Reseña de ¿Quién mató a los Puppets?

CALIFICACIÓN: D 

Cuesta muchísimo entender qué le pasó a para realizar la obra más decepcionante de su carrera, ya que hasta la fecha había logrado mantener vivo con honores el legado de su padre.

Un artista que más allá de su apellido logró trascender por su cuenta con producciones estupendas, como las películas que hizo para chicos con los Muppets y esa maravillosa adaptación humanista de Jack y las habichuelas mágicas (con Matthew Modine).

No puedo olvidarme que también nos brindó la mejor y más fiel versión de Alicia en El país de la maravillas (con Tina Majorino y Martin Short) y la serie de culto Farscape.

Una propuesta de ciencia ficción cuyo contenido humorístico luego sería replicado en los cómics de los Guardianes de la Galaxia de Marvel.

Al ver ¿Quién mató a los Puppets? queda la sensación que Henson hizo la película luego de sufrir una lobotomía o tal vez una abducción extraterrestre, ya que no parece una obra del artista que sigo desde hace décadas.

Puedo entender su intención de querer explotar comercialmente el estilo de comedia zarpada que desde hace unos años viene saturando este género pero el resultado final no termina de convencer.

La idea de narrar una propuesta con marionetas para adultos no es nueva ni revolucionaria.

De hecho, el propio Jim Henson lo hizo en 1975 con el piloto The Muppets: Sex and Violence que contenía referencias sexuales y parodiaba con un humor más picante los contenidos de ese momento en el cine norteamericano.

Sin embargo, ningún canal aceptó la serie y recién cuando el programa se orientó a un público más familiar los personajes se instalaron en la televisión.

Años después, en 1989, Peter Jackson brindó una polémica sátira de los Muppets, como fue Meet The Feebles, que incluía varias escenas repugnantes y retorcidas.

No obstante, a lo largo de la trama al menos había una variedad de las situaciones humorísticas que se presentaban, además de plantear una parodia brutal de la industria de Hollywood.

La gran debilidad de ¿Quién mató a los Puppets? no pasa por el humor vulgar o las situaciones de mal gusto que presenta, sino por tratarse de una película estancada en la redundancia.

El film de Brian Henson se desinfla 10 minutos después de los créditos iniciales porque no sale de los chistes de penes y drogas y la mención de la palabra “fuck” cada 30 segundos.

El tratamiento de la comedia es realmente muy pobre y se limita a un chiste que se repite hasta el hartazgo y genera que la trama se haga interminable, pese a que dura 91 minutos.

La sátira al policial negro apenas llega a ser explorada porque el foco está puesto en la idiotez y los momentos más graciosos se incluyeron en el trailer.

Si ver a un  muñeco aspirando crack o eyaculando sobre una puerta te parece desopilante tal vez te alcance para pasarla bien en el cine, pero la realidad es que el contenido humorístico es bastante limitado.

El film se termina de hundir con el casting de Melissa McCarthy, quien una vez más vuelve a interpretar, literalmente, el mismo papel que hizo en  todos sus trabajos para el cine hasta la fecha.

La actriz no es graciosa y con esta labor termina por cansar al brindar más de lo mismo.

Ese mundo bizarro donde las marionetas conviven con los humanos abría un montón de posibilidades para explorarlo a través de la sátira. Lamentablemente, Henson en este caso prefirió satisfacer al club de fans de Seth Rogen.

En resumen, el concepto del film  no era malo, pero su ejecución resultó decepcionante, ya que se podía esperar un contenido más creativo en base a los buenos antecedentes del director.

 

 

 

 

10 Comentarios

  1. Club de fans de Seth Rogen! Jajajajaja! Agregaría a Danny McBride o el pelado ese que anda con The Rock en Ballers. Que mal está la comedia de los yankees eh, si vino a pique mal! Y mira que soy de los que disfrutaba de esas comedias de mierda de Chevy Chase en Vacaciones o tipo Despedida de Solteros de Tom Hanks, lo que me lleva a volver a decir e insistir en que los 70, los 80 y parte de los 90 nos regalaron el mejor cine comercial en la historia. Acción, Terror, Comedia, Sci-Fi, casi cualquiera de esos géneros “pochocleros” tuvieron su mejor vida durante esas décadas, ahora te sale algo bueno cada tanto, pero uno revisa los 80 y es un año tras otro, mes tras mes algo bueno y destacable y disfrutable!

    Saludos!

  2. Pero esas comedias que mencionás Rodrigo eran divertidas al menos y te rías (Despedida de soltero es tremenda y se sigue disfrutando), esto que se hace ahora ni siquiera son graciosas.Saludos!

  3. el otro día vi justamente “arma cargada” con emilio estevez y samuel jackson y confirme lo que ya sabia; ese humor era boludo pero con inteligencia puesta encima.

