Reseña de Dragged Across Concrete

Publicidad

Calificación: B

Una menos en la lista de pendientes.

Dragged Across Concrete es el nuevo trabajo del director S.Craig Zahler, quien debutó hace unos años con el western de , Bone Tomahawk, protagonizada por .

Luego de ese filme exploró el subgénero relacionado con las historias de cárceles en una propuesta protagonizada por Vince Vaughn, Jennifer Carpenter y Don Johnson, quienes volvieron a trabajar con el realizador en este proyecto.

En esta oportunidad se sumaron al reparto y Michael Jay White.

Esta película dividió muchísimo las opiniones tanto en el público como en la prensa con reacciones opuestas.

Hubo gente que la odió y la considera una porquería y otros la destacaron entre los  mejores exponentes recientes del neo noir.

En mi valoración la ubico en el medio.

Es decir, me parece superior a la bazofia perezosa de The Little Things (Denzel Washington), un producto genérico que era un collage de lugares comunes, pero me gustó más lo que hizo Steven Soderbergh en No Sudden Move, previamente reseñada.

El punto en común entre estos filmes es ofrecen un espectáculo que celebran el género de la policial negra donde se evocan las obras de autores similares.

Tanto Soderberg como Zahler narran historias originales que toman como fuente de inspiración la literatura de Richard Stark con las aventuras de Parker.

Un personaje que Mel Gibson encarnó en Revancha y en Get the Gringo (de manera no oficial) que adaptaban en el ese mundo violento y turbio en el que desenvolvía el famoso delincuente.

En Draged Across Concrete además tiene el condimento de presentar una pelicula que rememora el estilo de cine policial que predominaba en los años ´70.

Si sos muy fan del género al ver este film enseguida viene al recuerdo clásicos tremendos como The Seven Ups, con Roy Scheider, y The Outfit con Robert Duvall (ambas de 1973), que era una adaptación de una de las novelas de Parker.

Un relato que además tuvo su versión en el cómic en una gran novela gráfica ilustrada por .

La película de Zahler incorpora esos personajes marginales y la violencia brutal del mundo del crimen que planteaba Stark en sus creaciones.

Mel Gibson y Vince Vaughn encarnan a dos policias suspendidos por el exceso de violencia con el tratan a los delincuentes.

Lo curioso del caso es que ambos personajes hubieran sido reclutados con honores por el escuadrón Seven-Ups de Roy Scheider en el ´73.

Sin embargo, en la actualidad son figuras en desgracias que al quedarse sin sueldo durante seis semanas terminan vinculado con una de hechos delictivos para resolver sus problemas económicos.

El director construye el conflicto central con numerosas subtramas que confluyen entre sí a través de una narración pausada que se toma su tiempo para establecer los personajes y la premisa central.

Una cualidad de esta propuesta es que ubica al margen de la corrección política que hoy contamina con su moralidad los contenidos de ficción.

Una cuestión que explica también las reseñas negativas que obtuvo de ciertos medios de prensa, cuyos críticos se sintieron ofendidos por determinadas cosas que dicen o hacen los personajes principales.

Como mencioné al comienzo, Zahler abraza el estilo de cine de los años ´70 que representa la antítesis de los contenidos de ficción que encontramos en estos días, donde los guionistas se cuidan de no ofender a nadie con personajes que parecen salidos de Plaza Sésamo.

Acá no hay héroes inmaculados y hasta cuesta encontrar alguna persona que despierte empatía, al menos entre los adultos.

Una característica que es parte también de la esencia de la novela negra.

Mi problema personal con este film de todos modos pasa por otro lado y se relaciona con su duración de 159 minutos.

Zahler tuvo una pelea con el estudio Lionsgate ya que se oponía a que le cortaran la película, como le pasó a Stallone en la última entrega de , y deseaba llegar a los cines con un corte que respetara su visión.

En este caso puntual y específico la verdad es que el estudio tenía razón.

El film cuenta con un exceso de escenas intrascendentes que no hacen otra cosa que inflar el ego del director y tranquilamente se podrían haber eliminado.

Sobre todo porque en la gran mayoría de los casos son insustanciales y no le aportan nada al enriquecimiento del conflicto central.

La trama recién se pone interesante en la última hora y media y si bien la película no es aburrida tarda una eternidad en llegar a ese momento.

No hay ninguna jstificación para que Dragged Across Concrete tenga casi una duración de tres horas y eso en mi caso le restó unos puntos en su valoración.

Me gustó en términos generales por lo que hace con el género pero no me fascinó como para repasarla otra vez.

De todos modos la recomiendo a quienes no la vieron, sobre todo por la labor de Vaughn y Gibson, especialmente, que conforman una muy buena dupla.

Publicidad

12 comentarios

  1. Me parecio muy buena su atsmofera y personajes (sobretodo por que aca Mel Gibson se gana mejor el sueldo que en algunas de sus ultimas pelis), en cuanto a la duracion, si puede ser que a algunos se le haga pesada o lenta, y tampoco es Heat (1995), pero te mantiene entretenido lo suficiente para saber que va a pasar, porque tampoco sabes cuanta confianza real hay entre los personajes,
    yo la pase muy bien, ademas de que me gusto mas que Brawl in cell block 99.

  2. Esta buena la peli, si bien es verdad que la duración puede ser prolongada, la historia es interesante y los personajes te enganchan.
    En general es un director que tiene su estilo (algo no menor hoy en dia) y sus 3 pelis están bastante por encima de la media.

  3. La vi hace meses en tres partes por su duración, la verdad que hace mucho no me ponía tan nervioso una película porque iba subiendo el clímax y veías que el final sería nada bueno para sus protagonistas, yo la disfruté como la primera peli del director..es verdad q por momentos se hace largo y tiene una forma de filmar escenas q no me convence,no sé si es un director de acción, pero más allá de eso q es personal y las críticas de la corrección política, por mí q S.Craig Zahler siga haciendo éste tipo de cine, no vi su segunda pelí, pero lo banco mil!!!

  4. Fue uno de los pollos de Jackie durante muchos años y en Shang Chi dirigió toda la acción.
    Va a ser interesate ver que hizo porque sus trabajos en Hollywood no se relacionaron con las artes marciales.

  5. La voy a ver, gracias por la reseña.

    Hablando de Parker/ Poter. Viste la version Payback straight up Hugo? la vi hara un buen par de años atras y me asombro! como varia la version del director (al que luego sustituyen) con la del estudio. Ambas versiones me parecieron safables. Pero me parecio una joyita que si no escarbas ni te enteras que existe.

    Saludos!!

  6. Si la vi hace unos años, me gusta más el corte para cines, pero es interesante ver por donde iba la versión del director que si mal no recuerdo tenía otro final.
    Saludos Marcelo.

  7. Si, el final es distinto (menos explosiones) y el villano cambiaba de sexo. En ambas termina bastante jodido porter pero sobrevive. A mi tambien me gusto la de cines, lastima que la vi en vhs y no en cines.

    Saludos!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.