Los peligros de Penélope (1969)

Cuando Hanna-Barbera estrenó Los autos locos en 1968 hubo dos personajes que enseguida captaron la atención del público.

El villano Pierre Nodoyuna con su perro Patán, quienes tenían momentos desopilantes, y Penélope Glamour, una adición que los realizadores que los artistas concibieron literalmente a las apuradas.

Cuando casi tenían la serie lista, los directivos del estudio se dieron cuenta que Los autos locos no contaban con ningún personaje femenino y enseguida ordenaron al equipo que resolvieran esa situación.

Jerry Eisenberg, veterano de la compañía, fue el que le sacó las papas del fuego al equipo al crear en apenas dos horas a Penélope y su famoso auto, el Compact Pussycat.

La inspiración del personaje fue el rol de Natalie Wood, Maggie Dubois, en el film The Great Race (1965), que había sido la fuente sobre la que se basó el programa.

Lo curioso de esta situación fue que en poco tiempo Penélope se convirtió en una de las figuras más populares de la serie animada.

Su sentido del humor para salir de situaciones difíciles en las carreras y la inocencia que presentaba su personalidad hicieron que se destacara entre los favoritos del público.

A raíz del suceso de estos dos personajes, Hanna-Barbera enseguida les dio sus propias series que funcionaron como una especie de continuación de Los autos locos.

Pierre Donoyuna y Patán protagonizaron El escuadrón Diabólico mientras que la estrella femenina sobresalió en Los péligros de Penélope Glamour.

Una joya de esta productora donde se rindió homenaje a la era muda del cine hollywoodense.

En la trama se explicaba que la protagonista era multimillonaria y su fortuna estaba custodiada por su tutor, Silvestre Dos Caras, quien además se desempeñaba como su asesor financiero.

Sin embargo, el hombre además era el delincuente la Garra Siniestra, quien intentaba asesinar a la joven para quedarse con el dinero.

Penélope obviamente siempre encontraba una manera de salir de los peligros y además contaba con la ayuda del Escuadrón Mete La Pata, liderado por Mafio y sus pandilleros.

Lo genial de esta serie es que brindaba una sátira muy divertida sobre concepto de la damisela en apuros, al mismo tiempo que le rendía homenaje a los primeros seriales de Hollywood.

Los pelígros de Penélope no fue otra cosa que una remake animada del famoso serial de 1914, Los peligros de Pauline.

En aquella producción la historia tenía como protagonista a una joven que heredaba una fortuna y aspiraba a convertirse en escritora. Su tutor, el señor Marvin, entonces ideaba todo de planes para acabar con la vida de Pauline.

Como ocurría en la serie animada de Hanna-Barbera, en cada episodio la heroína lograba escaparse de los peligros extravagantes que elaboraba el villano.

A continuación pueden ver un fragmento del serial que fue un enorme suceso cuando llegó a los cines.

Años después, en 1947, se hizo una remake en un largometraje que tenía un enfoque más humorístico y estuvo protagonizado por Betty Hutton.

Los peligros de Penélope tomaba elementos de estas producciones y evocaba a través de la música y los argumentos el cine clásico de comienzos del siglo 20.

Algo que me gusta mucho de esta serie es que presentó una estética diferente a la de Los autos locos con los escenarios pintados en acuarelas.

Penélope volvía a sorprender con su carisma y demostraba que podía llevar adelante su propio programa.

Aunque sólo se hicieron 17 episodios, la serie se convirtió en un clásico de la productora con el paso del tiempo y en el 2005 obtuvo su edición en dvd.

Obviamente esta producción forma parte de mi colección de Hanna-Barbera e incluye el doblaje latino original que se hizo para Latinoamérica.

Estos eran los créditos iniciales

 

 

 

 

3 Comentarios

  1. Muy buena recomendacion Hugo, la serie la descubri por el viejo cartoon Network apenas llego al cable, una pena que fuera mucho mas popular aca la de el escuadron diabolico que es muy buena tambien, pero lamentablemente por lo menos aca la serie de Penelope se conoce poco.
    Mafio y sus pandilleros son geniales como personajes secundarios un acierto que los usaran a ellos y no a algun otro.
    Un detalle a ver si coincidis conmigo, la garra siniestra no es muy parecido a Gianni Lunadei?? Si se hubiera hecho el live action es un casting perfecto

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*