30 For 30: 17 de junio de 1994

Publicidad

Un episodio diferente de la serie de ESPN que tuvo un enfoque narrativo más experimental que el resto de los documentales.

El film presenta una crónica del caótico día que se vivió en los medios de comunicación norteamericanos el 17 de junio de 1994, donde varios eventos importantes relacionados con el mundo deportivo se desarrollaron de manera simultánea.

La dirección corrió por cuenta de Brett Morgen, un realizador conocido por el documental Chicago 10, que narró la historia de los activistas políticos que ogranizaron las protestas contra la Guerra de Vietnam y terminaron demandados en una causa judicial por el gobierno de los Estados Unidos.

Muy pronto se extrenará en Netflix una película de ficción basada en esta historia con Sacha Baron Cohen.

En esta propuesta Morgen se aleja del tratamiento tradicional del género con un film que no incluye testimonios ni entrevistas de análisis.

A través de un gran trabajo de edición el cineasta nos transporta a ese día de 1994 donde asistimos a la locura y el estrés que se vivió principalmente en los canales de televisión.

Desde las primeras horas de la mañana hasta el anochecer, como si se trata de un capítulo de 24, pasaron muchísimas cosas que capturaron la atención del público.

La jornada comenzó con la despedida del legendario jugador de golf, Arnold Palmer en el U.S Open.

Considerado uno de los mejores de la historia en esa actividad, la participación final de Palmer en el famoso torneó fue televisada por todos los noticieros.

Luego la acción se trasladó a Chicago con la ceremonia de apertura de la Copa del Mundo de la FIFA, con la presencia del presidente Bill Clinton.

Un evento muy importante ya que tenía la función de consolidar la expansión del fútbol en ese país.

En Argentina obviamente los canales se enfocaron en esta cuestión, que derivaría en un Mundial amargo con el escándalo de Maradona y su dopping positivo, el asesinato del jugador colombiano Andrés Escobar y una de las peores finales de la historia, que terminó con la victoria de Brasil por penales.

Mientras la ceremonia de la FIFA se desarrollaba en Chicago, la ciudad de Nueva York estaba paralizada por los festejos en Broadway del equipo de hockey sobre hielo, New York Rangers, que venía de ganar la Copa Stanley.

Un título que nunca más lograron conseguir hasta la fecha.

A todo esto se sumó el quinto partido de las finales de la NBA donde los New York Knicks se enfrentaban a los Houston Rockets.

Por esas vueltas de la vida que no tienen explicación, el béisbol también quiso llamar la atención y durante esa tarde el jugador Ken Griffey Jr. conectó un homerun que igualó el record establecido por el famoso Babe Ruth, con 30 pelotas fuera del estadio.

Como si todo esto no fuera poco, la jornada tenía reservada una sorpresa que nadie puedo anticipar.

Un evento mediático que opacaría a todos los espectáculos deportivos a nivel internacional.

Tras evadir la Justicia y presentar en los medios de prensa una carta que parecía la expresión de un hombre al borde del suicidio, O.J. Simpson se vio involucrado en la histórica persecusión por la autopistas de Los Ángeles,

Tras ser procesado por el crimen de su esposa Nicole Brown y Ronald Goldman, el ex jugador de fútbol fue perseguido por toda la policía de la ciudad, mientras amagaba con pegarse un tiro en la cabeza.

Un situación que era transmitida en vivo alrededor del mundo por los noticieros.

En los Estados Unidos se levantó la programación regular de todos los canales para seguir este hecho que durante varias horas generó una enorme tensión.

El documental incluye momentos que no salieron al aire donde podemos ver a los periodistas deportivos que cubrían la NBA completamente perdidos y nerviosos, ya que no sabían como seguir la transmición.

Fueron unas horas donde los deportes dejaron de ser relevantes y la noticia se concentró en un caso policial.

La dirección de Morgen hizo un gran trabajo a la hora de recopilar y evocar toda la euforia y el estrés que se vivió en esa jornada.

Al final del documental se incluye un prólogo que describe que pasó con cada uno de los eventos que tuvieron lugar en particular día del verano norteamericano de 1994.

Un episodio diferente de 30 For 30 que recomiendo buscar.

Este es el avance.

 

Publicidad

3 comentarios

  1. Buenas Hugo, me hice un maratón de 30 for 30, son increíbles, el de la masacre de Hillsboro es terrible pero sin duda el mejor es Cuando fuimos hermanos (algo así) con la historia del equipo de Básquet de Yugoslavia, realmente la historia de Drazen Petrovic, la guerra y la amistad entre ellos es simplemente inolvidable.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.