La inspiración real de Rick Dalton y Cliff Booth

Publicidad

En Había una vez en Hollywood se pueden apreciar tantas referencias interconectadas que tranquilamente me da material para sacar una serie de notas al respecto.

Probablemente encuentre más detalles que se me escaparon cuando la vea otra vez.

En este artículo me voy a centrar en uno de los aspectos más interesantes de la trama que de alguna manera representa el alma del relato.

Me refiero a la particular amistad que se describe entre Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) y Cliff Booth (Brad Pitt).

Un vínculo que representa además una interesante dupla laboral entre el artista y su doble de riesgo que solía cotidiano en el viejo Hollywood de las decádas deñ ´60 y ´70.

En el caso de la película de Quentin Tarantino el vínculo entre los protagonistas estuvo claramente inspirado en la dupla más legendaria dentro de esta temática.

Me refiero a esos hermanos de a vida y compañeros de trabajo que fueron y Hal Needham, problablemente el doble y coordinador de secuencias de acción más grande que hubo en la historia del cine norteamericano moderno.

Un profesional que revoluciono este campo de la industria al establecer medidas de seguridad que fueron muy innovadoras en ese momento, como el implemento de airbags y sistemas de arneses que contribuyeron a mejorar las condiciones de trabajo en Hollywood.

Needham y Reynolds se conocieron en la histórica serie western de televisión, Gunsmoke, que la película de Tarantino evoca dentro de la trama.

Desde entonces se volvieron inseparables, como Dalton y Booth, y Burt se negaba a trabajar con otro doble que no fuera Needham. Si él conseguía un trabajo eso significaba que también tenían que contratar a su doble de riesgo.

Al igual que se retrata en Había una vez en Hollywood la relación entre ellos iba más allá del trabajo al punto que Hal llegó a vivir en la casa de Reynolds durante 12 años.

Sus colaboraciones cobraron notoriedad cuando el doble de riesgo pasó a desempeñarse como realizador, donde brindó películas memorables dentro del género de acción.

Smokey y el Bandido, de 1977, resultó uno de los filmes más taquilleros de ese año alrededor del mundo y estableció a Reynolds como una de las estrellas de Hollywood con mayor poder de convocatoria en los cines.

Desde entonces trabajaron en varios proyectos juntos y ambos conservaron su amistad por el resto de sus vidas.

En 1981 Needham se encontraba en una mala situación económica y Burt para ayudarlo a salir de esa crisis financiera aceptó protagonizar The Cannonball Run, una propuesta que detestaba, ya que el guión le parecía malísimo.

En ese momento era una de las grandes estrellas del momento y para que la película funcionara comercialmente aceptó el rol protagónico.

El film que había sido realizado con un presupuesto limitado recaudó 100 millones de dólares.

En el 2012 la Academia de Hollywood le dio un Oscar honórifico a Needham por su trayectoria y contribución en el campo de los dobles de riesgo. El premio fue presentado y otorgado por Quentin Tarantino.

 

Publicidad

9 Comentarios

  1. Otra parecida es la del doble de riesgo Charles Picerni con el productor Joel Silver, que lo incluyó en todas las películas famosas que hizo en los años ´80 y ´90, como las sagas Duro de matar y Arma mortal, pero no es un caso similar al del Reynolds y Neeham.

  2. De los contemporáneos se me viene La Roca y Tanoai Reed, que es su primo y es el que hace todas sus escenas de acción desde El Rey Escorpión.

    Y Jackie Chan, que tiene la mejor con su doble, jajaja!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.