150 grandes películas de artes marciales (XXIV)

Publicidad

35-31

WARRIORS TWO (1978)

A fines de los años ´70 Sammo Hung se destacó como una de las grandes revelaciones entre los nuevos directores del cine de .

Con dos películas diferentes estrenadas el mismo año demostró no sólo sus virtudes para filmar secuencias de acción, sino la habilidad de trabajar esta temática con diversos enfoques narrativos.

En Enter The Fat Dragon, previamente destacada en esta lista, presentó una sátira del Bruceploitation que estaba de moda por aquellos días y con Warriors Two le rindió homenaje a las obras clásicas de los Hermanos Shaw.

La paradoja es que lo hizo a través de una producción financiada por la competencia, Golden Harvest.

En su momento este film fue muy aclamado porque le devolvió la dignidad perdida al género con todos esos clones de Bruce Lee que aparecían en filmes disparatados.

Sammo volvió a las fuentes con una propuesta más seria y pura en el tratamiento de las disciplinas marciales.  En la actualidad Warriors Two todavía es destacada como una de las mejores representaciones del Wing Chun en el cine.

La historia era flojita y se relacionaba con un joven que era instruido en esta rama para detener un complot contra el gobernador de su pueblo.

Sammo se toma su tiempo para presentar a los protagonistas y el primer acto es un poco lento pero luego compensa la paciencia del espectador con secuencias de acción soberbias que no dan respiro hasta el final.

34-KISS OF THE DRAGON (2001)

Si bien como película integral Danny The Dog es mejor por el argumento y la interpretación dramática de Jet Li, a Kiss of the Dragon la ubico un escalón un poquito más arriba por las secuencias de acción que fueron espectaculares.

Se trata de un proyecto de Luc Besson pensado para un público internacional (en Asia no funcionó comercialmente) que lo hizo lucir al protagonista con una representación más realista de las artes marciales.

Un estilo de realización que se contrastaba con los trabajos de Li en Hollywood, donde tenían más peso los efectos digitales o las producciones chinas que incluían elementos de fantasía.

La dirección de Cris Nahon (Blood: The Last Vampire) era más cruda en el tratamiento de la acción y levantaba un guión de medio pelo.

En esta película nos encontramos con un Jet en modo Sonny Chiba que está enojado con el mundo y anda por París repartiendo piñas entre pandilleros y mafiosos.

Una secuencia destacada se da en el encuentro que tiene con el francés Cyril Raffaelli, artista marcial profesional, que luego protagonizaría la ópera prima de Pierre Morel (Taken), Distrito 13.

Debo destacar también la buena química que tuvo Li con Bridget Fonda a quien se la extraña bastante en el cine. Una pena que se retirara de la actuación tan pronto.

33-THE ONE ARMED SWORDSMAN (1967)

Un superclásico de los Hermanos Shaw que introdujo en el género todos esos elementos que serían luego una marca registrada en los proyectos de esta compañía.

Además de convertir en una estrella de cine a Jimmy Wang, esta obra de Chang Cheh presentó en estos relatos al anti-héroe sufrido, la violencia brutal, el gore en las secuencias de acción y el concepto del protagonista lisiado que se convertiría en un fetiche del cine chino.

Cuando llegó a los cines fue algo muy novedoso y en Asia especialmente se volvieron locos con esta historia.

La película superó el millón de dólares en materia de recaudación, algo que no tenía precedentes en China y eso impulsó a que los Hermanos Shaw concentrarán sus producciones en las propuestas de artes marciales.

El director Cheh ofreció un relato dramático con este espadachín manco que debía superar emocionalmente una discapacidad física antes de vengarse de sus enemigos.

En China es considerada una de las grandes obras maestras de todos los tiempos dentro de la producción de ese país, pese a que en la actualidad ya no genera las mismas reacciones que en 1967 cuando se estrenó por primera vez.

No obstante, no deja de ser un film muy importante que influenció muchas películas que vinieron después.

