350 grandes series de animación (27)

Publicidad

215-211

215-EL SUPERVELOZ BUGGY BUGGY (1973)

De todos los clones de Scooby Doo que hizo Hanna-Barbera, El superveloz Buggy Buggy no sólo fue el más exitoso en términos de niveles de audiencia, sino que además adquirió estatus de culto con el paso de los años entre los seguidores de la productora.

Aunque sólo se hicieron 16 capítulos, tras su debut en 1973 la se mantuvo vigente durante más de 20 años en la televisión norteamericana, con la particularidad que fue emitida por los tres canales principales de ese pais, ABC, NBC y CBS.

Creo que parte de su éxito se debe a que a diferencia de otros clones esta producción no se apegaba estrictamente a la fórmula argumental de Scooby.

Si bien el mecánico Tuerquitas era un robo desacarado de Shaggy, Silvia de Daphne (con cabello castaño) y Marco de Fred, el concepto del programa iba por otro lado.

En este caso los protagonistas no estaban representados por un grupo de detectives juveniles, sino por un equipo deportivo de automovilismo que participaba en diversas competencias alrededor del mundo con el buggy que tenía vida propia.

De acuerdo a Iwao Takamoto, el prolífico productor de la compañía, la inspiración de la serie provino de y las películas de Cupido Motorizado.

La dupla de Marco y Tuerquitas era la versión animada del piloto Jim Douglas (Dean Jones) y el mecánico Tennessee Steinmetz (Buddy Hackett) del film de .

Motivo por el cual el reparto principal se limitó a tres personajes más el vehículo.

Aunque Hanna-Barbera recicló argumentos de Josie and the Pussycats, la serie funcionó muy bien y eventualmente se convirtió en un clásico de la compañía.

Los productores luego retomaron el concepto de los autos con vida en Wheelie and the Chopper Bunch, de 1974, que luego sería plagiada por Pixar en Cars.

El inevitable encuentro entre los personajes del superveloz Buggy y los detectives tuvo lugar en un episodio de Las nuevas aventuras de Scooby Doo y luego en Mistery Incoporated, del 2010.

214-BUCKY O´HARE (1991)

Las co-producciones entre Marvel y la compañía Sunbow brindaron clásicos históricos de los años ´80 en este género.

Entre ella dos títulos populares que no forman parte de esta lista, como los Inhumanoides y Mi pequeño pony.

La último gran serie que realizaron fue Bucky O´Hare and the War Toads que contó con la colaboración de dos grandes artistas del cómic norteamericano:  Roger Slifer (Omega Man/ The Defenders) y Neal Adams (Batman / Green Arrow).

Con este dibujo animado se dio una situación muy particular.

El programa estaba basado en la historieta de culto de Larry Hama (G.I.Joe/ The Nam) publicada de manera independiente en 1984.

Tras la explosión de las en la industria del juguete Hasbro aprovechó el momento y desarrolló una línea de muñecos basados en esta creación de Hama que tambien estaba centrada en animales.

Bucky O´Hare era una remake bizarra de Gordon con la diferencia que el protagonista era un conejo y el rol del Emperador Ming estaba representado por un sapo.

Para acompañar los productos e instalar a los personajes en el público infantil se hizo esta gran serie que ya de movida contaba con una apertura frenética, donde se presentaba a los personajes principales y el concepto de la franquicia.

Bucky era muy carismático y sumado al hecho que las historias tenían más acción que las tortugas ninjas a Hasbro no le costó demasiado llegar al público.

Aunque la serie sólo duró 13 episodios, con un arco agumental que tuvo una resolución, los personajes fueron muy bien recibidos y en poco tiempo se expandió el merchandising con numerosos productos.

Además de los juguetes también sobresalieron dos excelentes videos juegos.

Un arcade y la obra de Konami para que era terriblemente difícil pero se destacó por la calidad de los gráficos y en especial la banda sonora.

Ya lo reseñé en el blog.

La serie de Bucky fue un gran producto de los ´90 que brindó un sólido entretenimiento por la sátira que ofrecía del súbgénero de la ópera espacial.

213-EL BOSQUE DE TALLAC (1977)

Otro brillante de la productora Nippon que adaptó la de Ernest Thompson, Monarca, el gran oso de Tallac, publicada originalmente en 1904.

La trama desarrolla la inusual amistad entre dos osos cachorros, Jackie y su hermana Nuca, con un chico indio y una niña que es la hija de una ganadero terrateniente, a finales del siglo 19.

Esta producción sobresalió por su contenido dramático y el enorme realismo con el que desarrolló el concepto de la historia.

Ya de entrada se deja claro que la amistad de los chicos con los osos no va a ser eterna porque eventualmente los animales van a crecer y no los pueden adoptar como mascotas caseras, motivo por el cual los momentos lacrimógenos son inevitables.

La gan virtud de El bosque de Tallac, que no es una serie larga (dura apenas 25 episodios), reside en que no se siente para nada un dibujo animado debido a la manera en que se representa a los personajes y el contexto histórico.

Los realizadores te transportan a los paisales naturales de Sierra Nevada en los Estados Unidos en un tiempo donde la supervivencia era una experiencia dura tanto para los humanos como los animales.

Esta producción fue parte de esa camadas de series que no hicieron entender que los dibujos animados no pasaban exclusivamente por los superhéroes o los robots ultraviolentos.

