerzas de los Marshals de esos distritos y guerreros de la tribú indígena Creek Light Horse.

Según las crónicas de la época, los delincuentes llegaron a los tribunales casi muertos ya que intentaron lincharlos, a raíz de la violación y asesinato de una chica india de 14 años.

Delroy Lindo interpreta al legendario sheriff Bass Reeves, quien pasó a la historia por obtener el récord de más de 3000 arrestos de delincuentes, entre los que se encontraron algunos de los asesinos más peligrosos de la época.

Una historia de vida apasionante que afortunadamente el empezó a recuperar en el último tiempo.

En el 2019 se estrenó la película Hell on Borders, protagonizada por David Gyasi (Interestellar), Ron Pearlman y Frank Grillo y actualmente la directora Chloé Zhao (Nomadland/Eternals) trabaja en la de este policía para la plataforma Amazon.

Si bien The Harder They Fall presenta otros personajes reales de ese período en roles secundarios estas tres figuras que resalté son las más importantes.

No obstante, en este film el director Samuels no está interesado en desarrollar una crónica histórica sino que su relato se ancla en el mito y la fantasía.

La narración fusiona el encuentro de estos personajes como si se tratara de esa clase de novelas pulp baratas que contribuyeron a inmortalizar y exagerar las figuras de los delincuentes y los sheriff a finales del siglo 19.

Tengo mucha intriga por ver como mi padre, que es un purista intransigente del western, va reaccionar ante este film.

Un tipo que los sacás de John Wayne, Gary Cooper y Clint Eastwood y no tiene mucha paciencia para expandir sus horizontes.

Hemos tenido discusiones épicas por los tiroteos locos de en The Quick and The Dead, que por supuesto odió, y a mi me fascinó cuando la vimos en el cine.

(Banco mucho a esa película.)

Me atrevo a pronosticar que en The Harder They Fall cuando escuche el primer tema de reggae en la historia le va tirar una maceta al televisor. Me sorprendería mucho si la termina de ver completa.

El tema con esta producción es que se trata de una obra de autor que está muy vinculada con la personalidad que suelen tener los trabajos musicales de Samuel.

La trama toma personajes de la vida real pero su atención está puesta en la iconografía de fantasía que rodearon a estas figuras en la cultura popular estadounidense,

Toda la musicalización, que en lo personal me gustó, reúne canciones de Hip Hop, Soul, R&B, Reggae y Gospel que no conforman el estilo de banda de sonido que el público asociaría habitualmente con un western.

Tarantino ya había hecho algo parecido en Django sin cadenas  y la misma excentricidad podemos encontrar también en Sukiyaki Django, de Takashi Miike.

En materia de realización es un producto impecable que cuenta con muy buenas secuencias de acción y suspenso y le saca provecho a un gran reparto, donde también sobresalen Regina King y Zazie Beets ().

Entiendo que no todo el mundo se va a enganchar con esto pero creo que es una película a la que vale la pena darle una oportunidad.

 

 

Notas relacionadas

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.