Grandes rarezas de Marvel y DC: Woody Allen and The Maniaks (1967)

Publicidad

A fines de los años  ´60 y comienzo de los años ´70, tanto Marvel como DC, utilizaron algunas revistas como laboratorios de cómics, con la finalidad de testear determinados personajes ante los lectores.

Eran publicaciones de antologías donde se presentaban nuevos personajes que según el impacto que tuvieran en el público luego podrían tener sus propios cómics.

Si bien en la mayoría de las propuestas los héroes inéditos terminaban siendo una anécdota, también hubo casos exitosos que luego se convirtieron en clásicos.

Marvel Spotlight, por ejemplo, introdujo a Ghost Rider y Spiderwoman (entre otros) que más tarde se convirtieron en figuras populares de ese universo de ficción.

En el caso de DC el laboratorios se tituló Showcase, donde debutaron personajes como Adam Strange, The Spectre, Rip Hunter y los Teen Titans, que luego consiguieron su propia revista, gracias a la repercusión que tuvieron en esta publicación.

Entre esos experimentos se destacó una rareza muy interesante que quiero destacar en esta nota.

A fines de los años ´60 los personajes de Archie se convirtieron en un enorme suceso comercial, pese a que se mantenían vigentes desde la década de 1940.

Como vimos en una reciente nota de esta sección Marvel y DC publicaron numerosos clones de esa propuesta donde intentaron conseguir el mismo suceso comercial.

Uno de esos proyectos que no logró funcionar fue The Maniaks, la historia de una banda de rock juvenil que DC desarrolló para el público adolescente.

Los personajes fueron concebidos por E. Nelson Bridwell (creador de Los Superamigos) y Mike Senkowski, histórico ilustrador de Wonder Woman.

The Maniaks era una banda basada en los Archies y The Monkees y sus historias giraban en torno a los enredos en lo que se veían envueltos los músicos.

Los personajes aparecieron en el número ´68 de Showcase pero no tuvieron gran repercusión y la editorial los relanzó nuevamente en el número 71 con una propuesta muy especial.

Esta vez se sumó nada menos que Woody Allen a la historia como un dramaturgo que buscaba crear una obra musical con ellos,

showcase

Woody por aquellos días ya se había establecido como un reconocido guionista de obras de teatro y en ese momento venía de presentar su primera película como director, Lily, la tigresa.

Una curiosa producción donde Allen tomó la película japonesa de espionaje, Secret Police : Keys of Keys (1965) para alterar su montaje y doblar los diálogos con un nuevo guión que no tenía nada que ver con la trama original.

El cineasta ya había tenido una aparición no oficial en los cómics de DC cuando Mike Senkowki creó al grupo Inferior Five, una sátira de los Cuatro Fantásticos que no logró entusiasmar a los lectores.

El líder de la agrupación que debutó en el número 62 de Showcase, Merryman, estaba inspirado en la apariencia física de Allen.

Inferior_Five_0001

En la historia de los Maniak el director apareció oficialmente como dramaturgo donde intentaba gestar una obra musical bizarra sobre la Guerra Civil de los Estados Unidos.

A lo largo de la trama se describían situaciones disparatadas con un estilo similar al humor e inclusive aparecían otras celebridades.

Aunque los personajes tenían nombres diferentes representaban figuras populares como Groucho Marx, Rock Hudson y la modelo Twiggy.

En el caso de Twiggy se daban situaciones muy graciosas cuando Allen se empecinaba en que una modelo inglesa cantara como una sureña norteamericana.

El cómic ofreció una de las historias más sofisticadas que se elaboraron en DC a través del humor y probablemente esa fue la razón de su fracaso.

Lo que había comenzado como un clon de los cómics de Archie se convirtió en algo más elaborado y los lectores de ese momento no se engancharon en absoluto con la nueva propuesta.

Las ventas del número 71 de Showcase fueron un desastre y eso sepultó para siempre a los Maniaks y Woody en DC.

De todos modos, los músicos de rock en años posteriores tuvieron referencias en otras historietas y son parte del universo de ficción de la editorial.

En el caso de Allen, el artista volvió a ser parte de los cómics con un proyecto mucho más exitoso que surgió una década después.

Inside Woody Allen fue una tira de cómics que se editó en muchos diarios entre 1976 y 1984.

Las historias presentaban observaciones del comediante sobre la vida cotidiana, donde también se abordaban temáticas clásicas asociadas con sus personajes en el cine.

allen-tira

Stuart Hample era un ilustrador de caricaturas que le propuso a Woody llevar su estilo de humor al campo de la historieta.

Para sorpresa de Hampler, Allen no sólo quedó entusiasmado con la idea, sino que además aportó numerosos chistes que provenían del material inédito que había escrito para sus shows de stand up en los años ´60.

El cómic fue muy bien recibido en su momento y Allen un año después, en 1977, usó el diseño del personaje en una recordada escena animada de Annie Hall.

En la actualidad todavía se pueden conseguir los libros que editan las tiras de esta historieta.

Aunque la incursión de Woody Allen y lo Maniaks no logró trascender más allá de  esa única hoy es una curiosa rareza relacionada con el director de cine y la editorial de cómics.

 

Publicidad

2 comentarios

  1. Más bien los Inferior Five parecen una parodia de la Liga de la Justicia que es de la propia DC.
    A mí me recuerdan más a un Linterna Verde gordo, un torpe Batman, una Flash femenina, un Aquaman y un Superman.

Los comentarios están cerrados.