Grandes pinballs de la historia: Red & Tex Road Show (1994)

Mi flipper favorito que afortunadamente pude conservar en su versión digital antes que quedara descatalogado de los productos de Williams en The Pinball Arcade.

Si pudiera tener una sola máquina física eligiría esta y todavía se consiguen algunas mesas en Estados Unidos.

No es el juego más popular pero le tengo un cariño especial porque reúne características únicas que no  se encuentran en otras mesas.

Entre los pinballs con temáticas humorísticas este siempre fue mi predilecto y su creación fue obra de Pat Lawlor.

El ingeniero responsable de obras maestras como Los Locos Addams, FunHouse, Twilight Zone, Monster Bash (el flipper del Dark Universe),Cactus Canyon (el mejor pinball relacionado con el western) y Revenge from Mars (tremendo tributo al viejo cine de ciencia ficción).

Una particularidad de Lawlor es que quedó en el recuerdo por crear flippers con temáticas atípicas que nadie se atrevía a trabajar por ser  consideradas inapropiadas.

El ingeniero, que se podría decir fue el Roland Emmerich (Día de la independencia) del género, llamó la atención por diseñar juegos sobre desastres naturales como los terremotos (Earthshaker!) y tornados (Whirlwind), que en su momento fueron muy elogiados por sus innovaciones técnicas.

En 1994 la industria del flipper enfrentaba una crisis importante debido a la caída de las ventas y Lawlor creó un flipper especial con la idea de impulsar a Williams otra vez en el mercado.

Un día se encontraba demorado en el tráfico debido a una obra donde estaban asfaltando un camino y en ese momento se le ocurrió crear un pinball sobre los trabajadores que se dedican a arreglar calles y autopistas.

La trama del flipper se centraba en una pareja divertida de obreros que cruzaban los Estados Unidos de costa a costa y a lo largo del viaje vivían situaciones graciosas además de encontrarse con algunos problemas.

Así nacía Red y Tex Road Show que tendría dos características muy especiales.

En primer lugar la mesa presentó las cabezas de dos marionetas electrónicas que comentaban toda la partida. Algo muy bizarro porque los muñecos tenían vida y le hablaban al jugador e inclusive le hacía chistes cuando perdía.

Este concepto Lawlor lo había implementado previamente en FunHouse que presentaba al muñeco Rudy que cumplía una función similar.

Sin embargo en Red y Ted los personajes tenían muchos más diálogos con una presencia constante en el juego.

La otra características especial fue que el personaje de la chica Red fue interpretado por la hija de June Carter, Carlene Carter (su padrastro fue Johnny Cash), quien en 1994 era la artista femenina más popular del género.

Algo similar a lo que hoy podría ocurrir con Carrie Underwood, por citar un ejemplo.

Carlene no sólo interpretaba con mucha onda y comentarios divertidos el personaje de Red, sino que además cuando se activaba la función del Multiball y el Jackpot sonaba su canción más popular, Every Little Thing.

El tema fue un gran hit en ese momento en los Estados Unidos y era natural que lo incluyeran también el flipper.

Cuando suena en el juego generan un momento muy especial.

Otra adición de este pinball fue que trajo de regreso las mesas anchas que habían desaparecido a fines de los años ´70.

Si bien el estilo de juego que proponía no era complejo, los detalles en las características técnicas lo destacaban frente a otras propuestas.

Las marionetas tenían una marcada presencia con los diálogos y a las diversas animaciones en la pantalla de video se destacaba una tremenda banda sonora a pura música country realizada por Chris Granner.

Ya sea por la temática que abordaba o la música country en Estados Unidos Red & Tex Road Show resultó un gran éxito comercial para Williams en las paradas de camioneros en las rutas.

A medida que los personajes recorren distintas ciudades el jugador debe afrontar diversas desafíos bizarros, como las destrucción de taxis, persecuciones policiales, tornados y terremotos (un guiño a los famosos flippers previos de Lawlor) y hasta una invasión alienígena.

La voz de Tex por cierto fue interpretada por Tim Kitzrow, una de los actores más reconocidos en el campo de los videos juego que quedó en el recuerdo por este flipper y el clásico NBA Jam.

No existe otro pinball como este y por eso ocupa un lugar especial entre los grandes títulos del género.

Este es un video promocional que se hizo para presentar el pinball en 1994 con el testimonio de Pat Lawlor.

La excelente versión digital que hasta el mes pasado se podía conseguir en The Pinball Arcade (en la versión que yo tengo en mi Kindle la pantalla se ve mucho más clara).

 

4 Comentarios

  1. No lo conocía, me cayó en un paquete que compré en la versión PC, y la verdad que es muy adictivo!
    (¿Cuando sale la review del Star Trek Next Generation?) Abrazo!!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.