Historia de Wonder Woman

Publicidad

Capítulo 9: Las 50 sombras de Diana

A esta altura del informe no quedan dudas que Wonder Woman es el personaje más complejo de DC por las circunstancias que dieron luz a su origen y el concepto innovador de heroína que presentaba.

Como si todas estas cosas no fueran detalles menores para una revista de cómics, la Era Dorada de las aventuras de Diana también sobresalió por el marcado y explícito contenido erótico que presentaban los argumentos.

Algo que no se podía encontrar en ninguna otra propuestas de superhéroes.

Hasta la fecha ningún biógrafo de William Marston pudo determinar si el psicólogo en su vida privada era practicante de fetiches sexuales relacionados con el sadomasoquismo, pero es claro en su obra que tenía una enorme fascinación por el tema.

Muy especialmente en lo que se refiere a la práctica del Bondage, un actividad erótica que consiste en un juego de dominación donde el cuerpo de una persona es inmovilizado a través de sogas o esposas, entre otros elementos.

Una actividad que forma parte de las aficiones sexuales que se conocen como Bondage y Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo, abreviada  generalmente en la sigla BDSM.

Todas estas prácticas se realizan con el consenso de los participantes y no tienen nada que ver con el sadismo criminal, que es algo completamente diferente y suele confundirse a menudo.

De hecho, eso fue uno de los problemas que tuvo que enfrentar la editorial DC con el cómic de Wonder Woman.

Al estudiar los cómics de esta etapa y la obra en general de Marston es evidente que el autor tenía tenía una pasión especial por este tema.

Sobre todo en lo que se refiere a la interrelación entre la persona dominante y la sumisa.

Un tema que no nació con Wonder Woman sino con su bizarra novela erótica Venus and me, de 1932, que luego se publicó en 1952 con el título de La vida secreta de Julio César.

Una historia que narraba la biografía del Emperador romano a través de un enfoque erótico que reunía todos los fetiches sexuales que se les pueda ocurrir.

Como se puede apreciar en la portada de la novela, los detalles de la ilustración son los suficientes gráficos para retratar el perfil de la historia.

julious caesar

Un argumento que tranquilamente podría haber sido filmado por el cineasta italiano Pierre Pasolini (Saló).

Marston tenía un fijación con el poder a través de la sumisión y la relación afectiva entre las dos personas que se prestaban a esas prácticas.

Mientras estuvo a cargo de los guiones del cómic, todas y cada una de las historias de Wonder Woman presentaban a la protagonista en situaciones de Bondage.

En ocasiones la heroína asumía el papel de sumisa frente a sus enemigas que demostraban una personalidad dominante.

ilchIHd

Wonder-Woman-in-Bondage

Sin embargo a menudo era Wonder Woman quien aparecía en el rol de Ama y sometía a sus enemigos en posturas que tenía un marcado perfil erótico.

Wonder-Woman-bondage-panel

Si bien por aquellos días era habitual ver a otros personajes de cómics como Dick Tracy, Capitán América o Lois Lane atados con cadenas en situaciones de peligro, esos argumentos se desarrollaban en el marco inocente de las aventuras de los personajes.

Wonder Woman, por el contrarió, retrataba esa escenas con un marcado contenido erótico y además propagaba la filosofía de la cultura Bondage sobre el lazo sentimental entre el rol dominante y la pareja sumisa.

Al leer el cómic de manera cronológica se puede apreciar el modo descarado con el que Marston aumentó este tipo de contenidos donde las ilustraciones de Harry Peter eran cada vez más jugadas.

wb

Cuando la historia se convirtió en un suceso de ventas que superó a Batman y Superman, el arte del cómic dejóde pasar desapercibido.

El 17 de febrero de 1943 comenzaron los problemas para el editor M.C.Gaines al recibir una carta de la psicóloga Josette Frank de la agrupación Child Study Association of America.

Frank manifestaba la indignación de los miembros de su asociación por la continua exposición de mujeres atadas en cadenas en las historias de Wonder Woman, además de la vestimenta indecorosa que utilizaba la protagonista.

Para variar, Marston respondió a través de su historieta y poco después de la queja de su colega, Diana se destacó en una aventura donde consideraba un insulto que la sometieran con cadenas pequeñas.

chains

Marston consideraba a Josette Franks una resentida que odiaba a Wonder Woman por la ideología que presentaba el personaje.

Para el editor Gaines la situación era muy incómoda porque por un lado recibía las quejas que alertaban sobre un daño psicológico a los niños pero al mismo tiempo Wonder Woman era la publicación best seller más importante de DC y no podía desvincular a Marston del cómic.

Gaines asignó a Dorothy Roubicek, la creadora de la Kriptonita en la revista de Superman, para que estudiara a fondo esta cuestión y averiguara si Wonder Woman era perjudicial para los menores.

Luego de analizar la historieta con otros expertos de psicología, Roubicek le envió un informe al editor general de DC donde se informaba que no existían elementos para asegurar que las historias de Wonder Woman pudieran perjudicar la salud mental de los menores.

Sobre todo por el hecho que la protagonista nunca era torturada sino que aparecía capturada para luego liberarse con facilidad de sus enemigos.

No obstante, Roubicek mencionaba que las quejas que presentaban la agrupación de Josette Frank se podían atenuar si Diana se alejaba de Isla Paraiso, donde las amazonas estaba enfocadas en la cultura del poder a través de la sumisión, y el uniforme de la protagonista se modificaba por otro menos sensual.

