The Beantown Girls: Entrevista con la autora Jane Healey

Publicidad

Hace unas semanas les recomendé la novela histórica The Beantown Girls, una propuesta muy interesante que trabaja un aspecto de la Segunda Guerra Mundial que nunca tuvo demasiada difusión.

La trama se centra en la experiencia de aquellas mujeres que formaron parte de las unidades militares durante el desarrollo del conflicto bélico.

Luego de terminar el libro decidí indagar más en este tema con la autora Jane Healey, quien tuvo la amabilidad de responder mis preguntas.

Quiero agradecer a la agente de prensa de la escritora, Anne-Marie Nieves, quien me facilitó el contacto de Jane con rapidez y muy buena onda.

A continuación la entrevista.

-Una característica muy interesante de tu trabajo es que explora un tema de la Segunda Guerra Mundial que nunca tuvo difusión, especialmente fuera de los Estados Unidos.

Queda la sensación al leer la novela que el servicio de estas mujeres en la Cruz Roja durante aquellos años fue completamente borrado de la historia. 

¿Tenés alguna hipótesis que explique las razones por las cuales nunca tuvieron un mayor reconocimiento?

Después de todo hicieron mucho más que servir café y donas a los soldados…

Jane Healey: – ¡Sí, hicieron mucho más que servir café y donas!

En mi opinión creo que hay un par de razones por las cuales las historias de estas mujeres fueron ignoradas con el paso del tiempo. En primer lugar este programa de la Cruz Roja fue relativamente chico. Pensá que cerca de mil voluntarias apenas prestaron ese servicio durante la guerra.

Después hay otra realidad y es que en muchos otros temas en general el rol de las mujeres en la historia tiende a ser desvalorizado. Algo que afortunadamente empezó a cambiar en el último tiempo.

En el caso de la Segunda Guerra Mundial ahora empezaron a surgir más libros, tantos de ficción como de historia, sobre el rol de las mujeres durante este conflicto que habían quedado en el olvido.

-Jane, me genera mucha curiosidad cómo descubriste este tema exactamente porque tampoco contaba con algún antecedente en el cine y la televisión.

-Bueno, eso es gracioso.

¡La primera vez que vi a estas mujeres fue en una foto de Pinterest! Lo primero que me llamó la atención era el camión de la Cruza Roja. Desconocía por completo lo que era el programa Red Cross Mobile Girls.

El hecho que no hubiera ningún antecedente como mencionás me llevó a indagar en este tema y durante es proceso surgió la idea de la novela.

-Lo mencioné en mi reseña, la investigación periodística que hay detrás de este libro es descomunal.

¿Me podés contar como abordaste ese aspecto del proyecto y cuales fueron las  fuentes que más te sirvieron?

¡Muchas gracias!

Sí, la investigación previa fue importante y me llevo mucho tiempo. Durante ese proceso empecé a descubrir muchísimos libros descatalogados que habían sido escritos por las chicas de la Cruz Roja o algunos de sus familiares y reconstruían estas historias.

Sin embargo, mi fuente más importante fue la Biblioteca Schlesinger en la Universidad de Harvard. En la actualidad es claramente la mejor fuente de materiales históricos que recopila el rol de las mujeres durante diversos hechos de al historia. En los archivos tenían 13 cajas con muchísimo material sobre este programa de la Cruz Roja.

Dentro de esas cajas encontré cosas increíbles, como cartas personales de las chicas, diarios que describían sus experiencias, la licencias inglesas para conducir vehículos, instrucciones militares, las recetas para las donas y hasta uniformes.

Un tesoro magnífico.   

-¿Una vez que empezaste a indagar en ese material qué es lo que más te sorprendió de las experiencias que vivieron?

-Lo que más me impactó es que uno de los requisitos esenciales para ser parte del programa era que las voluntarias tenían que ser graduadas universitarias.

Algo muy raro para las mujeres norteamericanas en 1940, ya que no todo el mundo podía acceder a ese tipo de educación. Quedé muy impactada por la valentía y la entrega con las que emprendieron sus tareas dentro de situaciones y escenarios muy complicados. A través de ese material que encontré me sorprendió además el modo en que conseguían mantener cierto sentido del humor en circunstancias que reitero eran muy difíciles.

-¿Para el momento en que estabas concentrada en la investigación ya tenías en mente a los personajes principales y la trama de la novela? 

¿Cómo trabajás generalmente cuando iniciás un proyecto de este tipo?

-En este caso puntual la investigación me ayudó muchísimo a concebir los personajes y el conflicto principal. Las tres protagonistas de la novela están inspiradas en chicas reales del programa de la Cruz Roja. Una particularidad de las voluntarias que fueron enviadas a Europa es que eran además muy buenas escritoras y registraron con muchos detalles sus experiencias. Eso me ayudó muchísimo a construir el conflicto personal y toda la líneas temporal en el que se desarrollaba.

-Ya que mencionás el tema de los detalles, la portada me pareció espectacular. Hasta las modelos se parecen a los personajes que describís.

¿Me podés contar algo detrás de la producción de esa cubierta? Supongo que la editorial tenía diversas ideas hasta que dieron con este concepto.

¡Gracias! Sí los editores le encargaron a los diseñadores que encontraran modelos que se parecieran a las protagonistas de la novela.

Se hizo una sesión de fotos con ellas vistiendo los uniformes de aquellos años en diferentes poses. A partir de ahí fueron proponiendo diversas variantes hasta que elegimos la que sentimos era la cubierta perfecta.

Debo destacar que los editores me dejaron ser parte de todo ese proceso para asegurarse que todo saliera bien y estoy feliz con el resultado final.

-Esta es tu segundo trabajo dentro del género de la novela histórica.

¿Qué es lo que te atrae tanto de este género?

-Lo que amo de la ficción histórica es todo el proceso previo de investigación que para mi después es clave en la escritura de la novela. Indagar en estos temas que no tienen difusión es lo que en mi caso me inspira a escribir.

-¿Tenés algún favorito dentro de este género?

-!Un montón! Amo prácticamente todo lo que escribió Philippa Gregory. Me gusta mucho también la novela The Nightigale, de Kristen Hannah, que es hermosa.

Hace poco leí Pachinko, de Min jin Lee, que es bastante oscura pero brillante y me encantó la narración de Circe de Madeline Miller, otra obra fantástica.

-Ultima pregunta.

¿Tenés pensado volver a la temática de la Segunda Guerra Mundial en un un próximo proyecto? 

Honestamente, tenía pensado seguir con otro tema hasta que descubrí la historia de las mujeres que fueron parte de la Oficina de Servicios Estratégicos durante ese período y cambié de parecer.

Esa división fue la precursora de los que hoy conocemos popularmente como la agencia de la CIA y en su personal femenino se encuentra la historia de las primeras mujeres espías de los Estados Unidos.

En este momento estoy muy enfocada en la investigación y el proceso de construcción y la verdad que estoy muy emocionada con ese proyecto.

-Jane, muchas gracias por atenderme con esta entrevista.

-¡Gracias vos  por todos los cumplidos y el interés por mi libro y este tema! 

Pueden encontrar esta propuesta en Amazon que hasta hace poco estaba disponible en una promoción especial de 1.99$ y vale la pena.

Publicidad

4 Comentarios

  1. Felicitaciones Hugo por la entrevista! Se nota que le gustaron las preguntas por la forma de contestarlas. La conseguiste rapidísmo, teniendo en cuenta cuándo salió el post.

    Leyéndola y viendo lo que le sacaste a la autora te das cuenta de la pasta que tenés como entrevistador. Lo que se pierde Warner, jajajajaja!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.