Retrospectiva Sherwood: Robin Hood en la animación

Publicidad

Durante este primer ciclo de en el cine, la popularidad del personaje también se extendió al campo de la animacion donde fue la fuente de inspiraciòn para numerosas producciones.

Desde fines de los años ´30 a la actualidad los rebeldes de Sherwood y el Sherif de Nottingham aparecieron en diversas propuestas que abarcaron los géneros de la parodia y la aventura.

La enorme diversidad de interpretaciones se debe a que Robin es un personaje de dominio público, por lo tanto siempre estuvo disponible para todos los estudios.

En esta nota voy a destacar los cortometrajes más elogiados que se estrenaron hasta fines de los años ´60 y son obras clásicas de este campo.

ROBIN MAKES GOOD (1939)

El célebre Chuck Jones, padre de los Looney Tunes, fue el pionero en trabajar a Robin en la animación con este recordado corto que hizo para la serie Fantasías animadas de ayer y de hoy (Merrie Melodies).

La particularidad de este trabajo es que brinda la primera representación de la leyenda trabajada con animales, un recurso que se volvería habitual con el paso del tiempo.

En la trama tres ardillas se pelean por interpretar en un juego a Hood, tras descubrir la leyenda en un libro.

Cuando un zorro plenea atacarlas para satisfacer su almuerzo la valentía de una de ellas definirá quién merece interpretar al héroe de Sherwood.

ROBIN HOODLUM (1949)

Una joya absoluta del estudio UPA, la división de animacion de Columbia que fue famosa por los cortos de Mr. Magoo.

Este producción tendría una enorme influencia años después en la película de Disney de 1973 y tiene la particularidad de ser la primera obra que asociaría a Robin con la representación del zorro.

Un animal vinculado popularmente con el concepto de la astucia.

En esta propuesta encontramos con una muy buena representación de los personajes clásicos que incluyen un homenaje a la película de Errol Flynn.

Un detalle que se percibe en la escena del torneo de tiro con arco y flecha.

RABBIT HOOD (1949)

 Chuck Jones retomó la temática en esta labor que presenta probablemente una de las sátiras más populares de la leyenda de Robin Hood con Bugs Bunny.

Un trabajo de muy interesante del realizador ya que no sólo se mofa de los personajes de ficción sino que también apunta directamente a la monarquía inglesa.

La canción patriótica Rule, Britania! en este caso es implementada para parodiar las políticas colonialistas de esa nación.

El conejo la rompe en este relato que contaba con la sorpresiva aparición de Errol Flynn en el final, con un fragmento que tomaron de la película de 1939.

El actor aceptó ceder su imagen a cambio de una copia personal del corto.

ROBIN HOOD DUFFY (1958)

Casi una década después de la historia con Bugs, Chuck Jones presentó una tercera parodia de la leyenda de Hood en este relato protagonizado por el pato Lucas.

Una obra que representaría la aparición final de Porky en un corto realizado para su estreno en cines.

En esta ocasión Lucas intentaba convencer, sin mucho éxito, al cerdito que él era el verdadero Robin Hood.

No deja de ser interesante como el director usó un mismo tema para abordarlo desde la comedia con diferentes perspectivas.

ROBIN HOODWINKED (1958)

La compañía Hanna-Barbera también trabajo la parodia de la leyenda en varias ocasiones con cortos protagonizados por Yogi, Huckleberry Hound y el lobo Loopy De Loop.

Sin embargo, su mejor obra creo que la desarrollaron para la serie de Tom y Jerry con este gran episodio que representa uno de mis favoritos de la franquicia.

En la trama Jerry y Nibbles, el ratoncito huérfano que había sido introducido en 1946, se comprometen a rescatar de un castillo al verdadero Robin Hood, que fue capturado por el Sheriff de Notttingham.

No obstante, para cumplir su misión antes deben enfrentar la resistencia de Tom que es el gato carcelero.

La animación es impecable y lo que me encanta de este capítulo en particular es que se centra más en la aventura.

Tom y Jerry años más tarde, en el 2012, tuvieron el reencuentro con Robin en una película realizada para el dvd que comentaré más adelante.

PINKCOME TAX  (1968)

Para cerrar este primer ciclo de cortos animados un gran episodio de la Pantera Rosa, donde encarna al aliado de Robin más inutil de la Era Medieval.

Un clasico de la serie que tiene momentos muy divertidos.

Publicidad

2 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.