350 grandes series de animación (6)

Publicidad

325-321

LA ISLA DEL TESORO (1978)

Hace su entrada en la lista mi realizador favorito del animé, Osamu Dezaki.

En adelante aparecerá numerosas veces ya que soy muy fan de su obra.

Uno de los directores más importantes de los años ´70 y ´80 que revolucionó la manera de contar historias en este campo con un estilo visual muy personal que en la actualidad se puede encontrar en la nueva generación de cineastas que trabajan el género.

Yoshiaki Kawajiri (Ninja Scroll), con quien fundó el estudio Madhouse y Yoshiyuki Tomino (el creador de Gundam) son dos de sus discípulos más famosos.

En 1978 dirigió esta hermosa adaptación del clásico de Robert Lous Stevenson donde le hizo justicia a este clásico de la literatura.

En Latinoamérica recién se conoció a mediados de los años ´80 y fue muy popular sobre todo por el tremendo doblaje mexicano que reunió voces entrañables de los dibujos animados.

La voz de Jim Hawkins quedó a cargos de dos actrices famosas en este campo.

Primero Alma Nuri (la voz de Boo Boo en la serie del Oso Yogi) y luego Rocío Garcel (quien le dio vida a Astroboy, Bulma en Dragon Ball y She-Ra).

Los piratas Long John Silver y Billy Bones estuvieron a cargo del Gran Maynardo Zavala (el Capitán Cavernícola de Hanna-Barbera entre otras numerosas producciones).

Una propuesta que no puedo ver en su formato original, con el audio japonés, ya que la labor de estos artistas fue clave a la hora de encariñarse con estos personajes.

La volví a repasar para esta nota (sólo sura 26 episodios) y la disfruté muchísimo, además de traerme un montón de recuerdos. Estoy casi seguro que este fue mi primer contacto con Stevenson porque después vi la película de Disney.

La labor de Dezaki es interesante ya que expande con más desarrollo el comienzo de la historia antes de meterse de lleno en la aventura.

Por otra parte, en esta labor jugó con diseños de personajes más cercanos a la caricatura (Jim es el ejemplo más claro) que se alejaban de la estética tradicional del animé.

No importa que conozcas la trama de memoria, la narración te atrapa por completo en ese mundo apasionantes de piratas y tesoros escondidos con el que es imposible aburrirse.

324-LA MELANCOLÍA DE HARUHI SUZUMIYA (2006)

En la historia de la La melancolía de Haruhi Susumiya dejó su huella al presentar el giro argumental más desconcertante que se registró en este genero.

La verdad es que no soy fan de este animé pero me gustó muchísimo cuando lo descubrí por primera vez y sentía que no la podía dejar afuera.

Sobre todo por esa reacción que me hizo vivir en el final del segundo episodio, que supongo que le habrá pasado también a muchos de ustedes.

Había un hype enorme en torno a esta producción y un día me la puse a ver por curiosidad sin tener ninguna información de la historia.

El primer capítulo no me impreisionó en absoluto y pensé que iba ser otra propuesta de romances y enredos escolares, estilo Love Hina.

Estaba por abandonarla ya que no me interesaba demasiado la temática y a último momento decidí darle una oportunidad más y mirar otro capítulo.

Entonces llega el golpe donde se te cae la mandíbula porque el giro es imposible de predecir.

La estudiante Haruhi Susumiya es un «ser especial» que puede alterar la realidad o destruir el mundo con solo desearlo. El tema es que ella es inconsciente de su poder y hay que mantenerla activa y contenta para que no se deprima o enoje.

Después del segundo capítulo me parece que es imposible abandonar este animé cuya contenido bizarro aumenta a niveles grotezcos.

Hay una fusión de géneros muy interesante que va desde la ciencia ficción al comíng of age e inclusive los misterios estilos Scooby Doo.

Después el hype explotó en un fandom exagerado que alabó a esta obra a niveles ridículos, aunque también se relacionaba con mucho pibitos que tampoco vieron tantas cosas en sus vidas.

