Reseña de Manhunt: La nueva película de John Woo

Tengo una buena noticia y otra mala con respecto a este estreno.

La buena es que brinda una opción para disfrutar en esos días que buscás distraerte con una historia de tiros y persecuciones.

La mala es que este regreso de al cine de acción está muy por debajo del nivel al que el más grande realizador del género nos tiene acostumbrados.

No es para nada una mala película y tiene todos esos elementos de su dirección que los seguidores adoran en los trabajos del realizador, sin embargo no quedará en el recuerdo entre lo mejor de su filmografía.

Es decir, quienes esperen ver algo del nivel de Hard Boiled, The Killer, A better Tomorrow o Contracara pueden salir decepcionados porque Manhunt está más en sintonía con Black Jack, aquella producción para la televisión que el director filmó con Dolph Lundgren en 1998.

Por esa razón, nos encontramos ante una propuesta más que decente sólo que no cuenta con la misma jerarquía de los grandes clásicos del director.

Desde el 2003 Woo se dedicó a filmar películas épicas centradas en diversos períodos históricos de China, como fue el caso de la espectacular Red Cliff (2008-2009), Reign of Assassins (2010) y el drama bélico The Crossing (2014-2015).

Producciones que contaron con un ensamble importante de estrellas del cine asiático y en algunos casos llegaron a durar más de cuatro horas y fueron divididas en dos entregas.

Tras el estrés que le generaron esos proyectos ambiciosos, Woo decidió volver a sus raíces y concibió este nuevo film de acción, donde trabajó con un reparto y equipo técnico mucho más reducido.

Manhunt se originó tras la muerte de uno de sus grandes ídolos del cine, el actor Ken Takakura, quien tuvo una enorme influencia en todos esos anti-héroes de ficción que el cineasta creó en sus grandes clásicos, interpretados por Chow Yun-fat.

En Occidente Takakura quedó en el recuerdo por ser protagonista de esa joya del cine gánsgter que fue The Yakuza (1975), dirigida por Sidney Pollack y otra de sus películas famosas fue Manhunt (1976), de Junya Sato.

Tras el fallecimiento del actor en el 2014, Woo decidió homenajearlo con una remake de la popular obra de Sato.

El inconvenciente con Manhunt es que tiene la debilidad de narrar una historia demasiado familiar y previsible que vimos en infinidades de producciones de Hollywood.

Para el espectador occidental esto no es otra cosa que una remake de El fugitivo con Zhang Hanyu (La gran Muralla) en el rol del Doctor Kimble y Masasharu Fukuyama (quien es más conocido por su carrera musical en Japón) como el detective Samuel Gerard.

La premisa es exactamente la misma.

Du Qiu es un abogado que trabaja para una compañía farmacéutica involucrada en varios negocios sucios. Cuando decide renunciar a la empresa para trasladarse a los Estados Unidos sus jefes no ven esa decisión con buenos ojos por la información que el abogado tiene de ellos.

Luego de una fiesta en la que se designa al nuevo presidente de la corporación, Qiu conoce una chica que al día siguiente aparece muerta en su cama.

Obviamente él no la asesinó pero las pruebas que encuentra la policía en la habitación lo incriminan seriamente y el protagonista emprende el camino clásico de Richard Kimble.

Tras su escape se suma a la persecución el implacable detective Yamura, quien durante la investigación empezará a dudar de la culpabilidad del abogado.

Manhunt es El Fugitivo narrada desde la visión de Woo, quien incluye en su narración todos los elementos clásicos que el fan del género asocia con este realizador.

Por momentos, la película parece haber sido realizada en 1990, donde no faltan las coreografías extravagantes, el melodrama poético, tiroteos filmados en cámara lenta y por supuesto las gloriosas y queridas palomas blancas que te robarán una sonrisa.

Quiero aclarar que disfruté muchísimo de esta propuesta pero no puedo ignorar algunas cuestiones que atentaron con el gran regreso del director que se podría haber esperado.

Al margen que la historia es muy previsible, a diferencia de lo que fueron sus últimos trabajos, donde presentó secuencias de acción creativas (especialmente en Red Cliff) la verdad es que Manhunt no es la obra más inspirada de Woo.

El tratamiento de la acción prácticamente es un collage de grandes éxitos del cineasta, donde vuelve a repetir situaciones muy similares que ya vimos en The Killer, Misión Imposible 2, la mencionada Black Jack y Hard Target, con Jean Claude Van Damme.

Obviamente que si te gusta el cine de acción vas a disfrutar de esos momentos, pero creó que en este caso Woo se pasó un poco con la auto referencia.

Por esa razón al film le falta un poco de espontaneidad, ya que se ve como refrito menor de los que fueron sus grandes obras dentro del género.

Woo se suma al Girl Power

Al margen de estas cuestiones técnicas, la nueva película del director chino presenta dos características muy especiales que no tenían antecedentes en su filmografía.

En primer lugar, Woo optó en este caso por filmar Manhunt con cámaras digitales, del mismo modo en que Michael Mann abordó en los últimos años sus recientes trabajos.

Si bien este es un recurso que le brinda numerosas facilidades a los realizadores, en lo personal la estética que tienen los filmes realizados de este modo no me terminan de convencer, porque siento que estoy viendo imágenes de un backstage.

La definición de las imágenes pueden ser mejores pero las secuencias de acción filmadas por Woo de esta manera se ven raras, aunque por supuesto en esto infieren los gustos personales.

La otra gran novedad de Manhunt es que el director le otorga un rol destacados a los personajes femeninos como nunca lo había hecho en su carrera.

Todos los grandes clásicos de acción del director se centran en relaciones masculinas y por lo general las mujeres aparecen alrededor de los protagonistas para sufrir o acompañar al héroe.

En esta película Woo no sólo le da mayor relevancia a los roles femeninos en la trama, sino que además las hace brillar a la par de los hombres en la secuencias de acción.

Nos encontramos ante una enorme evolución en la filmografía del director.

De hecho, lo mejor de esta producción lo brindan las actrices Ha Ji- won y la propia hija del cineasta, Angeles Woo, quienes interpretan a dos implacables asesinas a sueldo, que además son hermanas.

Me encantó toda la subtrama en la que participan y el modo en que Woo exploró la camaradería femenina que no tenía antecedentes en su obras.

Es más, creo si hacía una película centrada en ellas hubiera sido una propuesta mucho más interesante que la remake de El Fugitivo que brinda el conflicto principal.

Manhunt no defrauda como thriller de acción pero si sos muy fan de Woo mi recomendación es disfrutarla con las expectativas moderadas, ya que no es su mejor trabajo dentro del género.

Este es el avance.

 

 

2 Comentarios

  1. Holaa Hugo! Solo quería pasar a decir felizz cumpleaños!! Sos una visita obligada en mí buscador, y disfruto mucho de tus notas y entrevistas asi cómo de las secciones especiales del blog.
    Se nota el profesionalismo escribiendo lo que te gusta y la dedicación que pones para buscar aquellos datos que uno no podría encontrar en otro lado. Espero hayas pasado un gran día. Saludos!

    PD: Pensé que se venía una retrospectiva cómo Chandler cuando llego a sus 40 jaja. Abrazo!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.