Sólo 8 bits: TwinBee (1985)

Publicidad

Este es uno de esos casos que tal vez jugaste muchísimo en el Family Game o la consola Nintendo pero con el paso del tiempo luego olvidaste su nombre.

Hace poco lo encontré en el menú de la consola retro y fue una enorme sorpresa ya que pasé horas muy gratas con el viejo y querido Twin Bee.

Una excelente propuesta de que originalmente se presentó en su versión Arcade y renovó con una estética original el subgénero de juegos de disparos.

Una temática que había explotado comercialmente en 1978 con la aparición del clásico Space Invaders, que marcó una bisagra en en este campo, además de generar una emergencia económica en Japón.

En su momento la gente de ese país gastó tantas monedas en el juego a tal punto que terminaron por desaparecer y el gobierno se vio obligado a aumentar la producción de monedas de yen para enfrentar la escasez que había generado la lucha contra los marcianos.

A comienzos de los años ´80 las salas estaban plagadas de propuestas similares con navecitas que le disparaban a enemigos alienígenas.

Algunos fueron más entretenidos que otros pero en general la oferta audiovisual era la misma: Una nave espacial sobre un fondo negro que entraba en combate con diversos enemigos.

Así fue que la empresa Konami apostó darle una vuelta diferente a esta temática y el resultado fue la creación de un nuevo subgénero conocido con el nombre de «Cute ´em up».

La gráficos presentaban escenarios coloridos con personajes adorables que tenían como protagonistas a dos naves llamadas TwinBee y WinBee.

Los enemigos lejos de ser monstruos aterradores también tenían un aspecto amigable, salvo por los jefes de pantalla, y sumado a la variedad de los escenarios y una pegadiza música el juego era prácticamente un deleite visual.

Por otra parte, el hecho que se pudiera jugar en equipo también le aportaba una gran novedad que no se encontraban en otras propuestas.

De este modo se presentaba al mundo un arcade amigable que enseguida cosecharía millones de seguidores.

La verdad es que no recuerdo haber visto vez el arcade en alguna sala local.

En mi caso recién lo descubrí en el Family Game a través de este cartucho que tal vez les resulte familiar.

Twin Bee era uno de mis favoritos por la propuesta bizarra que ofrecía.

Nos referimos a un juego donde los enemigos están representados por verduras, platos, cuchillos, frutas y elementos de cocina que por motivos inexplicables invadían el planeta Tierra.

Las navecitas que son muy simpáticas ademas cuentan con brazos con guantes de boxeo que tiran bombas y pueden destruir a los árboles que disparan proyectiles.

Durante el recorrido de las diversas pantalla el jugador encuentra campanas en las nubes que cambian de colores y otorgan diversas habilidades.

Desde un incremento en la velocidad hasta campos de fuerza y mayor potencia en el ataque.

Otra característica que siempre me atrajo de TwinBee es la soberbia banda sonora creada por Shigeru Fukutake y Yoshinori Sasaki que era muy relajante y presentaba un contraste notable con otros juegos del mismo género.

Ahora bien, toda esta estética tierna y adorable escondía un juego complicado que había sido concebido para hacerle gastar fichas en el arcade a los pobres ilusos que imaginaban que se trataba de un simple pasatiempo infantil.

Si no lo jugás en equipo Twin Bee presenta una gran dificultad porque a medida que superás los niveles la batalla se desmadra en un caos absoluto.

Sumado al hecho que solo tenés tres vidas sin posibilidad de continuar la partida, el juego no es tan sencillo de completar como parece.

Actualmente estoy estancado en el tercer nivel y probable siga así durante meses.

Lo gracioso de esta producción de Konami es que es habitual distraerse con los escenarios coloridos por los detalles que presentan los gráficos y es en ese momento donde terminás aniquilado por un plato de cocina o una cacerola voladora.

Por alguna razón Twin Bee nunca pegó a nivel popular en occidente pero fue un auténtico fenómeno popular en Asia.

Además de inspirar propuestas similares como Stinger o Fantasy Zone el juego contó con un radio teatro japonés, discos y idols japonesas que brindaban shows en vivo, numerosas continuaciones en consolas modernas y una serie de animé que le dio una historia a este delirio.

Al igual que ocurrió con el video juego la serie animada tampoco cosechó seguidores en esta región y no es sencillo encontrarla con subtítulos o doblada al castellano.

A continuación pueden ver un video con la versión clásica para consola de 8 bits donde un animal llega a la final en apenas 15 minutos sin perder vidas.

Algo imposible de lograr salvo que le dediques todo el tiempo de tu vida a esta navecita.

 

 

Publicidad

6 comentarios

  1. Este si que no lo recordaba ni le jugue, raro! Mi top cuenta con el roadfighter, yie ar kung fu, robocop, adventure island, bomberman obvio, y varios mas pero esos me las pasa horas jugando!

    Saludos!!

  2. La melodía que suena cuando agarras la campana de colores es muy similar a la de Superman jejeje.
    Cuando Konami era una desarrolladora respetable hacia joyas como esta y no la bosta que ahora. Saludos!

  3. Justo hace unas semanas lo lazaron para la switch. Por lo que es posible jugarlo en una consola de este generación.
    Cambiando de tema, arranquen con la segunda temporada del podcast, o por lo menos un especial! Ya no puedo escucharlo más a Mati defendiendo a bvs y el Marthagate!
    Espero que vos y los tuyos la estén pasándola lo mejor posible.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.