Retrospectiva Dark Universe: Frankenstein y el hombre lobo (1943)

En estos días surgen universos cinematográficos por cualquier cosa y aunque mucha gente pueda verlos como algo novedoso, la realidad es que el concepto tiene más de 70 años y nació con el Dark Universe.

Hasta el estreno de Frankenstein y el hombre lobo en 1943 los filmes de terror de Universal estaban definidos por una misma estética visual que combinaban diversos géneros, pero no existía un vínculo argumental entre estas producciones.

A partir de este película los espectadores descubrieron que los personajes clásicos en realidad formaban parte de un mismo universo de ficción.

Una revolucionaria idea que tuvo la particularidad de haber nacido accidentalmente por un chiste.

A nadie la se habría ocurrido cruzar a los monstruos del estudio en una historia y el disparador del proyecto fue tan curioso como increíble.

Un día el guionista Curt Siodmak almorzaba con el director George Waggner, quien tras el suceso del film El hombre lobo había pasado a convertirse el productor principal del Dark Universe.

Siodmak necesitaba plata para comprarse un auto nuevo y a modo de chiste mencionó que si Waggner le daba un adelanto, él le entregaba el guión para una nueva película que se titularía Frankenstein Wolfs The Meat Man.

La broma quedó ahí pero lo que ocurrió fue que Waggner no era un hombre reconocido por su sentido del humor.

Horas después del almuerzo lo llamó a Siodmak para avisarle que comprara el auto y su guión tenía luz verde.

El escritor, completamente shockeado por la respuesta de Waggner, por supuesto no tenía ningún guión ya que todo había sido era parte de un chiste. Finalmente se pudo comprar su auto nuevo pero tuvo que salir del embrollo con una nueva historia.

Así fue que utilizó la idea de la broma para crear Frankenstein y el Hombre Lobo (Frankenstein meets the Wof Man).

Una película histórica que brindó el primer encuentro de personajes celebres en el cine, aunque el resultado fue completamente decepcionante.

Universal apostó fuerte a este proyecto que reunió a varias de las figuras del Dark Universe, como Lon Chaney Jr., Béla Lugosi en el rol de Frankenstein, Ilona Massey (la heroína de Invisible Agent), Lionel Atwill y Maria Ouspenskaya, como la recordada gitana Maleva.

La trama funcionaba como una continuación de El hombre lobo y El fantasma de Frankenstein.

Unos ladrones entraban a un cementerio para saquear la tumba de Larry Tabot y cuando la luz de la luna llena tomaba contacto con el cadáver, el hombre lobo revivía otra vez.

Talbot esta vez reaparecía más violento y luego de ser perseguido por la policía lograba escapar de Londres.

Su siguiente destino era la famosa aldea de Vasaria para encontrar a una gitana que lo podía ayudar con su maldición. Cuando Maleva descubría que Talbot era un hombre lobo lo enviaba al castillo de la familia Frankenstein, ya que entendía que sólo el científico podía ayudarlo.

Lamentablemente para Larry, en el lugar sólo encontraba a la nieta del científico original y el monstruo que cobraba vida otra vez, debido a la ambición de un nuevo científico loco.

El gran problema de esta película y el principal motivo por el que decepcionó al público en 1943 fue su duración de 74 minutos.

La trama era demasiado corta y el esperado encuentro entre los dos monstruos recién tenía lugar en los últimos dos minutos.

El argumento de Siodmak funcionaba principalmente como una continuación de El hombre lobo y el cruce con Frankenstein ni siquiera llegaba a tener un desarrollo.

Béla Lugosi, en una olvidable interpretación del monstruo apenas aparecía cinco minutos en el rol y no tenía ningún espacio para destacarse.

La pelea entre los dos personajes era demasiado corta y eso atentó contra la expectativa que había generado el concepto de esta propuesta.

Existe una leyenda urbana en torno a este film que nunca pude confirmar con una fuente seria y por eso creo que debe ser tomada como un rumor.

Aparentemente una de las razones por la cual Lugosi no dejó una buena impresión como Frankenstein se debería a que su labor fue saboteada por Boris Karloff.

De acuerdo a ese rumor, el actor quedó enojado por el modo en que Lugosi lo opacó en el rol del jorobado Ygor en El fantasma de Frankenstein.

Su envidia llegó a tal punto que habría hecho lo imposible para arruinar la carrera de su colega.

Según algunas versiones que circulan en los medios de prensa Karloff en este caso contactó al editor Edward Curtis y consiguió que las escenas de Lugosi fueran recortadas, con el objetivo que su Frankenstein se viera más tonto.

La mala repercusión que tuvo la interpretación de Béla habría provocado que en Universal luego no lo contrataran otra vez como Drácula en los siguientes proyectos.

Es cierto que Lugosi no volvió a encarnar al vampiro hasta 1948 pero si esta fue la verdadera razón la realidad es que es incomprobable.

No pude encontrar una fuente decente que respaldara esta historia y los biógrafos de Karloff lo desmienten. Según ellos si bien había una competencia natural entre ellos al trabajar en el mismo genero la rivalidad nunca llegó a esos límites.

Lo cierto es que aunque esta película no terminó de funcionar, la obra del director Roy William Neil tuvo una influencia importante en todas las entregas del Dark Universe que luego trabajarían este concepto y filmes modernos como King Kong Vs. Godzilla, Freddy Vs.Jason y Alien Vs Depredador que se estrenaron décadas después.

Este es el avance original que vendía con mucho entusiasmo esta producción.

4 Comentarios

  1. No seria mas fácil (y mejor) meter a todos juntos en la misma película sin explicar como llegan a juntarse? algo asi como los vengadores (si no viste las 7/8 películas individuales antes claro esta)

    Las de abbot y costello (o lauren & hardy) pertenecen a este universo?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.