Retrospectiva Dark Universe: Captive Wild Woman (1943)

Una hermosa joya bizarra del cine clase B que dio origen una de las sagas más divertidas del , aunque no se destaque entre las más elogiadas.

En 1943 los productores de Universal se dieron cuenta que la mayoría de monstruos y personajes conocidos eran representados por hombres y decidieron darle una mayor prioridad a los roles femeninos.

Así nació Captive Wild Woman que presentaría a la primera mujer monstruo del estudio. Como vimos en entregas anteriores, el único antecedente hasta ese momento había sido La mujer invisible, pero ese film era una comedia de enredos y la protagonista se desenvolvía como una heroína.

En el nuevo proyecto querían que el monstruo fuera una mujer y diera miedo.

Como no sabían si esto iba funcionar en Universal le otorgaron a esta producción un presupuesto muy limitado y por ese motivo en el film reciclaron imágenes de The Big Cage, una película de aventuras de 1933.

La premisa argumental de este film es de un delirio lisérgico épico.

John Carradine, el papá de David Carradine, es un científico loco (super clásico del Dark Universe), quien por motivos que jamás se explican en la trama decide robarse una gorila de un circo.

Junto a su asistente, quien tampoco es una persona muy equilibrada que digamos, la señorita Trand, el doctor experto en endocrinología  le transplanta al pobre animal celulas humanas, con la finalidad de crear una “mujer gorila”.

Algo que no tiene el menor sentido y los guionistas tampoco se molestaron en explicar.

El experimento en un principio funciona y la gorila se transforma en una mujer hermosa a la que deciden llamar Paula Dupree, vaya a saber uno por qué.

Paula no habla pero se puede comunicar mentalmente con los animales y un día salva a un joven de ser masacrado por los felinos de un circo.

La chica mono manifiesta sentimientos por el muchacho pero luego enloquece cuando descubre que él está comprometido con otra mujer.

El disgusto de Paula genera que ella se transforme en un monstruo con rostro de simio y a partir de ese momento comienzan los problemas para el científico loco que no puede controlarla.

Captive Wild Woman resultó un inesperado suceso comercial gracias a la presencia de Acquanetta, “el volcán venezolano“, quien interpretaba a la mujer monstruo.

En ese momento la mayoría de las actrices que aparecían en el cine norteamericano eran mujeres blancas y la belleza exótica de esta misteriosa actriz cautivó al público.

Hasta la fecha los orígenes de Acquanetta siguen siendo un misterio sin resolver y existen diversas teorías sobre ella.

Aunque en Hollywood la presentaron como una belleza venezolana algunas versiones indican que en realidad era norteamericana.

Su ciudad natal pudo haber sido alguna localidad de Carolina del sur, pero no se descarta que hubiera nacido en Pennsylvania y su verdadero nombre fuera Mildred Davemport.

También se asoció su origen con una familia negra de Nueva York pero todos estos datos son incomprobables porque Acquanetta era una artista extremadamente reservada. Al menos con las cuestiones relacionadas con su pasado.

Teniendo en cuenta que sobresalía como una belleza diferente del cine y un nombre artístico fabuloso que llamaba la atención, su presencia en la pantalla grande enseguida atrajo el público a las salas.

Esta película representó su primer papel destacado y contribuyó al éxito de este film que se hizo con muy poco dinero.

La dirección corrió por cuenta Edward Dmytryk, quien quedó en el recuerdo por quedar preso en 1947 al negarse a delatar compañeros de trabajo que eran comunistas.

Captive Wild Woman tenía la gran desventaja de todas las producciones del Dark Universe de aquellos años que era su corta duración.

La trama se desarrollaba en apenas 61 minutos y la resolución resultaba muy abrupta.

Pese a todo funcionó bien en los cines y Universal luego produjo dos continuaciones que veremos más adelante.

Este era el avance original.

 

 

2 Comentarios

  1. Bueno, no quisiera corregirlo. Pero técnicamente, además de la mujer invisible, el otro monstruo femenino no fue justamente la novia de Frankestein? Aunque sí, no en un rol protagónico y apareció poco.

  2. Está muy bien la referencia Carlos, no es una corrección. La novia de Frankenstein se puede tomar como un antecedente pero aparecía en los dos minutos finales, por eso decepcionó tanto, y la historia ni siquiera giraba en torno a ella. Otro caso parecido es el de La hija de Drácula, gran película del Dark Universe, pero el personaje se desenvolvía como una anti-heroína que se revelaba contra la condición de vampiro que había heredado de su padre. No era una villana.
    Por el contrario, en Captive Wild Woman encontramos a la primera mujer monstruo, que tiene las características típicas de los monstruos masculinos y es la protagonista absoluta de la historia.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.