Reseña de Emma (2020)

Publicidad

Una de las películas que estaba programada para estrenarse en los cines locales en los próximos días y en Estados Unidos terminó para su consumo digital a través de Amazon.

También se consigue por otra vías con facilidad en internet.

Puede que al finalizar la crisis sanitaria se estrene en nuestros cines o tal vez no, dependerá de la distribuidora.

En cualquiera de los casos, acá va la reseña.

Calificación: B

Emma es uno de los grandes clásicos de la obra de Jane Austen que al igual que Mujercitas de Louise May Alcott o Los Tres mosqueteros de Dumas, cada diez años vuelve al cine y la televisión para una nueva generación de espectadores.

En este caso la última adaptación la hizo la BBC en el 2009, con Romola Garai como protagonista, quien retiene la corona de la mejor encarnación de este personaje.

Un miniserie que era muy difícil de superar debido al reparto perfecto que tuvo, donde sobresalieron también Michael Gambon y Johnny Lee Miller.

Generaba curiosidad el tratamiento que podría tener la historia en esta nueva versión que llega en la era del Me Too y revive a la heroína más empoderada y autosuficiente de la autora inglesa.

El film representa la ópera prima de Autumn de Wilde, una fotógrafa reconocida quien trabajó con diversos artistas de la música como los White Stripes, Fiona Apple, Beck, Sonny Youth, Arcade Fire y Nick Cave entre otros.

Cabe destacar como Dato Loco que se trata de la hija del famoso fotógrafo Jerry de Wyde, quien capturó algunas de las imágenes más icónicas de Jimmy Hendrix.

Como era de esperarse este debut en la dirección de cine de Autumn sobresale principalmente en los aspectos estéticos donde presenta una película soberbia en lo referido a la puesta en escena.

Todo lo referido a la recreación de la Era Victoriana en la ambientación, decorados y vestuarios presenta un autentico festín visual para los espectadores.

La fotografía de Christopher Blauvelt (En los 90) es magnífica y contribuye a brindar una película muy placentera para disfrutar en los campos visuales.

Emma tiene una factura técnica imponente y será interesante ver para donde se dispara la carrera de esta nueva directora.

Ahora bien, como adaptación de este clásico el film se presta a su discusión.

En lo personal creo que es la versión más floja de este relato, lo que no significa que sea una mala película.

Simplemente las obras previas la pasan por arriba en lo referido al tratamiento de la trama y los personajes.

La adaptación más original de Emma la brindó Amy Heckerling en Ni Idea, con Alicia Silverstone, y desde entonces el resto de las producciones se enfocaron en trasladar a la pantalla el relato clásico.

Una tarea que no es sencilla ya que gran parte la madurez y el crecimiento que experimenta la protagonista en la literatura se construye a través de soliloquios que tiene el personaje principal, algo muy complicado de trasladar en el cine.

Lo divertido de esta propuesta es que Austen se aleja de los melodramas y las heroínas sufridas con problemas económicos, para desarrollar una sátira de la frivolidad de la sociedad Victoriana.

Mientras el destino de Europa se define en las Guerras Napoleónicas, Emma, que es inteligente y millonaria, anda por la vida formando parejas con planes que nunca llegan a buen puerto.

La premisa es atractiva, lamentablemente película de la directora de Wylde cuenta con dos desventajas.

Por un lado presenta la única encarnación de este personaje que genera una antipatía absoluta desde las primeras escenas y la culpa no es de Anya Taylor-Joy sino del guión de Eleanor Catton.

Su versión de Emma es más cínica y fría y carece de la calidez e inocencia que tuvieron las encarnaciones anteriores.

Si bien el personaje original cometía un montón de pifiadas no tenía maldad, sino que sus acciones eran una consecuencia de su inmadurez. Por el contrario, en este film ella es más consciente de sus actitudes negativas y por momentos termina siendo bastante cruel.

Anya Taylor-Joy, tal vez en un papel que no era para ella, genera una distancia permanente con su personaje por estas características y carece de esa calidez que tuvieron en el mismo rol Romola Garai, Gwyneth Paltrow o Kate Beckinsale.

Tampoco ayudó la ausencia absoluta de química entre la protagonista y Johnny Flynn, en el rol de George Knightley, a quienes es imposible comprarles el vínculo sentimental que se gesta entre ellos, ya que no transmiten nada.

Motivo por el cual el reparto secundario levanta muchísimo esta adaptación gracias a las intervenciones de Billy Nighy, Miranda Hart y muy especialmente Mia Goth, quien se roba la película como Harriet, la discípula manipulada de Emma.

Tal vez con una guionista que entendiera mejor el concepto de sátira que proponía Austen y un casting más sólido en los roles principales esta adaptación habría sido más solida.

Pese a todo, no deja de ser un film ameno con enormes cualidades visuales que no viene mal para desconectarse un poco de la realidad de estos días.

Publicidad

5 Comentarios

  1. Hugo,

    Es verdad que cada tanto sale alguna adaptación, por ahí tenes tema para un hilo, de las cosas que tienen su «eterno retorno» y se vienen haciendo todo el tiempo desde hace mil años.

    Por el lado de Emma, me parece que la mejor es la de Kate Beckinsale, la de Gwyneth no me gusto ni un poco y creo que salio para el mismo tiempo.

    Saludos!!

  2. En su momento fue muy debatida la de Beckinsale, algunos la consideran una de las peores adaptaciones y otros mejor que la de Paltrow, que se yo depende de los gustos de cada uno también.
    La tengo menos presente la de Kate, tal vez porque se pasa menos por la tele, pero era una gran adaptación también.

    Igual la del 2009 creo es la versión definitiva. La dupla que formaron Romola Garay y Johnny Lee Miller es muy difícil de superar por la química que tenían entre ellos.
    Saludos!

  3. Un detalle: esta historia está ambientada en la época que se conoce como Regencia (el rey estaba loco y el hijo, o sea el príncipe de Gales, gobernaba como regente), no es la época victoriana, faltan varios años para que Victoria sea coronada reina. Aproximadamente va del 1810 al 1820 y pico… en 1837 coronan a Victoria, y ya la moda era otra. Sí, me doy cuenta de las épocas por los vestidos que usan las minas xD

    Para mí la mejor Emma sigue siendo Romola y en segundo lugar, Gwyneth.

  4. Me ví todas las películas «liberadas» por la crisis sanitaria mundial, incluso esta y The Hunt (muy buena) y la que más me gustó fue The Way Back con Ben Afleck. Espero alguna reseña ya que no hay estrenos. Un saludo y tú blog es un bálsamo en estos días oscuros

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.