Historia de Wonder Woman

Publicidad

Capítulo 29: Challenge of  the Super Friends

1978 fue un gran año para la editorial DC donde sus personajes principales sobresalieron a nivel popular, más allá de los cómics.

En la televisión Lynda Carter estaba consolidada como Wonder Woman, en la segunda temporada de la serie, y en el cine Christopher Reeve hizo su debut como Superman.

La otra gran propuesta de la compañía se desarrolló con la tercera temporada de los Super Amigos, realizada por la productora Hanna-Barbera.

Hasta la fecha sigue siendo recordada como versión más comiquera y popular de la franquicia, que además trascendió por la enorme influencia que tuvo en artistas de DC que sobresalieron años después.

Podemos citar los casos de Alex Ross, Mark Waid y Geoff Johns, probablemente el guionista de la editorial más importante de los últimos tiempos, quienes encontraron su vocación de chico a partir de su fanatismo por esta temporada de la serie animada.

El éxito del relanzamiento de los personajes un año atrás generó que los productores se animaran a experimentar un concepto diferente, con la intención de atraer también a los aficionados de la historieta.

Debido al suceso en los índices de audiencia, los Super Amigos se expandieron en la televisión con un programa de una hora de duración, algo que no tenía precedentes en la animación norteamericana.

Hanna-Barbera dividió los episodios en dos segmentos diferentes. La primera media hora presentaba aventura similares a las que se habían visto en la segunda temporada con la formación de Superman, Batman, Wonder Woman, Aquaman y los gemelos fantásticos.

Sin embargo, fue el segundo segmento el que marcó la diferencia sobre el resto, al presentar una alternativa que era un sueño hecho realidad para los fans.

Challenge of the Super Friends (que en castellano se tradujo como El reto de los Super Amigos) presentaba a los héroes contra la emblemática Legión del Mal.

Una agrupación fundada por Lex Luthor, quien reunía a famosos villanos del universo DC con el propósito de destruir a los Super Amigos.

El equipo estaba integrado por Solomon Grundy, Sinestro, Black Manta, Toyman, Bizarro, Braniac, Gorilla Grood, el Acertijo, Capitán Frío y el Espantapájaros.

Las dos integrantes femeninas estaban relacionadas con las aventuras de Wonder Woman e incluía el debut en los dibujos animados de Cheetah y Giganta.

Por el lado de los Super Amigos, la formación integraba a los nuevos héroes relacionados con la diversidad racial, como Samurái, Black Vulcan y Jefe Apache, además de incluir a Flash, Hawkman y Linterna Verde.

Los gemelos Zan y Jayna en este caso se quedaban afuera ya que había un exceso de personajes.

Originalmente este segmento se iba a llamar Battle of the Super Friends e iba a tener como protagonista principal a Shazam, quien se iba a sumar al equipo de los héroes.

El líder de los villanos no iba a ser Luthor sino Dr.Sivana, el clásico enemigo de Shazam.

Lamentablemente para Hanna-Barbera el proyecto nunca pudo prosperar debido a que su clásica competencia, el estudio Filmation, estrenó ese mismo año la serie live action de Shazam. Por una cuestión de derechos la franquicia de los Super Amigos no pudo contar con esos personajes y los productores tuvieron que reconstruir el concepto de ese segmento.

Cada episodio empezaba con el ojo de un cocodrilo que se encontraba en el pantano donde se escondía el Salón de Mal; la guarida de los villanos.

La gracia de esta propuesta pasaba por ver a todos estos personajes clásicos compartir una misma aventura.

La apertura de la serie en castellano era tremenda.

Un aspecto fascinante de esta producción es la manera en que los directores Ray Patterson y Carl Urbano lograban trabajar relatos cortos con 22 personajes, algo que es muy difícil de conseguir.

Sobre todo por el hecho que los realizadores lograban que cada héroe y villano tuviera su momento destacado.

Dentro de las distintas encarnaciones de los Super Amigos está fue la más comiquera porque permitió disfrutar a los superhéroes contra sus enemigos clásicos.

En el caso de Wonder Woman ella era la encargada de enfrentar por lo general a Giganta y Cheetah.

En este segmento también se consolidó la participación de los nuevos héroes presentados en la temporada anterior.

Debido a que los realizadores trabajan en cada relato con una gran cantidad personajes, los finales de las historia eran más abruptos y no terminaban con la clásica carcajada grupal de los Super Amigos.

La tercera temporada constó de 16 episodios y se emitió entre septiembre y diciembre de 1978.

La gran recepción que tuvo entre el público infantil y juvenil derivó en que Warner desarrollara una de la grandes bizarradas en materia de producciones relacionadas con los cómics de DC.

En parte inspirados por el éxito de Filmation con la serie de Shazam, Hanna-Barbera también decidió incursionar en las producciones live action y el 18 de enero de 1979 estrenó Legends of the Superheroes.

Basado en el concepto de Challenge of the Super Friends, el programa brindó el regreso de Batman y Robin, interpretados por Adam West y Burt Ward, con una adición muy especial.

La icónica dupla esta vez interactuaba con Linterna Verde, Shazam (ahora con los derechos adquiridos por Hanna-Barbera), Atom, Huntress, Flash y Canario Negro.

Wonder Woman quedó afuera (por suerte) de este proyecto, ya que su serie se emitía por el canal CBS  y este delirio iba por NBC.

Al igual que en la serie animada los héroes se enfrentaban a un grupo de villanos integrados por Solomon Grundy, Sinestro, Mordru, Dr.Sivana y Giganta.

Estos eran los créditos iniciales.

Estos especiales presentaron el mismo humor disparatado de la serie de Batman de los años ´60 (un motivo que hubiera hecho imposible también la inclusión de Diana) e incluía personajes bizarros como Weather Wizard, Ghetto Man y una anciana mamá de Hawkman que era desopilante.

Adam West estaba completamente descontrolado en el rol de Batman y tenia momentos de comedia maravillosos.

A continuación pueden ver parte de un sketch humorístico entre Hawkman y Solomon Grundy. Me matan las plumas del traje.

Linterna Verde y Sinestro tampoco se quedaban atrás.

Y como olvidar las apariciones de Canario Negro.

Si Adam West era divertido en su encarnación de Batman al estar en contacto con el resto de los personajes se potenciaba más todavía, tal punto que la serie de los Super Amigos parecía una obra de Isaac Asimov.

Estos dos especiales de Hanna-Barbera desde el 2010 se encuentran disponibles en dvd y también se consiguen en internet.

Originalmente se emitieron por la televisión norteamericana el 18 y 25 de enero de 1979.

Durante el mismo período, en la revista de Wonder Woman, la editorial DC se esforzaba por encontrar un equipo creativo sólido, mientras el cómic se preparaba para ingresar a una nueva década que traería transformaciones profundas en la princesa amazona.

Continuará.

 

 

 

 

Publicidad

2 comentarios

Los comentarios están cerrados.