    Comedias como vacaciones, locos del aire, top secret, airplane, LA PISTOLA DESNUDA! quedan como un recuerdo de tiempos mejores (admito igual que la nueva vacaciones me gusto je)

    Mira, si en algún momento tenes unos minutos libres, te dejo un link de youtube donde hay 3 vídeos (teaser polemico, trailer y piloto) de un largo sin terminar que escribí en su momento con un amigo; una comedia policial (de humor de antes quiero creer)
    https://www.youtube.com/playlist?list=PLqvWH4PC02chncAjQmDH1pw30EH2eG5C4

    El audio es malo y la actuación son amigos -y quien escribe- como para que sepas en que baile te podes llegar a meter jajaj. Pero realmente me gustaría conocer una opinión mas de alguien ajeno al entorno familiar.

    Un saludo Hugo!

  4. Los ultimo interesante en comedia que vi , viniendo de EEUU, son comedias negras…Mom and Dad ( lo tome como comedia negra y es divertida, si te lo tomas asi…Despues Tucker and Dale vs Evil ( pero es del 2010!!!) y The Game Night ( que es una vuelta a la pelicula The Game), despues todo es pauperrimo

  5. Yo era fanático de las comedias de los 90, principios del 2000 como Zoolander, Dodgeball, Night a Roxbury y Beverly Hills Ninja, y sabia que eran malas pero me gustaban igual. Ahora, comparadas con estas bostas que salen ahora son Monthy Pyhton, ja ja ja. Tenían su grado de irreverencia pero no llegaba al grado de escatología y mal gusto que tienen las actuales. La única que banco de ese estilo es The Hangover y nada más la primera. Creo que es lo que el publico yankee demanda así que habrá que bancarselo un buen tiempo.

  6. Le tenía ganas a esta peli pero seguramente la veré más adelante en casa…
    Te pregunto algo personal, si no quieres no me contestes:
    Leo en Twitter a dos críticos que constantemente se burlan de tus review pero algo personal tiene que haber, no se puede ser tan mala leche con el laburo de alguien ¿problemas en alguna privada?

  7. Hola Nicolás, te respondo sin problemas.
    Jamás tuve inconvenientes con nadie en ninguna privada.
    Los dos pseudo-críticos que mencionás, a quienes ni siquiera les conozco las caras, hace años que se dedican a eso en Twitter lo que constituye a esta altura un claro caso de Bullying cibernético.
    Al margen que no me puedo hacer cargo del complejo de inferioridad galopante que tienen, el tema es que no me llegan las cosas que hacen porque no formo parte de Twitter. Hace años que abandoné esa red social (lo mismo con Facebook) ya que me parecen (en especial Twitter) dos fuentes de energía negativa que generan distracción y una pérdida de tiempo. Tengo una cuenta linkeada al blog en Facebook y Twitter que publica las notas que salen en este espacio pero yo no participo activamente, ni leo las cosas que se escriben. Ni siquiera de mis amigos.
    De hecho, si no fuera por tu comentario no tenía idea que seguían activos. Si te querés dirigir de esa manera a mí vas muerto porque no me voy a enterar.
    Por otra parte, a mi trabajo no lo afectó en absoluto.
    Yo trabajo de lo que me gusta, cobro mi sueldo con seguridad a fin de mes y desde el 2006 las reseñas que hago se encuentran entre las más leídas en lo que se refiere a medios locales relacionados con el cine.
    Lo mismo ocurre con el blog, que lleva 10 años online y no paró de crecer. De hecho, los cheques que recibo por las publicidades que aparecen en este espacio ahora llegan con más frecuencia por el incremento de visitas y el apoyo de los lectores.
    No soy tarado y sé que lo que hago tiene una llegada importante, tanto para bien como para mal. Dentro de esa situación también hay que aprender a lidiar con este tipo de cosas.
    El tema pasa por como se elige abordar esta cuestión y el poder que le da uno a los juicios de los demás.
    El bully de internet es un sujeto miserable que establece un duelo psicológico con la persona que ataca, cuya finalidad es dominar su personalidad. Al deteriorar la autoestima de esa persona lo arrastra a su propio nivel de miseria y frustración que se niega a reconocer y muchos menos enfrentar.
    Bueno, eso no va a ocurrir conmigo por lo que las burlas y ataques que generen en twitter son un despliegue absurdo de energía que no conduce a nada.
    Perdón que suene muy Doctor Strange pero no me sale explicarlo de otra manera.
    Mintras ellos boludean en Twitter, que es la única herramienta que tienen, yo estoy trabajando en la nota que saldrá al día siguiente.

  8. Te re banco Hugo y soy fiel lector del blog y tus críticas ya hace muchos años por que me copa tu puntos de vista y tus notas!
    Disculpa si te hice volver a leerlos pero me llamo la atención tanta agresividad constante, claramente en el fondo es una cuestión de envidia
    ¡segui así que estaremos bancando!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.