También se podían disfrutar relatos de otro tipo que tenían una enorme sensibilidad y transmitían muy buenos valores.

Cabe destacar en la versión en castellano la inolvidable canción de apertura creada por Guido y Maurizio de Angelis, los compositores de todos los temas clásicos de las películas de y Terence Hill.

Dato Loco: Debido a la repercusión de este animé, en España y Latinoamérica existió toda una generación de perros que llevaron los nombres de Jackie y Nuca.

212-ALMENDRITA (1992)

Una gran producción de Enoki films que ofreció una creativa adaptación de Pulgarcita, la obra de Hans Christian Andersen.

Esta serie sorprende de entrada con la presentacíón de la niña más nefasta que se concibió en la historia del animé

María es una nena de siete años que golpea a sus compañeros de escuela (tanto niñas como varones), le falta el respeto a los adultos y en general maltrata a todo el mundo.

Dueña de un comportamiento odioso que genera rechazo, la madre no puede manejarla y perdió el control de su educación.

Desesperada por esta situación, un día visita a una bruja para que la ayude a cambiar los modales de la niña.

La anciana le da el libro de Pulgarcita y le recomienda que se lo lea a María antes de dormir.

Durante la lectura la mujer se queda dormida y la protagonista termina transportada al mundo de fantasía de Andersen.

Hasta acá la premisa es interesante pero los japoneses le dan otra vuelta.

María en realidad se encuentra atrapada en el subconsciente de su madre y para volver a la realidad debe vajar a la tierra del sur custodiada por el Príncipe de Cristal.

Durante la travesía tiene evitar que una bruja que gobierna el mundo de las pesadillas la atrape en el libro para siempre.

A lo largo de las diversas aventuras la niña aprende lecciones de vida que terminan por afectar progresivamente su personalidad.

Todo la transformación del personaje principal está muy bien desarrollada y el contexto de la historia toma los elementos fantásticos de esa gran obra de Andersen.

Otro animé corto de 26 capítulos que fue muy popular en su momento y le dio una vuelta creativa a la adaptación literaria.

 

211-LOS GATOS SAMURÁI (1990)

Ceviche, Polly Esther y Guido Anchoa.

Íconos absolutos del humor absurdo que brillaron en esta obra maestra de la productora Tatsunoko.

Curiosamente los personajes aparecieron un año antes que Deadpool que manejaría el mismo estilo de comedia en las historietas de Marvel.

La trama presenta a un grupo de gatos que trabajan como repartidores de pizza y además combaten el crimen en la ciudad de PequeñoTokio.

La particularidad de esta propuesta es que al igual que el superhéroe americano los protagonistas tienen conciencia que son personajes de ficción y forman parte de un dibujo animado

En su momento esta idea fue muy innovadora por el tipo de comicidad que ofrecía.

Sobre todo en el modo en que se rompía la cuarta pared para hablarle al espectador y los guiños permanentes a la cultura popular.

La combinación de acción y comedia no era tan diferente a lo que proponía Deadpool en Marvel con la diferencia que esto inclusive era mucho más fumado.

Debido a que la obra original era muy local y construía el humor con determinados aspectos de la idiosincracia japonesa, en la adaptación occidental los guiones fueron modificados para que se acoplaran mejor a la cultura americana.

En esta cuestión también jugó un papel importante la dirección del doblaje que se tomó sus libertades con el fin de llegar mejor a cada sector regional.

Motivo por el cual el animé de los gatos tuvo una excelente recepción en Estados Unidos, Europa y Latinomérica.

En lo personal siempte me gustó por todo ese espíritu anárquico que tiene la serie donde no podés predecir el delirio que te vas a encontrar en cada epísodio.

Inclusive si la mirá hoy y no parece para nada una producción de 1990.

 

Publicidad

4 comentarios

  1. Los Gatos Samurái son una joya se le pasan el trapo a todo lo que se hace hoy en Cartoon o en todos los Disney. Se la dan de irreverentes porque los dibujitos se tiran pedos o se sacan mocos y acá los Gatos tenían un humor totalmente bizarro y por momentos hasta rozando el límite de lo permitido para pibes. Ahí como vos decís también tuvo mucho que ver el doblaje latino porque la descosía toda

    Aparte eran una mezcla de las Tortugas, con los Caballeros, hasta con Gundam (Las transformaciones muchas veces eran muy similares a los SD de Gundam) y eran completamente conscientes de ello y lo usaban para hacer comedia. Merecen una remasterización y que lo vuelvan a pasar, para mí se recontra bancan el paso del tiempo.

    Y toda la vida quise a un Ceviche de juguete, era una hermosura

  2. Los Gatos Samurai, un clásico del videoclub y luego la televisión abierta! Un dato: El antagonista principal, el Gran Quesote, en la versión original se le referia como un zorro mientras que en los doblajes inglés / español se le denominaba como un ratón. Creo que para reforzar la idea de que es un enemigo de los gatos.

    También eran curiosas las tendencias gay y de trasvetismo que tenía este villano – no creo que pasé los filtros de hoy en día.

  3. aahhh los gatos samurais.. incluso aunque era chico ya me habia percatado de que habia pasado por cambios de guion.. (al igual que voltron autos de musica) pero igual.. era una gran serie.. me sacaba carcajadas en su momento.. con unos chistes y un tono mucho mas para adolecentes que la mayoria de cartoons del momento…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.