Retrospectiva Dark Universe: The Brute Man (1946)

El fin de una era

Desde un  punto de vista técnico se podría decir que el sueño de Carl Lemmle Junior terminó en 1946, y tras de 23 años de vigencia el cine de horror de Universal llegó a su fin.

A partir de ese año la franquicia atravesó cambios notables y con The Brute Man se estrenó el estilo de historias oscuras con psicópatas que habían realizado desde 1923.

Todo esto tiene una explicación y se debe a una serie de cambios que atravesó el estudio en ese momento.

El empresario inglés J.Arthur Rank, uno de los fundadores de los famosos estudios Pinewood, donde se filmaron varias películas de Bond y Superman, decidió expandir sus negocios en Hollywood a través de una fusión de su compañía International Pictures con Universal.

Así nacía el sello Universal-International bajo la dirección de William Goetz, fundador de los estudios Fox, quien produjo una re-estructuración de la compañía.

Entre los nuevos cambios Goetz decidió terminar con los seriales, los westerns y películas clase B del Dark Universe para concentrar los presupuestos en películas de más calidad.

Otro cambio importante fue la suspensión del ritmo frenético de estrenos, donde Universal superaba a toda la competencia con un promedio de 51 películas anuales. Prácticamente una por semana durante un año.

Entre ese recorte se vieron afectadas las producciones del Dark Universe que en 1946 tenía un promedio de seis películas por año.

A partir de la administración de Goetz los filmes se limitaron a uno por año, con la posibilidad de lanzar tres si eran proyectos comerciales con potencial.

A partir de 1946 la franquicia de terror se enfocaría más en la ciencia ficción que empezaba a cobrar fuerza.

Por supuesto siguieron estrenando películas de terror pero con mucha menos frecuencia.

Dentro de este contexto, The Brute Man fue la última obra con los elementos clásicos de esta franquicia.

Sin embargo, como Goetz no quería saber nada con este proyecto Universal se lo vendió por 125 mil dólares la distribuidora independiente, Producers Releasing Corporation.

Esto tuvo una motivación específica.

Goetz se quiso sacar la película de encima ya que explotaba de un modo escandaloso la enfermedad y muerte de Rondo Hatton, quien había fallecido unos meses atrás debido a la acromegalia que padecía.

En este film Hatton volvió a interpretar al asesino The Creeper con la particularidad que el personaje tenía un perfil diferente y la trama contenía elementos biográficos del protagonista.

La dirección corrió por cuenta del mismo director de House of Horrors, Jean Yarbrough, quien había hecho famoso a Hotton.

En esta oportunidad el Creeper fue trabajo como un anti-héroe trágico en la línea del Frankenstein de James Whale y el hombre lobo de Lon Chaney Jr.

Si bien el protagonista cometía crímenes su acciones violentas formaban parte de una venganza contra quienes desfiguraron el rostro.

Por otra parte el personaje se mostraba con más sentimientos a través de una subtrama que generaba que el espectador empatizara con él.

La historia presentaba al Creeper como un joven apuesto que había sido una estrella del equipo de fútbol americano de la universidad. Un hecho que se relacionaba con la vida Hatton.

Sin embargo, unos estudiantes que lo envidiaban manipulaban un experimento de química y el joven quedaba desfigurado.

Años después el hombre deforme decidía vengarse de sus compañeros.

Mientras el Creeper es buscado por la policía conoce una joven pianista ciega que se compadece de él y no lo juzga por su apariencia física. El asesino se enamora de ella y decide cometer robos para juntar plata con el objetivo que ella pueda recuperar su vista con una operación.

El personaje ya no es ese ser desalmado de House of Horrors y claramente demuestra tener sentimientos, aunque eso no justifique sus delitos.

Pausa comiquera.

Es imposible al ver esta película no recordar el cómic de los Cuatro Fantásticos por la relación de La Cosa con Alicia Masters, que también era una artista ciega y no juzgaba a Ben Grimm por su aspecto.

¿Habrá tomado Stan Lee la idea o inspiración de esta película para la relación de eso personajes?

No tengo esa información pero la relación del Creeper con la pianista tiene numerosas similitudes con la historia de La Cosa con Alicia que cuesta tomar como una simple coincidencia.

Durante el rodaje de The Brute Man, la salud Rondo Hatton se deterioró muchísimo, al punto que el dolor que sufría le impedía moverse con normalidad y expresar su diálogos de un modo correcto.

Esto obviamente afecto su interpretación y al film que recibió malas críticas por esta cuestión.

La prensa cuestiónó la decisión de explotar a un hombre que claramente no estaba bien para venderlo como el nuevo monstruo de Universal.

En ese sentido no ayudó tampoco la campaña promocional que aseguraba que Hatton contrajo esa enfermedad a raíz de los gases que inhaló durante la Segunda Guerra Mundial.

Un disparate que nada tenía que ver con la realidad.

The Brute Man, que apenas duraba 58 minutos, dejó muy mal parado a Universal por más que el estudio no se encargó de la distribución y durante muchas décadas se la consideró una cinta perdida.

En 1982 se encontró una copia en una archivo y pudo ser editada en video. Recién en 1999 se remasterizó para dvd y hoy se consigue online con facilidad.

Cabe resaltar a modo de Dato Loco que el personaje The Brute Man luego fue homenajeado en el aclamado cómic de Dave Stevens, The Rocketeer y también se lo incluyó en la adaptación para cines de Disney, interpretado por Tiny Ron Raylor.

Un avance del film que representó la última obra clásica de terror del Dark Universe antes de los cambios de administración del estudio.

 

4 Comentarios

  1. Hola, Hugo. ¿Cómo estás? Leyendo tu informe me vino a la mente la película de Chaplin “Luces de la ciudad”, de 1931. Ahí también hay un personaje marginal que siente afecto por una chica ciega y trata de juntar plata para se opere y recupere la vista. ¿Habrá tomado la película de Hatton algunos puntos de la de Chaplin o nada que ver?
    Comentario offtopic: ¿Pudiste ver “La balada de Buster Scruggs”, el western de los hermanos Coen en su primera colaboración con Netflix? ¿Qué te pareció? Abrazos, Hugo y que tengas un buen día.

  2. Muchos críticos resaltaron esa similitud que mencionás Eugenio en su momento. Oficialmente no hay ninguna información que compruebe eso pero pudo ser posible, claro.
    No la vi la de los Coen todavía, la tengo pendiente. Saludos.

  3. Hugo, me encanta este informe porque conocía el Dark Universe de referencia nada más y pensaba que solo eran las películas de monstruos pero veo que era mucho mas amplio.
    Off-topic: ¿viste Legitimo Rey con Chris Pine de Netflix, que es sobre la historia de Roberto I Bruce de Escocia?. Saludos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.