New York Ninja: El insólito rescate de una cinta perdida

Publicidad

New York Ninja es la clase de pelicula que hubiera hecho Tommy Wiseau (The Room) si le hubieran encargado una propuesta de artes marciales.

Una de las experiencias más divertidas que vivi este año en materia de y que recomiendo especialmente a los amantes del cine bizarro Grindhouse, las producciones clase Z de o los trabajos de Wiseau que directamente conforman un género aparte.

Antes de centrarme en la reseña del film tengo que contarles la curiosa historia detrás de esta propuesta que es apasionante.

Dentro de la historia del de el actor chino Liu Chungliang, conocido popularmente como John Liu, representa un caso muy especial.

Se trata de una figura que apareció en numerosas producciones asiáticas durante la década de 1970.

Un tirador de patadas especializador en el Taekwondo que tenía carísma pero contaba con una deventaja que marcó el destino de su carrera.

Era terriblemente horrendo como actor.

Motivo por el cual nunca llegó a trabajar con los Hermanos Shaw y Golden Harvest, las compañías más importantes, donde fue rechazado por esta cuestión.

Liu no obstante siguió adelante en el circuito independiente donde encontró una oportunidad en películas de bajo presupuesto.

Su gran momento de gloria llegó en 1976 cuando tuvo un rol destacado en Secret Rivals, un proyecto gestado por  Ng-See Yuen, quien luego concibióSnake in the Eagle’s Shadow y Drunken Master con un pibe llamado Jackie Chan.

En el siguiente lo podermos ver en una escena junto a Roger Paschy, el denominado « francés» en una escena de Zen Kwun Do Strikes in Paris, su primera incursión como director de 1981.

En 1984 Liu viajó a los Estados Unidos donde realizó New York Ninja con el fin de aprovechar la moda por estos personajes que había explotado en la cultura popular de aquellos días.

Sin embargo algo ocurrió durante la producción y luego del rodaje el proyecto quedó incompleto.

El artista marcial desapareció del mundo del y no hubo más noticias sobre él ni el paradero de su familia.

La pelicula  pasó a convertirse en una leyenda urbana entre los fans del género.  Se conocía el hecho que Liu había dirigido una historia de ninjas en el continente americano pero nadie la había visto.

 36 años después

Kurtis Spieler es un distribuidor y preservador de cine especializado en rescatar producciones ponográficas de los años ´70 y filmes relacionados con el y la acción.

En el 2012 fundó la productora Vinegar Syndrome dedicada a editar en dvd y Blu Ray materiales restaurados que se creían perdidos y eran muy buscados por coleccionistas.

El primer producto con el que llamaron la atención en el mercado fue The Lost Films of un pack que recopilo tres obras inédita del padre del gore.

Desde entonces el catálogo de Vinegar se expandió notablemente y en el 2015 lanzaron Skinaflix, una plataforma de streaming especializada en el cine de explotación.

En el 2019 Spieler compró un lote de cintas de 35 milímetros que aparecieron en un depósito con el fin de terminar en un basurero.

Entre ese material se encontraba New York Ninja.

Los rollos de la película estaban completos pero no tenían sonido ya que el proyecto había quedado inconcluso.

Cuando tomoc contacto con el contenido del material,  el preservador se dio cuenta que había encontrado una gema del cine bizarro y sintió la inspiración del completar el film.

El primer paso era encontrar a John Liu, cuyo paradero era un misterio.

Tras una extensa investigación Spieler y sus socios finalmente descubrieron que el artista estaba vivo y se encontraba en Vietnam.

Liu apareció en un zona rural de ese país, donde habita una choza humilde en la que no hay teléfono ni electricidad.

Pese al esfuerzo de la búsqueda al ex-artista no le interesó en absoluto la prorpuesta de terminar New York Ninja pero le dio la bendición a Spieler para que hiciera lo que se le antojara con el material.

Debido a que no existía un guión y tampoco pudieron contactar a los actores desconocidos que fueron parte del film, los productores de Vinegar tuvieron que reconstruir el argunento.

Además de producir una banda sonora original se hizo un nuevo doblaje de lo que se supone habrían sido los diálogos originales.

