Reseña de Carmilla

Publicidad

Calificación: C-

integra la lista de películas cuyos estrenos se pospusieron de manera indefinida debido a la pandemia de Covid.

En este caso el film al menos logró tener una exhibición en el Festival de cine de Edimburgo, el pasado mes de junio, donde no encontró demasiado cariño por parte de los fans del género de terror.

En este caso estoy de lado de los detractores ya que viví la misma experiencia frustrante durante su visionado.

La película desde hace unas semanas se pude conseguir en el puerto de Jack en HD y es la única opción disponible para verla, ya que dudo mucho que consiga distribución internacional en el futuro.

Ya recomendé en varias oportunidades la lectura de Carmilla, de Joseph Sheridan LeFanu, uno de los grandes maestros del horror y el misterio gótico en la literatura.

Una obra imperdible es la antología In a Glass Darkly que representa la mejor introducción a este artista para aquellos que desconocían sus trabajos.

Ese libro incluye tres cuentos y dos novelas cortas de misterio y horror, entre las cuales se inlcuye Carmilla, probablemente el personaje más famoso de LeFanu.

La historia de la vampira lesbiana precedió a la aparición de Drácula y fue adapatada numerosas veces en el cine.

El clásico de la productora Hammer, The Vampire Lovers (1970), con Ingrid Pitt sobresale entre las versiones más destacadas.

La nueva película de la directora Emily Harris tomó el mismo relato para trabajarlo desde una perspectiva diferente.

En esta producción la cineasta tuvo la poco feliz idea de despojar a Carmilla de todos los elementos fantásticos que la convirtieron en un ícono del género de horror y el resultado es un soporífero drama gótico que pretende construir una historia de amor «realista» con estos personajes.

Al quitarle el tema del vampirismo y relegar el terror a un espacio marginal (casi inexistente), la obra de LeFanu perdió todo su atractivo por la sencilla razón que deja de ser Carmilla.

El film para el caso se podría haber titulado Anna o Natalia y daría igual ya que la trama no tiene nada que ver con la emblemática obra literaria.

Harris toma la premisa central de la novela  para construir un pobre y aburrido coming of age, centrado en el cliché del despertar sexual, dentro de un contexto lúgubre, que es el único elemento que podemos asociar con la creación de LeFanu.

Lara es una joven que vive con su padre y una estricta tutora en una vivienda aislada en una zona rural donde no tiene contacto con otras personas.

La señora Fontaine somete a la joven a una rutina estricta que apunta a convertirla en una mujer miserable y reprimida como ella.

La relación entre las dos mujeres se altera cuando aparece Carmilla, una chica de la edad de Lara, que tuvo un accidente con su carruaje y encuentra refugio en la casa de esta familia.

Con el paso del tiempo surge una atracción entre las dos adolescentes y esto genera los celos de la tutora que claramente tiene sentimientos reprimidos hacia su protegida.

A partir de este conflicto Emily Harris elabora una telenovela en la que Carmilla es un personaje insulso que no representa niguna amenaza.

Salvo por un momento donde se descubre que en su carruaje llevaba un libro de ocultismo, el personaje se aleja por completo de vampirismo y todas esas caracteríscticas que la hacían fascinante.

La villana en este caso es la tutora paranoica que busca excusas para demonizar a Carmilla con el fin de alejarla de Lara.

El gran problema con esta adaptación es que altera el concepto de horror de LeFnau  para convertir la trama en una historia de amor pobremente desarrollada.

Todo el tema del despertar sexual de la protagonista es terriblemente génerico y tampoco se la juega con la relación entre Lara y Carmilla que resulta bastante insípida.

Dentro del melodrama que plantea nunca profundiza la historia de los personajes y sus vínculos y el resultado es una película aburrida que se enrosca sola en situaciones redundantes que no conducen a nada.

Imaginen ver Drácula pero sin vampiros ni elementos fantásticos.

Lo queda es el romance frustrado entre un anciano que se enamora de una joven que le recuerda a un viejo amor.

No es una mala idea pero el relato original sigue siendo más interesante.

La directora Harris toma como fuente argumental una obra completamente adelantada a su tiempo y la transforma en un relato insípido que encima tiene la pretensión de manifestar una alegoría sobre la homofobía en la actualidad.

Entre las pocas virtudes de la película se puede resaltar la puesta en escena que está muy bien lograda.

Toda la ambientación gótica es efectiva y la fotografía toma una clara inspiración de El ábol de la vida, de Terrence Mallick que es el fetiche de manual de muchos cineastas independientes en estos días.

Dentro del reparto, Hanna Rae (Lara), Deving Lingmau (Carmilla) y Jessica Raine (la tutora) brindan buenas interpretaciones para tratarse de un relato tan desapasionado como el que propone Emily Harris.

El trailer vende humo nos engaña con la idea que la película apunta a presentar una adaptacíón cercana a la novela de LeFanu pero el film después se encamina por otro rumbo.

Quienes busquen ver un coming of age de época probablemente se enganche más con la propuesta de la realizadora inglesa.

Ahora para aquellos espectadores que esperaban una obra de terror centrada en la más grande vampira de la cultura popular esta película no resulta la mejor recomendación.

 

 

Publicidad

6 comentarios

  1. Soy uno de los escaneadores del blog Columberos y hace un tiempo posteamos la versión en historieta de esta novela que se publico en la revista Fantasia de Editorial Columba en 1988.
    Fue una miniserie de 4 episodios (que titularon Sueños del Vampiro) escrita por el autor Emilio Pino, el cual nos contacto por mail y nos conto cosas interesantes acerca de los entretelones de como escribio la serie. Esos comentarios estan mechados en los posteos de los capitulos. Ademas, el mismo autor, que es fanatico del terror, hizo las adaptaciones de El Exorcista (tambien esta completa en el blog) y La Profecia para la misma editorial. No se si conocias que existian esas adaptaciones.
    Te dejo el link de la adaptación de Carmilla por si le queres dar una mirada.

    http://columberos.blogspot.com/search/label/Sue%C3%B1os%20del%20Vampiro

    Un abrazo!

  2. Qué pena la decisión de la directora al limitar los recursos del oscurantismo y el vampirismo que son tan atractivos en la obra de LeFanu.
    Tuve la oportunidad de leer Carmilla en una compilación de clásicos del vampirismo y comparto lo que decís Hugo, es una lectura exquisita y adelantada a su tiempo. Espero que a futuro veamos otras adaptaciones más dignas de la obra de este escritor.
    Gracias por el dato de la peli de 1970, ya voy a ver si la encuentro para verla completa.

  3. Sofi si te gustó Carmilla buscá In a Glass Darkly del mismo autor que está buenísimo. Es un libro de dominio públiclo que los podés conseguir gratis sin problemas en internet.
    En Amazon está disponible para Kindle.

  4. Qué genio Hugo!
    Hace unos meses adquirí mi primer Kindle y estoy fascinada con el mundo de los ebooks, gran salvataje en este contexto. Así que, lectura descargada y agregada al listado de pendientes je!
    Gracias!!

  5. Uy Genial Sofi. Hay un montón de clásicos y cosas gratis para descargar.
    Acá va otra recomendación, si buscás algo de supenso y terror (y gratis):
    The Haunting of Sunshine House, de Dominika Best.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.