El espadachín manco tuvo dos continuaciones e inclusive un encuentro con el samurái Zaitochi.

Los japoneses, que no dejaban pasar una, un año después presentaron la versión femenina de esta propuesta orientada en el cine chambara, con la particularidad que la heroína además de manca era tuerta.

32-TAI-CHI MASTER (1993)

Esta gran película de Yuen Woo-Ping, que reunió a Jet Li con Michelle Yeoh ,es prácticamente una rémake del clásico del cine gánster Manhatan Melodrama (1934), con la particularidad que el concepto argumental se adaptó en el cine de artes marciales.

Dos amigos crecen juntos como hermanos hasta que a llegan a la adultez y toman caminos opuestos en la vida. Uno se convierte en criminal y el otro en un hombre recto y honorable.

El rol de Clark Gable en este caso lo cambiaron por un militar ambicioso que pertenece a un gobierno represor y el papel de William Powell lo encarna Jet Li como el héroe que busca restaurar la libertad.

El modo en que la amistad entre ellos se deteriora es exactamente igual con la diferencia que en esta producción los rodea un contexto diferente.

Las coreografías de acción de esta película son una locura y nos brindan la posibilidad de disfrutar a Jet y Michelle en el apogeo de sus carreras, donde además sobresalen con un notable desempeño físico.

Sumen la creatividad de este director para trabajar las artes marciales de un modo atractivo y el resultado es un peliculón que no en vano trascendió entre los grandes clásicos de los años ´90.

31-THE LAST DRAGON (1986)

¿Quién es el más malo?

Uno de los grandes clásicos de culto de los años ´80 que no fue otra cosa que la carta de amor de la comunidad negra de los Estados Unidos al género de artes marciales.

The Last Dragon es una obra de una enorme relevancia cultural por el impacto que tuvo en el público años después de su estreno.

Hoy este film tiene una auténtica legión de seguidores que visten remeras con frases de los personajes y encuentra referencias permanentes en la comunidad del hip-hop, el campo de los video clips y el cine.

En los Estados Unidos este tipo de historias explotaron a comienzos de los años ´70 en las salas de los guettos de Nueva York y Los Ángeles, que reunió a los primeros espectadores occidentales que tomaron contacto con Bruce Lee, Lo Lieh y todos los grandes referentes de las producciones chinas.

Antes que el fenómeno se volviera masivo y se propagaran las escuelas de karate, la comunidad negra fue pionera en consumir los filmes de esta categoría.

Una cuestión estudiada por sociólogos, quienes vincularon la fascinación de este segmento de la población estadounidense con el cine asiático de acción por la identificación que encontraba el público con los personajes.

Es decir, cuando Bruce Lee era discriminado por los japoneses en Fist of Fury, para los jóvenes negros ese héroe era un par con más puntos en común que los personajes intelectuales que encarnaba Sidney Poitier, por citar un ejemplo.

Algo similar a lo que ocurrió con el Blaxploitation que surgió en el mismo período.

En consecuencia, no fue una casualidad que The Last Dragon fuera concebida por referentes de la comunidad artística afro-americana.

La producción corrió por cuenta del fundador del sello musical Motown, Berry Gordy, quien delegó la dirección en Michael Schultz, responsable de catapultar la carrera de Richard Pryor  en el cine a mediados de los años ´70.

Las secuencias de acción contaron con las coreografías de Ron «The Black Dragon»Van Clief, el máximo campeón y referente negro dentro de la artes marciales en Estados Unidos.

Ron hizo un trabajo brillante en este aspecto y la película se filmó en institutos de karate reales de Harlem.

Taimak, el protagonista, era un artista marcial profesional discípulo de Van Clief que eventualmente obtuvo cinturones negros en Karate, Jeet kune Doo, Wing Chun, Hapkido, Jujutsu, Taewwondo y Jujutso brasilero.

Su rol representaba una sátira del personaje de Bruce Lee en Way of The Dragon que sólo estaba interesado en las filosofías orientales y en un principio rechazaba los avances sexuales de la hermosa Vanity, un actriz y modelo muy popular de ese momento.

