Reseña de Amenaza bajo el agua

Publicidad

Calificación: B

Amenaza bajo el agua es una continuación de Black Water, una película de australiana que tuvo una buena recepción en el público y la prensa en el 2007.

Las historias no están conectadas entre sí salvo por el hecho del concepto central relacionado con un cocodrilo gigante que devora exploradores molestos.

Tras la buena repercusión de su ópera prima, el director Andrew Tacki volvió a trabajar una temática similar en El arrecife (The Reef) con la particularidad que en esa oportunidad el protagonista era un tiburón.

En el 2013 tuvo una incursión fallida en el subgénero del found footage con La jungla, donde un leopardo mitológico masacraba a otro grupo de exploradores.

Un punto en común que une a estas producciones es que  Tacki parece tener un problema con la industria del turismo.

En Amenaza bajo al agua retoma una premisa familiar con resultados más positivos.

Sin grandes ambiciones pero con un buen dominio del suspenso el director elabora una propuesta clase B que está muy bien narrada y no decepciona en materia de entretenimiento.

En este film en particular consigue muy buenos momentos claustrofóbicos a la hora de retratar la exploración de unas cavernas.

El concepto de quedar atrapado en ese lugar, sin la posibilidad de pedir ayuda y al acecho de un cocodrilo hambriento resulta inquietante y Tacki le saca provecho a la idea.

Todas las escenas que transcurren dentro de las cavernas son muy buenas y el coco está muy bien implementado y se ve realista, algo que no suele suceder con la mayoría de los filmes de este tipo.

Pese a sus limitaciones argumentales, dentro de su estilo los australianos consiguieron un producto mucho más digno que numerosas propuestas hollywoodenses que se pueden encontrar en la tele y plataformas de streaming.

Las actuaciones del reparto son decentes, los personajes no son estúpidos y las secuencias de horror están bien elaboradas.

Dentro de esta temática los italianos fueron los pioneros en darle protagonismo a los cocodrilos en The Great Alligator River (1979), con la chica Bond Barbara Bach (esposa de Ringo Starr) que se colgaba con total impunidad del éxito de Tiburón de Spielberg.

Desde entonces surgieron algunas buenas películas como Alligator (mi favorita) escrita por John Sayles, que tenía un tono de sátira y en los ´90 Lake Placid reunió sus adeptos con varias continuaciones.

Amenaza bajo el agua no está al mismo nivel de lo que hizo hace poco con Crawl, pero aporta un exponente decente con las propuestas de cocodrilos.

Si tenés claro el tipo de que vas a encontrar no es una producción deficiente y está para tener en cuenta.

 

Publicidad

5 comentarios

  1. Yo soy de esos que se miran estas peliculas (NO todas) de Tiburones o Cocodrilos aunque trato de no tener muchas espectativas (mi hermano las odia ja), y creo que te dejan conforme a pesar de ser muy simples en la mitad de los casos.
    (en otros tiempos cualquier bicho era una potencial amenaza en el cine, murcielagos, serpientes, arañas, osos o hasta ovejas si alguien se acuerda de esto, ahora esto es muy de cine de bajo perfil).
    La tengo anotada esa The Reef pero aun no consegui donde verla. Vere si tengo mas suerte con esta.

  2. The Reef me pareció muy buena!! Cómo esa no recuerdo nombre de la pareja que son abandonado en el Mar.. pero Reef tiene más acción suspenso y presupuesto.. también leí que fue basada en un hecho Real y en Internet conseguís testimonios del sobreviviente. La vi hace mucho tiempo y la conseguís por lugares online

  3. Tu reseña me anima a ir a verla, ya que la verdad no vi nada más que el poster y teniendo en cuenta la montaña de películas de cocodrilos y tiburones abominables que hay por ahí casi que la dejaba pasar.
    Así que si es como Crawl me la anoto. También me llamó la atención que trabaja Jessica McNamee, a quien sólo vi en Mortal Kombat y me gustó mucho su trabajo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.