6 Comentarios

  1. Si bien no leí tu reseña todavía por falta de tiempo, que bueno enterarse. De todos modos, para mí el verdadero “descoloque” (como le llaman) en la trilogía en solitario es Ragnarok. Aún con todos los desperfectos con los que hayan adaptado al personaje en la primera y segunda, ese Thor si que daba pena y resultaba abismalmente distinto al de las anteriores. A Los Últimos Jedi (película que aún no vi) le pegaron los fanas por ciertos cambios en el personaje de Luke. Pero con Ragnarok ya me hundí en la verguenza ajena, así que no debe ser muy distinto.

  2. Yo soy de los que disfrutaron Ragnarok. Me encanta Thor y en esa película lo vi con el poder del cómic, más allá de los temas del tono y que sea una película tan de Waititi. En esta vi lo mismo, pero con la esencia clásica del personaje. Solo voy a decir que lloré de emoción en dos ocasiones por el Dios del Trueno. Peliculón.

  3. Pero como dijo la reseña, no basta. Si lo muestran muy pavote durante el 90 por ciento del metraje, ¿de que sirve entonces? Tedio total.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*