Julius J.Carry III encarnó al recordado Shogún de Harlem, Sho’nuff, un villano extravagante que era desopilante.

La película generaba comedia con todos los clichés habituales del género en una propuesta que además retrataba la cultura popular de mediados de los años ´80.

The Last Dragon es muy recordada también por su banda de sonido que reunió canciones del grupo DeBarge, Diane Warren y Stevie Wonder.

No hay otra película como esta y eso la convirtió en una propuesta muy especial que no en vano adquirió estatus de culto desde su estreno.

Cuando llegó a los cines pasó sin pena ni gloria por la cartelera pero después obtuvo más popularidad con su emisión en la televisión y la edición en video.

Publicidad

17 comentarios

  1. Cada vez se pone mejor esto, The Black Dragon! Siempre pensé que el villano del Final Fight era una mezcla entre el de Cyborg y Sho’nuff.

    Que pasó con Bridget? por qué se retiró?

  2. El mejor imitador de Bruce Lee fue negro, que tul! amo esa peli, una lastima que al menos no hicieran una peli mas. es de esas que no me canso de ver
    saludos!

  3. Hola hugo dos preguntas… las cuales me temo que no tendrán la respuesta que espero..
    the legend of zu, y kung pow. entraron en el top?

  4. Leandro tu macabro sentido del humor no deja de sorprenderme ja ja.
    ¿La leyenda de Zu es la películas de las hadas? La del 2018 supongo que te referís.
    No puedo incluirla por principios morales. Es parte del wuxia sin alma de estos días, contaminado por Hollywood con exceso de CGI. De hecho ni siquiera tiene secuencias de artes marciales.
    Kung Pow nunca la pude terminar, me pareció horrenda, pero sé que tiene sus seguidores.

  5. Ayer vi Master Z un spinoff de Ip Man 3, no se si la viste, y me llamo la atencion el pobre papel de Tony Jaa!! Al principio parece que va a ser el adversario principal del protagonista y a medida que avanza la pelicula el tipo desaparece y hace algo casi como un cameo al final. Evidentemente es medio erratica la carrera de este muchacho, el tendria que estar protagonizando peliculas como esa.

  6. hola hugo, me refiero a la segunda, no a la ultima ni la primera la ultima es una mierda. es que tiene varios nombres por ahi la conoces como zu warriors, pero no la de los 80. la de la espada heaven y thunder

  7. A la de Tsiu Hark!
    Ahora si te entendí.
    Esa quedo entre los daños colaterales de la recopilación. Si hiciera una lista con menciones especiales la incluiría, porque además tenía un muy buen elenco.
    La primera si entró en la lista.

  8. Esta bastante bien la pelicula, muy bien Michelle Yeoh. Esperaba para el final un combate mas espectacular pero no llegó nunca.

  9. No sabia que existia kiss of the dragon. Listo me hiciste el dia. Un grande ademas me atrapo. Laburazo Hugo y ademas muy rico para aprender sobre este genero.

    Hoy tenia visto para volver a ver kiss kiss bang bang q no la recordaba del todo o la nueva version de the grudge.. pero cambio por la del dragon!

    Gracias! Sigo atento a la lista.

  10. Uh, no se como voy a hacer para mirar tantas pelis. Estoy como loco dandole a los torrent. En mi trabajo cuando les hablo de películas de artes marciales me miran como si fuese un marciano y lo peor es que después dicen que mire Las Sombras de Grey, estamos perdidos como civilización. La pelea final de Jet Li en Kiss OF The Dragon me la se de memmoria, debo haber visto esa secuencia 100 veces al menos y ayer me vi Merantau, superó mis expectativas, se recontra cagan a palos.

  11. Hola Hugo! Una pregunta.
    Quiero hacerte una consulta con respecto a otro tema del blog (sobre James Bond).
    ¿Hay algún lugar donde pueda hacerla para no mezclarla con esta temática ?
    Abrazo!

Comentarios cerrados.