Retrospectiva Camelot: The Excalibur Kid (1999)

Publicidad

Capítulo 37

Tras lo que fue el período de máxima explotación del mito artúrico en el cine, la década de 1990 se despidió con The Excalibur Kid.

Una propuesta familiar realizada para la televisión que tal vez en algún momento encontraron en la televisión.

Se trata de una producción independiente con actores desconocidos que se hizo con un presupuesto muy moderado y refritó otra vez el concepto de Un yankee en la corte del Rey Arturo, de Mark Twain.

Una historia que como vimos en capítulos previo, ya tenía varias adaptaciones realizadas en los años ´90.

Si había un relato que no daba para más en el cine era este, pero los realizadores decidieron de todos modos desarrollar el proyecto con un fuerte hincapié en los elementos fantásticos.

La trama tenía como protagonista a un adolescente fanático de las espadas y los temas medievales, quien por un hecho que no tenía ningún tipo de sentido viajaba en el tiempo a la época del Rey Arturo.

Allí se convertía en un ayudante de Merlín para buscar la espada de Excálibur y restaurar al rey como el líder de Camelot.

Si bien los efectos especiales no estaban mal, para tratarse de una producción de bajo presupuesto, el film no era bueno y ofrecía una recreación bastante artificial de los tiempos medievales.

Aunque The Excalibur Kid resultó una película pobre, dejó su huella en esta temática al incluir en la trama a la hechicera Morgause, la verdadera madre de Mordred y el caballero Gawain.

Por una distorsión generada por el cine hollywoodense, a nivel popular se relaciona a Morgana LeFay como la hermana incestuosa de Arturo y la responsable de concebir a Mordred, quien determinaría la caída de Camelot.

En realidad la figura responsable de esos hechos fue Morgause, la hermana de Morgana.

Lo que ocurrió es que muchas adaptaciones del cine, como Excálibur de John Boorman, fusionaron los roles de Morgause y Morgana en un mismo personaje.

Como ese rol llevaba el nombre de Morgana quedó establecido a nivel popular que ella fue la responsable de concebir a Mordred, aunque eso no ocurría en las versiones literarias.

Morgause tuvo sus primera apariciones en las obras de Geoffrey de Monmouth, Los reyes de Britania y Perceval, la historia del Grial, pero recién fue desarrollada como personaje en La muerte de Arturo, de Thomas Mallory, que casualmente es la obra que inspiró la mayoría de las películas en el cine.

En ese relato se describe claramente que Morgause fue quien concibió a Mordred con Arturo y no Morgana, pero cuando se empezaron a fusionar los dos personajes en un solo rol se consolidó la confusión.

La película The Excalibur Kid en cambio presentó a la villana original de la historia, quien conspiraba contra el rey de Camelot, algo que no tenía antecedentes en el cine.

Aunque esta producción no fue buena al menos cuenta con esta curiosidad que contribuyó, aunque sea por una sola vez, a limpiar el nombre de Morgana Le Fay en el cine.

Este es el avance del film.

Publicidad