Para ver en Netflix: Where the Buffalo Roam

Publicidad

buffaloUna de las grandes gemas olvidadas en la filmografía de Bill Murray que llevó al cine por primera vez las locas historias del legendario periodista Hunter S. Thompson.

La vida y obra de este hombre que revolucionó el periodismo con sus libros fueron trabajadas luego en Pánico y locura en Las vegas y The Rum Diary, con Johnny Depp.

Lo grosso de es que presenta la inconseguible versión original, tal cual se conoció en los cines en 1980, con la banda de sonido intacta que incluye canciones de Neil Young, Creedence, Los Temptations, Jimmy Hendrix y Bob Dylan.

Por problemas de derechos en las ediciones de este film en dvd la gran mayoría de las canciones que suenan en la historia luego fueron modificadas y sólo dejaron las de Neil Young.

Únicamente las primeras versiones en vhs presentaron la banda sonora original por lo que esta es una gran oportunidad para disfrutar de  la película de la manera en que se concibió en su momento.

Hunter S.Thompson fue responsable de crear lo que se conoce como el periodismo Gonzo, cuya característica principal fue que el redactor se involucraba personalmente en la narración de los hechos.

Un estilo que la revista Rolling Stone luego desarrolló a pleno, donde brindaron muchos autores de este estilo como Cameron Crowe, quien solía trabajar sus entrevistas de esta manera.

En la actualidad esta película es recordada principalmente por los trastornos psicológicos que le ocasionó este trabajo a Bill Murray.

Si te gusta este actor este film es de visión obligatoria porque acá brindó una de las labores más importantes de su carrera.

Bill Murray no interpretó a Hunter S Thompson sino que directamente se convirtió en el periodista.

Su conexión con este rol fue tan fuerte y profunda que luego del rodaje Bill siguió con en el personaje en su vida porque no se podía alejar de Thompson.

Por aquellos días todavía trabajaba en Saturday Night Live y son conocidas las anécdotas que Murray llegaba al canal en el papel de Thompson y seguía actuando como él para el desconcierto de sus compañeros y los técnicos del estudio.

Lo que un principio era un chiste se volvió más serio cuando Bill no reconocía su propio nombre sino que se hacía llamar Hunter Thompson.

Resultó un gran trabajo para él despegarse de Thompson y hace poco declaró en una entrevista que dentro de él todavía quedó un parte de este personaje que nunca pudo eliminar.

Por este motivo su trabajo fue memorable ya que evocó en el cine el comportamiento y las expresiones que tenía Hunter con una precisión increíble.

Hay una diferencia notable en ese sentido con lo que hizo Johnny Depp después en el film de Terry Gilliam.

Johnnny interpretó al Thompson de la ficción, más grotesco, como se presentaba el periodista en sus libros.

Bill Murray en cambio encarnó al verdadero Thompson de la vida real.

buf2Where the Bufallo Roam estuvo co protagonizada por Peter Boyle, quien interpretó a Carl Lazlo, el amigo del periodista que año después encarnó Benicio del Toro.

Lazlo era un abogado y activista político que se hizo famoso por aparecer en el libro «Pánico y locura en Las Vegas», donde se narraban las historias que había compartido con Thompson.

Su verdadero nombre era Oscar Zeta Acosta y desapareció en 1974. Se cree que habría sido asesinado en México pero su muerte sigue siendo un misterio ya que nunca apareció su cuerpo, como si se lo hubiera tragado la tierra.

Esta película tomó como fuente varios trabajos de Thompson, entre ellos el obituario que escribió sobre Lazlo, «The Banshee Scream for the Buffalo Meat» para concebir uno de los filmes más bizarros realizados en los años ´80.

La película es un delirio absoluto a tal punto que no es una propuesta para todos los públicos.

Cuando se estrenó en los cines fue masacrada por la crítica porque consideraban que la producción era un collage de sketches bizarros y no tenía un argumento definido.

La verdad que eso es bastante cierto pero también es lo que la hizo especial en su momento.

El director Art Linson, quien luego tuvo mejor suerte como productor al ser responsable de filmes como Los Intocables, Fast Time at Ridgemont High, Dick Tracy y Pecados de Guerra, presentó un film que no tenía un conflicto definido.

La trama, que no existe en realidad, sigue a Thompson envuelto en todo tipo de situaciones disparatadas junto a su amigo Lazlo.

El problema de la película es que se fue de mambo con las situaciones absurdas y falló a la hora de capturar el espíritu de los trabajos de Hunter S. Thompson como lo hizo Terry Gilliam.

Lo positivo es que brindó una comedia desquiciada donde brillan Bill Murray y Peter Boyle.

Where the Buffalo Roam es un delirio total y quedó en el recuerdo como uno de los grandes trabajos actorales de Bill.

El periodista Thompson odió la película cuando se conoció en 1980 ya que le parecía que el guión era demasiado tonto, pero alabó la interpretación de Murray como el resto de las prensa.

Eso fue loco porque al film le pegaron bastante pero todo destacaron el trabajo del protagonista por la manera en que capturó la personalidad del verdadero Thompson.

De todos modos en los últimos años la película fue más revindicada por las nuevas generaciones en la crítica que la destacan como una propuesta bizarra de esas que ya no se hacen en Hollywood.

Reitero, si te gusta Bill Murray tenés que conocer esta producción porque es uno de sus trabajos más famosos y tiene muy buenos momentos.

Pueden encontrar Where the Buffalo Roam en la sección «comedias» de Netflix.

El avance original.

Publicidad