30 For 30: O.J.: Made in America

Publicidad

La obra maestra de la serie de , 30 For 30 que en el 2017 obtuvo un merecido premio Oscar en la categoría Mejor documental.

Una producción tan intensa comop extraordinaria donde el director Ezra Edelman ofrece una catedra sobre como debe encararse una investigación periodística dentro de este género.

Este film, que tiene una duración de 467 minutos y está dividido en cinco capítulos, explora en profundidad uno de los casos policiales más relevantes de la década de 1990, como fueron los homicidios cometidos por el actor y ex jugador de fútbol americano O.J. Simpson contra su esposa Nicole Brown Simpson y Ronald Goldman.

Un joven de 25 años que tuvo la mala suerte de estar en el lugar equivocado en el momento equivocado.

Luego de estos hechos Simpson protagonizó además una famosa persecusión automovilistica, donde amagó con sucidarse, y que fue transmitida en vivo alrededor del mundo. Un momento histórico de la televisión norteamericana.

Tras un juicio que duró dos años y se desarrolló como un gran circo mediático, un jurado con todas las pruebas en contra del acusado determinó que Simpson era inocente.

Un veredicto que en su momento dejado en estado de shock a todo el mundo.

¿La razones?

Una venganza de la comunidad negra por el modo en que se liberó a los policías responsables de agredir brutalemente a Rodney King unos años atrás.

Esto no es un una terpretación mía de los hechos sino que así lo revelan en este documental las mujeres que formaron parte del jurado y hoy manifiestan su arrepentimiento.

Liberar a Simpson cuando la pruebas contra él eran más que obvias, debido a un resentimiento por la opresión que sufrió la comunidad negra, eventualmente fue un error por dos motivos.

En primer lugar no solucionó en absoluto los problemas de racismo en Estados Unidos y el veredicto no hizo otra cosa que dejar libre a un asesino que a lo largo de su vida siempre despreció a la gente de su propia comunidad.

Para entender esta cuestión, que es muy compleja ya que lidia con diversos temas, el director explora en detalle toda la historia de Simpson, con la particularidad que  además se detalla el contexto historíco que rodeó su vida.

Lo genial de la película es que a diferencia de ese mamarracho sensacionalista que fue Leaving Neverland, donde se mostraba con argumentos poco creíbles una versión única de los hechos, el director Edelman le da lugar a todas las voces.

Permite que el espectador saque sus propias conclusiones sin forzar una opinión y lo que es más importante aprieta a los entrevistados en el momento en que correspondía hacerlo.

Hay momentos muy fuertes donde dan ganas de tirarle algo a la pantalla del televisor, cuando uno escucha a los parásitos que defendieron a Simpson y explican como ensuciaron el caso para correr la atención del los crímenes y convertir el juicio en un tema de justicia para la comunidad negra.

Esta cuestión es tremenda porque plantea un interesante debate del peligro que puede generar el sistema del juicio por jurado.

Lllega un momento donde la tarea de los abogados no se trata de acusar a o defender de un modo justo a un imputado sino de armar un show emocional, para venderle una buena historia al jurado.

El primer capítulo es bastante conmovedor porque cuesta muchísimo asociar a Simpson con el monstruo en que se convirtió año más tarde en su adultez.

La gran mayoría de la gente en Latinomérica lo recuerda por su labor en la saga de La pistola desnuda con Leslie Nielsen.

Sin embargo, antes de incursionar en la actuación Simpson fue una de las más importantes leyendas del fútbol americano.

Un joven que sobresalió como un atleta de elite y tenía un futuro espectacular.

En esas primeras entrevistas que le hicierona aparece como un deportista humilde, muy inteligente que sabe exprearse bien ante la prensa y maneja la estrategia del juego como los dioses.

El touchdown que anota en la final del campeonato universitario es considerada una de las mejores jugadas de todos los tiempos.

Un tanto que hasta tiene su paralelismo con el gol del Diego Maradona a los ingleses en el Mundial de México ´86.

Con el equipo abajo en el marcador, Simpson saca una jugada de la galera y atraviesa la mitad de la cancha evadiendo a todos los rivales.

Una escena que parece salidad de una película de Disney.

Hasta que fue parte de la NFL. O..J. jamás tuvo un escándalo y llevaba una vida pacífica como un típico padre de familia.

Según se muestra en este documental, el gran quiebre aparece cuando abandona el ambiente del deporte para incursionar en el mundo de Hollywood.

A partir de ese momento derrapa con infidelidades a su mujer y una vida nocturna descontrolada que se asocia con el crecimiento de su popularidad.

En esas circunstancias conoce a la modela Nicole Brown en una relación que estaba condenada desde el momento en que se cruzaron sus caminos.

Luego de esta introducción la trama se vuelve mucho más oscura y la vida de Simpson se transforma en el cuento de Dr. Jeckyll y Mr. Hide.

Para el afuera O.J. es el artista carismático y gracioso que trabaja en el cine y la publicidad, pero puertas adentro se desenvuelve como una bestia que golpea y abusa física y psicologicamente a su esposa y  madre de sus hijos.

