Grandes pinballs de la historia: Dr.Dude and His Excellent Ray (1990)

Publicidad

Dentro de los diversos géneros que componen las temáticas de los pinballs siempre tuve un predilección especial por las mesas humorísticas.

Aquellas que fueron a contramano de las aventura y el terror para ponerle más humor al género con personajes y situaciones disparatadas.

Dentro de este estilo un pinball emblemático fue Dr.Dude and His Excellente Ray, de la compañía Bally, que fue diseñado por uno de los grandes maestros en este campo del entretenimiento, como es Dennis Nordman.

Un ingeniero que si bien brindó otras propuestas populares de diversas temáticas, como Demolition Man, basado en la película de Sylvester Stallone, fueron sus creaciones humorísticas las que lo convirtieron en una leyenda de estos juegos.

Lo que siempre me gustó de sus proyectos, al margen del modo en que domina el humor absurdo, es que brindaban personajes originales que no pertenecían a ninguna franquicia.

Dr.Dude era un delirio absoluto y estaba dedicado exclusivamente a la platea masculina.

El concepto de la mesa funcionaba como una sátira de las viejas publicidades del físico culturista Charles Atlas y su programa de ejercicios, que solían aparecer con frecuencia en los cómics de los año ´60 y ´70.

Al comenzar la partida el jugador ingresaba a la clínica del Dr.Dude, un medico extravagante y chiflado que estaba inspirado en el rapero Vanilla Ice, quien tenía una gran popularidad a comienzos de los años ´90.

El objetivo del pinball era que el jugador aumentara su nivel de «dudosidad» para convertirse en un tipo super cool.

Para lograr ese objetivo había que conseguir tres elementos esenciales: El corazón del rock and roll, la personalidad magnética y el don de la elocuencia para expresarse de manera fluida entre la gente.

Sin embargo el tratamiento del Dr.Dude no era tan sencillo ya que aparecía un bully violento, que casualmente lucía como un fisicoculturista, y encargaba de menospreciar al jugador.

Afortunadamente existía la opción del golpear al matón con la bola para obtener más puntos.

Dr.Dude es un arquetipo perfecto del estilo de flipper que más me atrae como jugador.

Nos encontramos ante una mesa de colores vibrantes con numerosos detalles en el arte, que estuvo a cargo del ilustrador Greg Freres, otra leyenda del mundo pinball.

El pinball se destacaba por las ilustraciones de cómics que adornaban el juego y estaban ubicadas por toda la mesa. Por consiguiente, era un juego que se disfrutaba más allá de la partida, ya que podía leer las diversas situaciones ridículas que presentaba este particular hombre de la medicina.

Un estilo de juego rápido que era más divertido todavía gracias a la música ochentosa que ambientaba la partida.

Mi única objeción con Dr.Dude es que no contaba con la opción de bola salvada.

Muchas veces ocurre que al disparar la bola la trayectoria se dirige al centro de los flippers y no tenés modo de detenerla. O tal vez rebota en algún lado y se escapa por alguna ranura de los costados.

La mayoría de los pinballs modernos de los ´90 en ese caso te daban una segunda oportunidad para disparara la bola otra vez con la famosa frase «Dont Move» o «Freeze».

En Dr. Dude eso no ocurre y cuando perdés la bola de esa manera la partida se acorta bastante.

Salvo por ese detalle es una mesa muy divertida con colores vibrantes, excelentes efectos de sonidos y una estética de cómic que en 1990 fue bastante innovadora.

A raíz del suceso de este juego, Dennis Nordman luego creó otros pinballs famosos con una temática similar que ya destacaré en futuras notas.

Este flipper se encuentra disponible entre las opciones que ofrece The Pinball Arcade.

Publicidad

5 comentarios

  1. Es genial ese pinball, que lastima no vivir esa época de oro! El único que recuerdo haber jugado es el de Robocop.

    Saludos, Hugo.

  2. Hola, yo lo tengo en mi casa, y la verdad que cada vez que lo prendo me hace recordar tiempos de mi adolecencia, es exelente. Abrazo, muy buena la nota.

Los comentarios están cerrados.