Para esta tarea convocaron a varios referentes del cine clase B como Don «El Dragón» Wilson (Bloodfist) , , Lynnea Quigley (El regreso de los muertos vivos), Michael Berryman  (The Hill Have Eyes), Leon Kennedy (Lobo solitario) y Ginger Lynn (The Devil´s Reject).

El resultado de la restauración

La historia tiene comon protagonista a un técnico de sonido de un canal de televisión que se convierte en un ninja justiciero luego que unos pandilleros asesinan a su esposa embarazada.

El trabajo de Spieler en lo referido a la digitalización de las imágenes es alucinante y el producto final funciona como un homenaje cariñoso a lo que fue el cine cutre de ese período.

La película se siente como uno de esos vhs de los ´90 que presentaban una propuesta asiática con esos doblajes exagerados en inglés.

John Liu, quien claramente seguía la escuelita de actuación de Tommy Wiseau tiene momentos que te sacan varias carcajadas.

Una característica que se ve potenciada con la interpretación exagerada que le aportó el Dragón Wilson en el doblaje.

Obviamente el film está plagado de situacioenes bizarras que no tienen sentido, donde queda la impresión que Liu probablemente ni siquiera tuvo un guión dirante el rodaje original.

Mi secuencia favorita tiene lugar cuando New York Ninja persigue a unos delincuentes punks en patines. Sublime.

Más allá de estas excentricidades el film cuenta con una interesante virtud que no puede ser ignorada.

La propuesta funciona como una especie de máquina del tiempo que nos permite conocer locaciones de Nueva York marginales donde ni siquiera se metían los grandes estudios.

En 1984 esa localidad sobresalía entre las ciudades más peligrosas y depresivas de los Estados Unidos y la obra de Liu retrata esto de un modo impecable.

La zonas de Broadway (donde se puede ver el teatro en el que se exhibía el musical Cats)  y Time Square parecen salidas de un cómic de Batman, mientras que el estado deplorable de los subtes ilustran la decadencia urbana en el que se encontraba la ciudad en ese momento.

Otra curiosidad es que Liu filmó la secuencias iniciales en la entrada de lo que era el World Trade Center, donde hoy se encuentra el monumento National 9/11 Memorial, tras los atentados terroristas del 2001.

Cabe resaltar también la magnífica banda sonora con sinterizadores que evoca la cultura de mediados de los ´80 con mucha efectividad.

New York Ninja es un delirio hermoso donde no sólo se le rinde homenaje a las películas clase B de artes marciales, sino a los juegos de pelea de 8 bits que aparecieron en ese período, como Vigilante y Double Dragon.

Actualemente se encuentra disponible en el puerto de Jack y si les gustan estas cosas no tiene desperdicio.

Este es el avance.

 

Notas relacionadas

Publicidad

5 comentarios

  1. Debido a mí pasión por la historia.
    Y mí nostalgia por el VHS.
    Yo tengo también la tendencia a guardar vhs en mí viejo cuarto.
    Y ordenadas.
    Felicitaciones a este hombre.

  2. Cuando vi en imbd q la promocionaban dije «y esto? Revivieron los ninja?» me ilusioné, pero vi q era eso. Me decepcioné con el trailer las caras del tipo q tambien dije q es pesimo actor. La queria ver pero dije q no porq era demasiado bizarra. Ahora q leo todo este informe brillante me dieron ganas de verla. Vamos a darle una oportunidad. No tenia ni idea del trasfondo q inclusive iba a ser destruida. Increible lo q son las cosas de la vida

  3. Gracias Hugo por recomendar esta Joya, Lo de lo John Liu tiene mas tela , ya que se confirmo que exagero su curriculum marcial donde aseguraba que habia nacido en Hawaii y su padre era un cientifico que trabaja para la NASA ademas decia que habia sido entrenado en las artes marciales por su tio que era un monje shaolin y tambien que habia vivido su juventud en Okinawa donde se convirtio en campeon de Karate , cuando en realidad nacio en Taiwan y fue entrenado en Tae Kwon Do por Tan tao liang , pero la principal razon por la que desaparecio es por que fue acusado de trafico de trata de blancas pero huyo y se perdio del mapa desde entonces. a mi independientemente de su persona siempre me parecio un formidable luchador y para mi fue una sorpresa descubrir este film perdido de el , sin duda valdra la pena el visionado.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.