La remake de Los autos locos

Aunque la noticia no tuvo mucha repercusión en los medios, en el último tiempo la compañía Hanna-Barbera volvió a revivir a través de Warner Bros con nuevos proyectos en la televisión.

Si bien ya no producen la cantidad de series que llegaron a brindar en el pasado es alentador ver que el logo del estudio todavía sigue vigente en la televisión.

Este año Hanna-Barbera estrenó la remake de por el canal Boomerang, donde relanzaron la serie para una nueva generación de espectadores.

Aunque el programa original de 1968 sólo duro una temporada, con el paso del tiempo se convirtió en una obra de culto que es recordada entre los mejores trabajos de la productora.

La remake es muy curiosa porque si bien mantiene el concepto original de esta propuesta, el estilo de humor está más en sintonía con lo que fueron esa camada de series originales que aparecieron en el Cartoon Network a comienzos de los ´90.

Me refiero a títulos como Dos perros tontos, La vaca y el pollito o El laboratorio de Dexter.

A diferencia del programa de los años ´60, que mantenía a los personajes en constante movimiento con situaciones humorísticas, en la nueva versión se desarrollan enredos más elaborados y los pilotos de carrera pasan gran tiempo fuera de sus vehículos.

Del reparto original los productores sólo utilizaron apenas cuatro personajes: Penélope Glamour (quien tiene un gran protagonismo), Pedro Bello, la pareja Horripilante del Espantomóvil y por supuesto Pierre Nodoyuna y Patán.

Esto es una gran desventaja porque dejaron a fuera a creaciones fabulosas de la compañía como los Hermanos Macana, Mafio y sus pandilleros y el Profesor Locovich entre otros.

Una genialidad de Los autos locos en lo referido a cuestiones técnicas es cómo lograban incluir tantos personajes en cortos que no superaban los 11 minutos.

En la remake los protagonistas tienen mayor interacción entre entre sí pero el elenco es mucho más limitado.

Si bien incluyeron nuevos personajes como Pandora, la hermana gemela de Penélope y el narrador de las carreras, que esta vez aparece en las historias, el programa no tiene el mismo atractivo.

De todos modos es justo destacar el hecho que la serie rescata la animación tradicional con nuevos diseños de los personajes, donde la protagonista resultó más favorecida.

Lo mejor pasa por la excelente banda sonora, que incorpora con nuevos arreglos el tema clásico de la serie, y melodías que remiten a los años ´60.

La nueva versión de Los autos locos es un dibujo animado simpático pero no tiene la magia de la obra original.

Sin embargo, funcionó muy bien en en rating de la televisión norteamericana y por ese motivo Warner Bros ya anunció una segunda temporada.

A continuación pueden ver los créditos iniciales.

 

2 Comentarios

  1. Estas remakes son una porqueria, ninguna logra ni de cerca recrear la magia de las originales por mas tecnologia y guita que le metan. Son simbolos de una epoca que ya pasó, es como querer revivir el flower power o algo de eso.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*