Precinto 87: El atracador

Publicidad

muggerStephen King sobre :

«Creo que Evan Hunter, más conocido por su pseudónimo Ed McBain, fue uno de los escritores más importantes de la generación de posguerra. Fue uno de los primeros autores en fusionar el realismo con el genero de ficción y al hacerlo creó una literatura popular que se mantuvo vigente entre los años ´60 y el 2000.

Libros que vinieron después como «Los nuevos Centuriones» (Joseph Wambaugh), «Los amigos de Eddie Coyle» (George V. Higgins), El Padrino (Mario Puzo), «Domingo Negro» (Thomas Harris) y «El Resplandor» tienen una gran deuda con la obra de McBain, quien le enseñó a toda una generación de autores cómo escribir historias que no sólo fueran entretenidas, sino que además retrataran la cultura de una época. Ed será recordado por traer a la literatura el denominado género de «procedimientos policiales» pero hizo mucho más que eso y además era una gran tipo«.

Una excelente síntesis de por qué considero a McBain el más grande autor del género policial.

El tipo revolucionó estas historias con su infoque que estuvo completamente adelantado a su tiempo en a fines de los años ´50 y por eso es tan interesante conocer sus trabajos.

Los libros de Ed rara vez superaban las 200 páginas.

Son novelas cortas que se desarrollan en un breve período de tiempo y logran atraparte desde la primera hasta la última página.

La saga del Precinto 87  es genial y lo que más me llama la atención es que no salieron obras parecidas en la literatura desde entonces donde los protagonistas sean los miembros de una comisaria y en lugar de un héroe en particular.

el«El atracador» (The Mugger) es el segundo libro de la serie que se publicó en 1956 meses después del debut de Ed con «Cop Hater» (traducida en castellano como «Odio» que reseñé meses atrás y tengo el honor de tener un ejemplar de esa  primera edición original que encontré este año en una librería de Palermo.

Por cierto hace unos días compré un lote de libros inconseguibles relacionados con el género y las series de televisión que pronto comentaré.

La verdad que Mercado Libre es una gran opción para encontrar rarezas literarias con la que te podés sorprender.

Vuelvo con «El Atracador».

El protagonista de «Cop Hater», Steve Carella, la figura principal y más conocida de la saga no participó de este conflicto ya que la historia se desarrolla semanas después del primer libro.

Por cierto, no es necesario haberla leído para disfrutar esta novela pero tiene guiños de continuidad para los que leyeron la anterior.

Carella se encuentra de luna de miel y recién aparece en la última página de la novela.

En este caso McBain se centró la trama en el oficial de patrulla Bert Kling, quien luego se convertirá en uno de los personajes principales de la saga.

Kling que en «Cop Hater» tenía un rol secundario acá es uno de los protagonistas.

«El atracador» presenta dos líneas argumentales que se van fusionando con el transcurso de la trama.

Por un lado la ciudad de Isola se ve afectada por un ladrón que roba mujeres y las golpea antes de sacarles la cartera.

El misterioso ladrón acostumbra a agredir con golpe de puño a sus víctimas y luego le da las gracias.

Por otra parte en la ciudad aparece una adolescente muerta con el cráneo fracturado que es una joven que Kling había conocido horas antes de su muerte.

La novela desarrolla la investigación del ladrón que la policía sospecha pudo haber sido el asesino y el oficial de patrulla Kling al mismo tiempo investiga el caso por su cuenta.

Con el estilo que había plasmado en «Cop Hater» McBain vuelve a describir con mucho realismo los modos operativos de la policía de 1956 para resolver este tipo de casos.

La trama tiene un supuesto giro sorpresivo que me parece hoy cualquier lector puede descubrirlo varios episodios antes que se revele, pero esa no es la gracia del libro sino en la manera en que se narra el conflicto.

Otra característica importante de esta obra es que se presenta por primera vez a la detective Eileen Burke, quien será luego otra de las figuras principales de la saga.

Acá aparece como agente encubierta algo que no tenía antecedentes en la literatura policial, ya que por lo general se ignoraba por completo la labor de las mujeres policías, que por lo general ocupaban el rol de femme fatale en los conflictos de este tipo.

Me gustó este libro porque en pocas páginas logra engancharte con la historia y por la manera especial que desarrolla los hechos McBain.

Otra gran propuesta para conocer los comienzos de este gran escritor.

Publicidad