Grandes pinballs de la historia: Terminator 2 (1991)

En la época de gloria de los pinball hubo muchas compañías que brindaron mesas excepcionales, sin embargo el motivo por el que siempre elegí a Williams como mi favorita se debe a que siempre fueron un paso más allá.

No sólo brindaron diseños espectaculares sino que además revolucionaron el concepto del flipper para llegar  a una nueva generación de jugadores.

Todo se lo debemos a este señor, la leyenda Steve Ritchie.

Un veterano de la Guerra de Vietnam que encontró su vocación en el mundo de los videos juegos. Si bien empezó en este campo como empleado de Atari fue la industria del pinball la que lo impulso entre los grandes artistas del siglo 20.

Ritchie no se conformaba con crear mesas atractivas sino que además siempre le buscaba la vuelta al juego para llevar el pinball a otro nivel.

Con la mesa Firepower (1979) creó el sistema de multiball que haría más emocionantes la partidas y las rampas que le otorgaban mayor velocidad a las bolas.

Luego con Black Knight (1980), inspirado por el mito artúrico, añadió la opción de “magna save” que impulsaba la bola en la mesa otra vez cuando se perdía en una de las ranuras laterales.

Sin Steve Ritchie los pinballs hubieran desaparecido para siempre cuando cobraron popularidad los juegos arcades en los años ´80.

Un momento histórico para el flipper se produjo en julio de 1991 cuando Williams presentó en el mercado la mesa de Terminator 2, que abriría la segunda etapa de gloria en esta clase de entretenimiento.

No deja de ser loco que la película de James Cameron no sólo revolucionó el cine para siempre, sino que además su concepción tuvo repercusiones en otros campos.

Si bien antes de la aparición de Terminator 2 ya estaba enganchado con los flippers esta mesa disparó la pasión porque nada volvió a ser los mismo en adelante.

Aunque en lo personal creo que la gran obra maestra de Ritchie (y uno de los más grandes flippers de la historia) fue el de Star Trek: Nueva Generación (que pese a que jamás vi un episodio de la serie se encuentra entre mis principales favoritos), con Terminator 2 se produjo el amanecer de una nueva era.

A partir de 1991 los flippers se volvieron mucho más sofisticados y dejaron de ser una atracción de habilidad para convertirse en una experiencia inmersiva.

La gran mayoría de esas mesas gloriosas, que estaré reseñando en futuras notas, tomaron los elementos esenciales que Ricthie presentó por primera vez en esta propuesta.

Terminator 2 fue la primera mesa en contar con una pantalla de video que guiaba al jugador y añadía micro juegos dentro de la partida, como el momento en que se debía destruir un helicóptero.

Ritchie remplazó la tradicional palanca por el gatillo de un revólver más un original brazo mecánico que funcionaba como un cañón.

Por otra parte el diseñó artístico de la mesa era increíble y te sumergía en el concepto de la película. En parte superior se detacaba la calavera del T-800 y un poco más a la derecha la figura de un helícoptero, cuya hélice giraba durante la partida.

La banda sonora era mucho más elaborada que las que tenían el resto de los flippers hasta ese momento, al igual que los efectos de sonido, y la gran atracción pasaba por la voz de Arnold Schwarzenegger.

El actor tenía una fuerte presencia en el juego y brindaba todas las frases históricas de este film como “Hasta la vista baby” y “I´ll be back”.

James Cameron quedó encantado con las innovaciones de Ritchie pero sólo se impuso una condición al ingeniero para darle luz verde al proyecto.

En el arte de la mesa no se debía mostrar al T-1000 ya que el cineasta no quería que las transformaciones del personaje se quemaran en el flipper antes que la gente viera la película.

Por ese motivo los diseños del juego se centran en el T-800 y si bien la imagen de Robert Patrick aparece en la mesa nunca se muestra el cyborg que interpretaba.

Recuerdo que cuando esta mesa apareció en las salas de videos juegos fue un fenómeno importante que se podrían comparar con el lanzamiento de Street Fighter 2, Mortal Kombat (donde Ritchie aportó la voz del anunciador) o el juego de las Tortugas Ninjas.

Nunca se había visto un flipper tan sofisticado y todo el mundo quería jugarlo.

Lo positivo es que su suceso también impulsó a que otras compañías no se durmieran en los laureles y trabajaran en las nuevas mesas modernas que aparecerían después.

Los únicos que rechazaron y criticaron de manera negativa la obra de Ritchie fueron los amantes del pinball de la vieja escuela.

Hay todo un debate en torno a esta cuestión.

El tema es que la primera camada de jugadores de los años ´60 y ´ 70  especialmente entienden que el concepto tradicional del flipper se distorsionó con estas adiciones modernas que fusionaban el pinball con las atracciones arcade.

Por lo general los veteranos no quieren saber nada con la pantallas de videos y la idea que se incluyan mini juegos más allá del control de la bola.

Creo que pasa más que nada por una cuestión generacional donde estas personas se sienten más cómodas con el estilo simple de juego, donde las puntuaciones era más limitadas.

Tengo una enorme simpatía por la mesas viejas, que algunos casos (como Central Park de 1966 o Spanish Eyes de 1972) son más complicadas de dominar que las propuestas de los años ´90.

Sin embargo me quedo toda la vida con el pinball inmersivo que me conecta con la temática que trabaja,

Lo interesante de Terminator 2 es que más allá de las innovaciones técnicas era una mesa fácil de manejar. En lo personal la considero una opción excelente para aprender a dominar el control de la bola a través de los flippers.

Con esta mesa aprendí a extender la opción del multiball al contener dos bolas con una paleta mientras generaba puntuaciones con otra bola libre, en lugar de andar a los paletazo para evitar que se escapen.

El paso siguiente, por supuesto era tratar de cambiar de paleta las bolas contenidas mientras la bola suelta seguía generando puntuaciones. Con práctica Terminator 2 te permitía esa posibilidad, algo que no podrías hacer con facilidad en la mesa de Judge Dreed que tenía un ritmo de juego más frenético.

En resumen una mesa histórica que no en vano se la recuerda entre los más grandes pinballs de todos los tiempos.

 

 

 

5 Comentarios

  1. Espectacular el informe. Lastima que en mi barrio ya no hay de esas máquinas. Hya alguna opción para los pobres para jugarlo en PC aunque la experiencia no sea la misma?

  2. Sí en The Pinball Arcade Gabriel es la mejor opción.Es lo más cercano que hay a jugarlo de verdad. Podés bajar la aplicación por android. El problema es que T2 y las mesas de Williams sólo van a estar disponible hasta el 30 de junio porque Williams no le renovó la licencia a los creadores del juego. De todos modos si te comprás T2 antes de esa fecha, ya queda en tus dispositivo y no te lo quitan.
    Lo que pasa que después del 30 de junio no se podrá conseguir.

  3. Como dije antes, un amigo con una sola ficha podia estar horas!! El tipo se habia tomado la molestia de entender al juego en vez de solo empujar la pelota, entonces sabia que hacer para sacar bolas adicionales, juegos, etc.
    Muy bueno!!!

  4. Hola Hugo! Genial informe! En lo personal, era más de los arcades (Tetris, Golden Axe, Ninja Turtles, The Simpson, Metal Slug) pero de vez en cuando me iba hacia el sector de los pinballs. Este que mencionas era espectacular, otro que también jugaba bastante era el de Indiana Jones (es creación de la misma persona?) Impresionan los detalles, se nota que hay puesto un laburo enorme en las mesas. Un abrazo!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.