Los mismos que depués pretenden darnos clases de animé a quienes vivimos la época des gloria con todos los clásicos de los 70 y ´80.

De todos modos quiero correr a Haruhi Susumuiya de esa estupidez y me quedo con la obra por su valor artístico.

Aunque el animé surgió en el 2006, los episodios se emitieron de un modo no lineal.

Recién en el 2009 se relanzó con nuevos capítulos que se  combinaron con los viejos y respetaban la cronología de los hechos. En mi opinión, la mejor manera de seguir esta serie.

Mención especial al capítulo siete (en el orden correcto) que me hizo reír mucho.

Los amigos de Harumi, que integran el club escolar de actividades denominado Brigada S.O.S., deben dar vuelta un partido de béisbol para mantenerla contenta y evitar que destruya el planeta.

La segunda temporada la verdad que no me enganchó tanto y hasta la sentí redundante, pero este mi primer ciclo fue muy original y es un gran animé.

323-RECREO (1997)

Paul Germain fue parte la productora Clasky-Csupo y trabajó en las primeras temporadas de Los Simpsons, antes de crear en 1997 esta gran serie para Disney.

Centrada en los géneros del coming of age y el slice of life, Recreo exploraba el microcosmos social que se gestaba en una escuela pública de los Estados Unidos durante los períodos de tiempo libre.

Con personajes perfectamente definidos que representaban arquetipos de personalidades que se encuenctran a menudo en la pre-adolescencia, Germain y Joe Ansolebere crearon un reparto muy carismático que se ganó la simpatía del público de todas la edades.

Recreo está plagada de referencias cinematograficas para los adultos y con mucho sentido del humor abordaba los conflictos típicos de esa etapa de la vida.

En el 2001 tuvo una pellícula para el cine, estrenada en los cines argentinos que contó con una gran banda de sonido con temas de Steppenwolf, Jimmy Hendrix y The 5th Dimention.

Los episodios de la serie no superaban los 11 minutos y en un tiempo muy comprimido conseguía desarrollar las diversas vivencias de los personajes,.

Una producción que sobresalió entre las mejores producciones de Disney a fines de los años ´90.

322-EL SHOW DE PEABODY Y SHERMAN (2015)

Rob Minkoff, director del Rey León, fue responsable en el 2014 de revivir al Señor Peabody y Sherman dós míticos personajes que sobresalieron en los años ´60, dentro de la serie The Rocky and Bullwinkle Show.

La obra maestra de Jay Ward, el creador de George de la jungla.

La película reimaginó el origen de estos personajes que emprendían viajes en el tiempo donde tomaban contacto con las grandes figuras de la historia.

Minkoff adaptó con solidez el humor ácido y surealista de la serie en el lagometraje y luego en el 2015 desarrolló esta gran serie para Netflix que sobresale entre las mejores remakes que se estrenaron de un clásico.

El show de Peabody y Sherman captura a la perfección el humor particular que tenía la serie original, con un estilo de animación más refinado y un enfoque narrativo moderno.

Adoro esta serie por la manera en que le rinde homenaje a la original y el modo en que evoca esa comedia tan especial que tenían la series de Ward.

La serie terminó en el 2017 después de cuatro temporadas y 52 episodios.

321-ALBONDIGAS Y SPAGUETTI (1982)

Durante la infancia adoraba este dibujo animado que se emitió en la tele local a comienzos de los años ´80 y no fue hasta que entré en la adultez que descubrí para mi asombro que se trataba de un proyecto de Marvel.

Claramente la producción más rara que hicieron en este campo.

De movida tenía como protagonistas a dos personajes inusuales de encontrar en las series animadas de aquellos días.

Se trataba de un matrimonio adulto de músicos de rock, inspirados en Sonny y Cher, que viajaban por los Estados Unidos junto a un amigo que era el bajista, más un perro.

La serie fue creada por Fred Silverman ( productor que le dio luz verde en la televisión a Scooby Doo, Los ángeles de Charlie y la miniserie Raíces) y Jerry Eisenber (co-creador de Pepe Pótamo para Hanna Barbera).