En la película se incluyen las llamadas de Brown a la policía, mientras él la persigue para atacarla, que son muy perturbadoras de escuchar y demuestran que eran inevitable que la historia de ellos terminara tan mal.

Como telón del fondo del crimen el director exploras además la tensión racial con la que se vivió en la ciudad de Los Ángeles ,desde años ´60 hasta el momento del juicio y el modo en que estos hechos influyeron en el veredicto.

Aunque Simpson quedó libre en 1996 su vida nunca volvió a ser la misma ya que su imagen quedó completamente deteriorada y perdió eventualmente el apoyo de la comunidad negra.

Un estudio reciente determinó que el 80 por ciento de la gente negra en los Estados Unidos en la actualidad cambió de opinión con respecto al veredicto de 1996 y cree que Simpson fue responsable de los crímenes.

El documental indaga también en el famoso robo en la ciudad de Las Vegas donde O.J. terminó con una condena a prisión durante una década, en una historia que parece salida de una comedia de los hermanos Coen, estilo ¿Dónde estás hermano?

Si desconocen ese caso tienen que ver este film porque es un hecho bizarro que no parece verídico hasta que ves las imágenes y escuchás el testimonio de las pesonas involucradas.

O..J.: Made in América es la gran épica de la serie 30 For 30 y tiene un trabajo descomunal en lo referido a las imágenes de archivo, edición, la calidad de las entrevista y el análisis profundo de este caso.

Actualmente lo pueden encontrar en la página web de ESPN con subtítulos.

Una vez que marcan el provedor de cable que tienen pueden acceder a los cinco capítulos sin inconvenientes.

El avance.

 

 

Publicidad

8 comentarios

  1. Como abogado, siempre me llamó mucho la atención el sistema americano del Common Law o el juicio por jurados. Como me gustaba el tema, lógicamente caí en los libros de Grisham después de ver Se Presume Inocente allá lejos y hace tiempo. Después seguí con varios más y siempre me acuerdo que para una materia de la facultad nos hicieron ver 12 Hombres en Pugna, una obra maestra donde se mostraba cómo la voluntad de uno, y los argumentos adecuados para tocar la fibra de cada uno de los otros, podía torcer la voluntad del resto. Y como eso podía hacerse por las razones equivocadas.
    En El Jurado o Tribunal en Fuga, otro peliculón, para mí, se ve también claramente como a veces el laburo del abogado no es tanto el análisis de la ley que favorezca a su defendido, sino cambiar la convicción de los jurados para hacerlo ver inocente.

    Viendo todas esas falencias y cómo la opinión pública puede incidir tanto en una sentencia, sinceramente me da mucho miedo la aplicación de ese tipo de derecho en nuestro país. Si, hay juicios por jurados para algunas causas y nuestro sistema dista de ser perfecto, pero qué querés que te diga… Casos como este de O.J. te muestran que una sentencia puede ser más por presión popular que por la convicción de la inocencia o culpabilidad del acusado.

    La voy a ver

  2. Uh buenisimo Hugo! yo vi hace un par de años la primer temporada de American crime history que cuenta este relato, con Cuba Gooding Jr haciendo de O.J y me había encantado porque recreaba de manera muy fiel las imágenes de la realidad. Y no recuerdo mucho pero también te deja sacar algunas conclusiones sobre todo en una escena al final donde en una fiesta que hacen para celebrar la no condena hace un discurso OJ y en un momento hace como un comentario y todos se quedan callados como diciendo «No hables mas que la cagas» ajajaja. No se si la viste pero a mi en su momento me gusto sin saber nada de la historia

  3. Habia visto la serie, que es realmente excelente y muestra en tono de ficcion, por momentos comedia lo que vos contas. Como todo se convirtio en un circo con el fin de ensuciar el juicio amparandose en la problematica racial que habia en USA en ese momento.
    La serie tiene momentos (el del guante, por ej), donde no podes creer lo que estas viendo y que en mi caso, fui a averiguar en internet y fue asi. Eso demuestra que la realidad muchas veces supera la ficcion.
    Saludos

  4. Tal cual como dice Marcos, esa escena te pone incomodo mal. Es muy recomendable esa serie. Es la que esta Travolta y esta muy bien en su papel. Pocas veces en una serie vi que todos trabajen bien, incluso Cuba Gooding Jr, que al principio puede ser que no te convenza como OJ, pero aparece lo justo y necesario.

  5. Vos me matas, hugo. Es el 3er documental de esta serie q comentad y no pude ver el de tommy ni el de bruce (no se consiguen ni a palo! Y no puedo entrar en la pagina de espn). Esta será más facil de conseguir en el puerto pirata por ser mas vieja y ganadora de oscar? Me las estoy perdiendo todas lpm…

  6. Muy buen documental, otra cosa para la lista de pendientes.
    Hay una serie en Netflix que se llama «Juicios mediáticos», son muy interesantes como la TV y los abogados hacen un circo de todo, tal como decis, para vender una u otra emoción.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.