Para ver en Netflix: La hermandad de la guerra

Publicidad

220px-Taegukgi_film_posterUNA OBRA MAESTRA DEL CINE COREANO.

La hermandad de la guerra se convirtió en el 2004 en el film más taquillero en la historia de ese país al convocar en las salas más de 12 millones de personas.

Un película memorable que fue comparada con Rescatando al soldado Ryan y que se realizó con apenas 12 millones de dólares.

Les recomendé varios filmes coreanos a través del blog.

Este es uno de visión obligatoria porque se trata de una historia épica que no tiene desperdició.

El director Kang Je-Gyu fue uno de los responsables de renovar el cine de Corea a fines de los ´90 y forma parte de la camada de nuevos realizadores que desde entonces vienen sorprendiendo en el cine asiático.

Su ópera prima fue una obra maestra del género policial, Shiri (previamente reseñada) que es considerada el equivalente asiático de Fuego contra fuego, Michael Mann.

El cineasta se tomó su tiempo para elegir su siguiente proyecto y en el 2004 sorprendió con esta producción que hoy es una de las mejores película bélicas relacionadas con la Guerra de Corea.

La comparación con Rescatando al soldado Ryan es inevitable porque Kang Je-Gyu tomó claramente ese film como referencia a la hora de desarrollar la historia y la acción.

Esto lo encontramos principalmente en el estilo cinematográfico que eligió para retratar los combates que es exactamente igual al de Spielberg, donde por momentos uno tienen la sensación de estar metido como espectador dentro de la batalla.

broLa trama, al igual que Ryan, comienza y termina en el presente y el conflicto central es un largo flashback, pero ahí se terminan las coincidencias.

El argumento comienza en el año 2003 con unos científicos forenses que excavan en una zona donde ocurrió una de las más sangrientas batallas de la Guerra Civil de Corea.

En el lugar encuentran los restos de un hombre que cuando intentan identificarlo los médicos se llevan la sorpresa que en realidad el soldado está vivo y en realidad los huesos pertenecen a otro misterioso combatiente.

A partir de ese momento la trama se traslada a 1950 para contar la historia de una familia que es sostenida por dos hermanos en los suburbios de Seúl.

Aunque llevan una vida muy humilde que no les permite acceder a grandes comodidades viven felices.

La cosas cambian drásticamente cuando estalla la Guerra de Corea y el hermano menor es reclutado por la fuerza a unirse al Ejército para combatir a la fuerzas comunistas de Corea del Norte.

El mayor de los jóvenes, que no está obligado involucrarse en el conflicto ya que supera los 30 años de edad se une también al batallón de su hermano para protegerlo.

Esta es la parte donde vos como lector pensás en Leyendas de pasión con Brad Pitt que presentaba un conflicto parecido.

Olvidate.

En este caso la guerra y las experiencias que viven los hermanos genera que su relación cambie gravemente  en un dramón de aquellos.

La hermandad de la guerra es una tremenda película que explora con precisión los trastornos psicológicos que causan este tipo de situaciones extremas en la mente de los jóvenes soldados que pierden toda su humanidad e inocencia en el frente de batalla.

Por ese motivo me parece superior a Rescatando al soldado Ryan, ya que trabaja esta cuestión con más profundidad.

Po otra parte, como propuesta bélica no se queda en el mensaje patriotero ni muestra a las fuerzas de Corea del Norte como villanos de ficción.

El director retrata a la perfección la demencia  que la guerra genera en ambas partes donde al final no hay ganadores.

La primera parte del film es excelente porque Kang Je-Gyu recrea con muchos detalles como era la vida en Seúl antes de la guerra, al mismo tiempo que se encarga de presentar en profundidad a los personajes principales.

Luego cuando estalla el conflicto las cosas se vuelven más tensas.

Como les mencionaba antes es muy evidente que en términos de realización el director tomó el trabajo de Speilberg en Ryan como su faro y referente para trabajar la acción.

taegukgiLas batallas son TREMENDAS y tiene un realismo que realmente te impactan como espectador.

La diferencia con el film de Spielberg también es que La hermandad de la guerra está plagada de secuencias épicas que te quitan el aliento hasta el final, con algunos momentos que son duros de ver.

Obviamente no falta también el melodrama que suele caracterizar al cine asiático.

Sin embargo esto no impidió que el film resultara aclamado a nivel internacional.

Creo que esto se debió también a que el director no cayó en la pedejada de mostrar a los soldados de Corea del Norte como los malos de la historia.

Por el contrario el film muestra los excesos y los hechos brutales que se cometieron desde ambos bandos por igual y en el fondo lo que queda claro es que la guerra es una de las peores cosas que le pueden pasar a la humanidad.

Algo que todavía empeora más cuando el conflicto es interno y se divide por medio de la violencia a los habitantes de una misma nación.

Los protagonistas presentan actuaciones memorables y son caras conocidas para quienes están familiarizados con el cine coreano.

A Jang  Dong-Gun, que interpreta al hermano mayor, lo pudimos ver en The Warrior´s Way (ya reseñada), mientras que Won Bin se destacó en The Man from Nowhere, que también comenté.

Este es un tremendo peliculón que no tiene desperdicio y recomiendo que la busquen.

Pueden encontrar La hermandad de la guerra en la sección «películas extranjeras» de .

El avance.

Publicidad

1 comentario

  1. La música de Dong-jun Lee es una obra maestra y lleva la emotividad de la historia a un plano estratosférico. Gran película, sin dudas. Gracias por recordármela, Hugo.

Comentarios cerrados.