El diseño de los personajes era diferente a lo que se hacía en ese momento y las tramas presentaban enredos divertidos.

Los shorts ajustados de Spaguetti hoy probablemente serían un problema, pero al margen de ese detalle es una propuesta que mucha gente podria disfrutar en la actualidad.

Se hicieron 25 episodios que se emitieron originalmente hasta 1983 y lamentablemente hoy son complicados de conseguir.

En You Tube se puede ver un capítulo completo.

Estos eran los créditos iniciales.

Publicidad

8 comentarios

  1. Hugo, nunca me imaginé que iba a aparecer Haruhi, la primer temporada no lineal era un WTF constante, la animación estaba bien, los cliché en cada personaje y su vuelta de tuerca también, la música funcionaba porque la pegaron con los voice actors y era mas que pegadiza. La segunda temporada ERA redundante (Endless eight) 😛
    En su momento fué muy bueno y creo que si hoy lo agarra nesflic con el bombo que le hacen a las cosas, vuelve a ser un éxito (como paso con cobra kai que la mayoría lo «descubrió» ahora)
    La isla del tesoro es buenísima, y me pasa con muchas cosas de esa época, que siendo chico uno asocia el doblaje y te queda grabado.

    Saludos!

  2. Contrario a mucha gente a mi me gusto la pelicula Recreo en su momento.
    El director Peter Prickly tiene mas en comun con TJ de joven que Phill Benedict.
    Solo que experiencia y ser adulto le hizo ver muchas cosas.

  3. En estos días estoy viendo Haruhi Susumiya y nunca me deja de sorprender lo lisérgica que es esta historia. Por nombrar solo un ejemplo debe ser la única serie que repite literalmente el mismo capítulo 7 veces.

  4. Plot twist en el ranking con HARUHI jajajaja.
    De Recreo nunca vi la serie pero me gustaban los cómics que venían en una revista infantil, no recuerdo si era Genios o Billiken, que dicho sea de paso, la Genios sabía traer unos cómics excelentes de los cuales recuerdo las tramas pero no los nombres como para buscarlos que no sólo eran historias súper interesantes sino que la calidad de los dibujos era hermosa.
    En mi época no pasaban esos animés en la tele, o yo era muy chica y no recuerdo. El animé más viejo que recuerdo haber visto fue La Princesa Caballero seguido de cerca por Candy Candy que seguro que esta en este ranking (hago mi apuesta :P).

  5. Suzumiya Haruhi al igual que Evangelion es una serie que tenes para sacarle de lo bueno y lo malo por todos lados y sin dudas lo peor que genero fue su propio fandom.
    La idea de mezclar capitulos en la primera temporada a mi me parecio excelente y ese capitulo inicial absolutamente descolgado (y por el cual la mayoria ibamos a abandonar la serie en el primer episodio) me recuerda mucho al comienzo de Billy Bat y lo que al parecer van a ser los primeros capitulos de Wanda Vision. Por otra parte en la segunda temporada con Endless Eight se la jugaron al punto de que las criticas fueron furiosas pero como muchas cosas de esta serie para mi fue una genialidad que logro romper nuevamente con la forma estandar de contar una historia.
    Lo malo como dije fue su fandom y es que mas alla de quizas endiosarla demasiado (aunque particularmente es de mis series favoritas y en un top 20 entra tranqui) por razones equivocadas asi como Evangelion ayudo a establecer estereotipos de fanservice Suzumiya hizo lo mismo siendo el puntapie inicial (luego seguido de Lucky Star y culminado con el cancer de la generacion que fue K.O.N) para la debacle del anime actual a partir del ¿genero? moe.

    A todo esto PEDAZO de leyenda Dezaki, lo que se dice maestro de maestros. En los 70 y 80 todo lo que tocaba era oro, en los 90 un poco se quedo mientras que en el 2000 seamos sinceros lo suyo fue bastante WTF.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.