Retrospectiva Camelot: Cursed (2020)

Publicidad

Hasta la fecha, dentro de este largo informe, reseñé todas y cadas una de las producciones audiovisuales que se registraron en la historia del cine y la televisión sobre la leyenda de Camelot y sus personajes.

Cursed es por lejos uno de los peores proyectos que se concibieron en el último tiempo dentro de esta temática.

Ya sabía por donde venía la mano porque el año pasado había leido el horrendo libro de Tom Wheeler y Frank Miller.

Un burdo proyecto marketinero concebido probablemente por unos publicistas de una editorial para explotar los contenidos del girl power que están de moda en Hollywood.

Resulta una pena que esta propuesta no surgiera de una expresión creativa original y genuina, ya que dentro de esta temática no existen tantas revisiones feministas.

El antecedente más relevante fue la excelente miniserie del 2000, Las nieblas de Avalon, y desde entonces no hubo otras propuestas similares.

Las mujeres del mito artúrico tienen una enorme riqueza que abren la posibilidad de pensar y construir relatos interesantes.

Ahora cuando un proyecto de estas características queda en manos de dos tipos que no tienen ninguna pasión por el tema y se limitan a elaborar un collage de lugares comunes, las chances que el producto final sea decente son muy escasas.

Esta historia desperdicia a niveles exasperantes un personaje importantísimo como Nimue, quien eventualmente se convierte en La dama del Lago y juega un papel clave en la vida de los protagonistas principales.

Más allá de custodiar la espada de Excalibur ella es la madre adoptiva de Lancelot y luego sobresale como la consejera principal de Arturo tras las muerte de Merlín.

La relación con el mago cambia bastante según el relato que se tome como referencia.

En algunas historias encarna al gran amor en la vida del hechicero (como vimos en la clásica miniserie de Hallmark con Sam Neil) y en otras se desempeña como su enemiga.

Su origen también tiene diversas variantes donde puede ser representada como una hada o una mujer común que aprende las artes de la magia a raíz de la relación sentimental con Merlin.

No importar la versión que se escoja, Nimue es una heroína enorme que permite narrar relatos apasionantes.

Lamentablemente los ineptos que concibieron Cursed covirtieron su historia en la versión Crepúsculo del mito artúrico.

Una propuesta mediocre que busca captar la atención del público adolescente con los típicos elementos nefastos que suelen tener las series de televisión del canal CW.

En lugar de darle a Nimue la gran historia que se merece desarrollaron un culebrón pedorro donde Arturo es su principal interés romántico.

Mucha gente en internet objetó la idea que Arturo y Morgana sean interpretados por artistas negros algo que es realmente irrelevante.

Hace unos años tuvimos una Guinevere negra en la serie Merlín y en ese momento no generó ninguna controversia.

Ya sabemos a que responde ese tipo de castings pero el problema no pasa por el color de piel que tengan los actores sino la representación que se hace de los personajes.

En este caso Arturo es un pobre tarado que termina relegado al rol de galán de telenovela juvenil donde su intérprete, Devon Terrel, no está a la altura de las circuntancias.

De todos modos, más allá que este muchacho es de madera como actor y le queda demasiado grande la responsabilidad de encarnar al máximo héroe de esta leyenda, el paupérrimo guión de la serie tampoco lo ayudó demasiado.

Lo mismo ocurre con Nimue a cargo de Katherine Langford, una chica que no derrocha precisamente carisma con su presencia ni resulta convicente en las secuencias de acción.

Los guionistas, que por alguna razón parecen odiar a este personaje, la representan como una joven torturada que tuvo una infancia traumática donde fue víctima de todos los males sobrenaturales que se registran en el manual de los lugares comunes.

Algo que se compatibiliza en un punto con la estética Zack Snyder, de ultra oscuridad depresiva, que ambienta el contexto de la trama.

Gustav Skarsgård, conocido por el papel de Floki en la serie Vikingos, arrastra algunos modismos de ese personaje en esta versión lisérgica de Merlín, quien anda vagando por la trama con un sombrero de músico reggae.

No sé que buscaron hacer con el mago pero tampoco funciona y se pasa de freak.

En lo referido a los aspectos técnicos este estreno de Netflix también presenta severos problemas.

En primer lugar es imposible conectarse con el relato de fantasía que propone porque todo se ve artificial.

Tanto el diseño de producción como los vestuarios transmiten la sensación de ofrecer una obra de teatro escolar filmada para You Tube.

Después te encontrás con escenas donde los efectos digitales dan vergüenza ajena.

Hay un momento donde Nimue es acechada por unos lobos que parecen recreados con CGI de 1999.

La serie hace una ensalada con todos los personajes clásicos que aparecen simplemente porque forman parte de esta mitología y tienen roles difusos dentro del conflicto.

Como interpretación de la leyenda de Nimue Cursed es una serie mediocre que no presenta pasión ni interés por hacerle justicia en una producción audiovisual.

La buena noticia es que el mito artúrico siempre da revanchas en el cine y la televisión y no faltarán otras oportunidades para disfrutar a la Dama del Lago y el resto de los personajes en otras propuestas más satisfactoria.

Publicidad

12 comentarios

  1. Creo que un actor afro encarnando a Arturo ds tamb producto de la corrección política en boga.. me resulta poco convincente esa elección del casting no por su piel en si sino porque estamos hablando de un mito británo o sajón y no era común en esa época la variedad racial que hay ahora en el continente. Es como que trabajemos el mito de la Pachamama y me pongas a Charlize Theron interpretandola. Si fuera nose el mito arturico ambientado en la actualidad si te compro esa elección. Por lo menos así lo veo

  2. El tema Juanma es que es una historia de fantasia y no se desarrolla en un contexto realista como en la película de Clive Owen donde hubiera sido cualquiera esa elección por los motivos que mencionás.
    En este caso la pueden maquillar más , aunque haga ruido, pero por lo menos dale un rol digno al personaje!

  3. A mi lo que mas ruido me hace, es que a Uther, lo hacen contemporaneo de Arturo…Uther es tambien un pusilanime…y Morgana es monja…

  4. Un rey de inglaterra que es negro… Ya la agendita del multiculturalismo y el BLM se pasa. Hace falta hacer esas estupideces?
    Menos mal que a el señor de los anillos no le tocó en su momento esta locurita que teniamos a un legolas afro capaz.
    Basta che.. Respeten las historias como son. Ya por solo eso no la miro ni a palo, me habia llamado la atención pero prefiero darte bola a tus criticas. En fin, ya van a poner al rey arturo travesti en la proxima seguramente

  5. No tenía pensado verla en esta vida y ahora con esta reseña tampoco tengo pensado verla cuando reencarne. Mi hiciste recordar la película «The Kid Who Would Be King», dentro de la retrospectiva te quedo pendiente la reseña de esa Hugo, todavía no la vi y creo que tampoco nadie más porque fue un tremendo fracaso de taquilla.

    Para mi The Witcher tiene un piloto espantoso que se limita a imitar el manual de Game of Thrones pero mejora bastante a medida que van pasando los capítulos.

  6. Todos atacan al arturo mal actuado y negro pero yo creo que lo peor de la serie es la eleccion de la chica que hace de Nimue… Sacando la importancia del personaje en el mito y el guion horrendo de la serie, la chica tiene 0 carisma (por no decir que es de madera balsa actuando). No sabe ni sujetar una espada y mucho menos transmitir alguna emoción. Lo unico decente es Merlin, que si bien es un clon de floki (supongo que el actor es algo limitado a la hora de actuar) es una interpretacion distinta y aceptable del mago mas interpretado en la historia de la tv/cine.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.