La paradoja de esta situación que es Roubicek sugería un vestido que era muy similar al uniforme que utilizó Wonder Woman en su debut.

Un diseño que luego se eliminó porque la falda era demasiado indecorosa cuando la heroína entraba en acción.

Por su parte, Marston se descargó hacia el editor de DC con una carta de cuatro páginas donde explicaba la diferencia entre el sadismo y la sumisión a la autoridad que practicaban sus amazonas.

En la actualidad este tema forma parte de un debate entre los artistas de cómics que no comulgan con la ideas de Marston planteadas en los años ´40.

Es cierto que si bien Wonder Woman presentó un progresismo inusual por la independencia y la apuesta al tratamiento igualitario de las mujeres, el tema del bondage y la sumisión genera muchísimo ruido.

Sobre todo porque existía cierto autoritarismo en la filosofía de la Reina Hipólita de la importancia de someterse a la autoridad.

Es recordado en ese sentido el final de una historia de Wonder Woman donde la protagonista reflexionaba sobre los efectos positivos que tendría en las chicas si se sometieran al control de amas benévolas.

william_moulton_marston_fetish_wonder_woman-5

William Marston era un transgresor y aunque uno pueda disentir con sus ideas no se puede negar que su obra estuvo completamente adelantada a su tiempo.

La cultura Bondage siguió presente en los cómics con situaciones disparatadas donde Steve Trevor inclsuive llegaba a ser sometido por las amazonas que lo trataban como un esclavo sumiso.

ropingsteve-001

Estas es otra de las cuestiones por la que ni Batman ni Superman aparecían en el cómic de Marston. Hubiera sido un escándalo si los máximos héroes masculinos terminaban como juguetes sumisos de las amazonas.

El ejemplo más zarpado de fetiches sexuales en los cómics de Diana tuvo lugar en el histórico número 31 de Sensation Comics, de 1944, titulado Wonder Woman´s Adventure in Grow Down Land.

sensation 31

Este número fue una clara provocación a los detractores del personaje, algo que quedaba establecido en la primera página de la historieta.

Wonder Woman aparecía sometida por una niña mientras le guiñaba un ojo a los lectores.

wonder-woman-sensation-31

Esta historia no sólo tenía un alto contenido de Bondage sino que además incluía el fetiche del infantilismo, que Marston había descubierto en la Babies Parties de las fraternidades universitarias.

En esos eventos las novatas se disfrazaban de bebés y eran sometidas por la integrantes más veteranas.

El concepto de esta historia se inspiraban en esos ritos de las fraternidades y presentaba a Wonder Woman en una tierra bizarra donde los niños tenía el control y la autoridad sobre los adultos.

En este caso las amas que convertían a la amazona en una esclava sumisa eran niñas de cinco años.

wwwbd

En el 2017 si se publicara este cómic por primera vez sería un escándalo pero en 1944 la polémica no superó el intercambio de cartas entre los detractores de Marston y el editor Gaines.

La realidad es que toda este debate que produjo la revista quedó en la nada porque los intereses comerciales tuvieron prioridad sobre el resto de los argumentos.

Wonder Woman estaba bajo el control absoluto de Marston y no había ninguna chance que DC matara  a la gallina de los huevos de oro.

A fines de los ´40 el furor por los superhéroes había llegado a su fin.

Debido a un exceso de ofertas similares en el mercado, los lectores empezaron a concentrarse en otros géneros como el western, la ciencia ficción, el policial negro y en el caso de las chicas, en el romance.

Los únicos personajes de DC que lograron mantener con éxito sus ventas fueron Wonder Woman, Superman y Batman y entre esas tres revistas las historias de la amazona era la más vendida.

Los superhéroes de la Sociedad de la Justicia y otra creaciones de la editorial desaparecieron y fueron reemplazados por cowboys y detectives.

Durante este período la salud de Marston se deterioró y tuvo que incorporar asistentes para que pudieran ayudarlo con la redacción de los guiones.

El fin de una era había comenzado.

Continuará.

 

Publicidad

5 Comentarios

  1. La verdad q el mensaje es muy claro, los mismos guiones los dibuja Manara o Frank Cho y te queda un comic que muy pocos se animan a publicar

  2. Muy bueno!!!
    Es increible como tu relato y las imagenes no dejan dudas sobre como el tipo escondia o mostraba sus preferencias en los guiones y dibujos.
    Posiblemente, mucha gente en su momento no le prestaba atencion o pensaba que era inocente, sin embargo no habia dudas de que no eran cosas al azar o producto de sus aventuras, sino claros manifiestos.
    La verdad…super interesante Hugo, estas contando toda una historia que desconocia.
    Te sigo leyendo.
    Felicitaciones y saludos.

  3. Muy bueno Hugo!

    Bizarrísimo el hecho… hoy en día sería un despelote de proporciones gigantes, porque todos están susceptibles. Ya con lo de la ONU y WW uno tiene un parámetro de al nivel paupérrimo que se está llegando. Me imagino bardos, firmas en Change.ORG y demás por… puntos de vista.

    A esperar el próximo!

  4. Pregunto, ¿ este uno de los motivos por el cual la Mujer Maravilla quedó relegada en los medios audiovisuales?. Solo tiene la serie de Linda Carter y la película de 2009 (corrígeme si me olvidó algo), en cambio Superman 5 películas, varias series y animaciones, ni hablar de Batman. Es una lastima que no hubo una serie animada en los 90 como de Batman o Superman.

Comentarios cerrados.