Capitán EO: Una producción de George Lucas

Dentro del género de ciencia ficción Capitán EO quedó en el recuerdo como una de las grandes producciones de los estudios Disney, que en 1986 reunió un equipo artístico de primer nivel.

La producción de , dirección de Francis Ford Coppola, fotografía de Vittorio Storaro, la música de James Horner y la figura de en el pináculo de su carrera.

Este cortometraje, que en su momento fue el más caro de la historia del cine (debido a su presupuesto de 23.7 millones de dólares) se concibió como una atracción exclusiva del parque Epcot Center en Disneyworld.

Los miembros de Walt Disney Imagineering, la organización encargada de desarrollar las propuestas de Epcot, crearon este proyecto donde explotaron de un modo original el furor que había por Michael Jackson a mediados de los ´80.

El cantante por aquellos días era una de las figuras públicas que mayor atención generaba en el mundo del entretenimiento y venía de una enorme repercusión mediática con el evento We are the World y la campaña publicitaria de Pepsi, Next Generation, que lo tenía como protagonista.

Era inevitable que Disney hiciera algo con él y en 1986 le acercaron esta propuesta a Jackson que reunió a artistas de renombre en Hollywood.

La idea inicial era que Steven Spielberg dirigiera al cantante en una aventura concebida como una especie de Star Wars musical.

Sin embargo Spielberg estaba ocupado con la producción de El Imperio del sol  y la dirección quedó a cargo de Francis Ford Coppola.

Jackson interpretaba al excéntrico Capitán EO, quien viajaba al planeta de la Líder Suprema, interpretada por Angelica Huston, con la intención de regalarle una canción y una coreografía de baile.

Sí, así de bizarra era la trama, y con esa estrategia el protagonista buscaba salvar el universo de la tiranía de la reina malvada.

El héroe se llamaba EO en una referencia a la diosa griega Eos, una idea de Coppola que hacía más extraña todavía a esta propuesta.

Jackson lideraba una nave tripulada por criaturas simpáticas que parecían haber sido reclutadas en la cantina donde Luke Skywalker conocía Han Solo en Star Wars.

eo3

La trama tenía secuencias de acción impecable y se fusionaban con las escenas musicales donde Jackson interpretaba las canciones We Are Here to Change The World  y Another Part of Me, que luego se incluyó en su disco Bad.

Más allá del tono infantil de la historia y el hecho que el conflicto no tenía demasiado sentido, Capitán EO era un entretenido corto que funcionaba como una atracción diferente de Epcot.

El guionista Rusty Lemorande fue el responsable de mejorar el proyecto con la idea de incluir en la sala efectos de humo y luces que hacían más intensa la experiencia del corto en tres dimensiones.

Por esa razón, Lemorande es reconocido en Hollywood como el padre de lo que hoy se denomina el cine 4D.

Tom Yeates, un ilustrador famoso por sus trabajos en las revistas de El Príncipe Valiente y el Zorro, fue responsable de desarrollar la adaptación del corto en los cómics que incluía anteojos 3D.

EO

Debido a la popularidad de Jackson y la relación de George Lucas y Coppola con el proyecto, Capitán EO fue un enorme suceso en Epcot y en poco tiempo se expandió a todos los parques de Disney.

La repercusión de este proyecto generó que un tiempo después el cantante apareciera en la película Moonwalker, basada en sus trabajos para el disco Bad.

Capitán EO se convirtió en un clásico de los parques de Disney y se emitió con regularidad desde septiembre de 1986 hasta finales de 1996.

Luego volvió a Epcot en el 2010 a raíz de la muerte de Jackson y su última función se llevó a cabo en diciembre de 2015.

Hoy el corto también se puede disfrutar online y es una interesante rareza relacionada con estos artistas.

A continuación pueden ver el corto completo con subtítulos.

 

 

 

5 Comentarios

  1. El corto es muy bueno y el 3D para ser de 1986 es excelente. Se ve mejor y está mejor usado que muuuucho de lo que sale hoy en el cine.

  2. Recuerdo como me voló la cabeza cuando lo pude ver en Epcot, cuando tenia 10 años en 1989. Fue la primera cosa en 3D real que vi, y lejos la que mas me impacto.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*