Para ver en Netflix: El gasta dólares

Publicidad

brewsterUna divertida rareza del director .

Hacía mediados de los ´80 el cineasta se cansó de los tiros y la violencia y sorprendió al público con dos muy buenas películas en la que exploró géneros que no había trabajado hasta ese momento.

Una de ellas fue Encrucijada, con Ralph Macchio (Karate Kid) que se centraba en el mundo del blues con música de Ray Codder y Steve Vai.

Tremenda historia que reseñaré en otro momento.

El otro film loco que hizo en 1985 fue El gasta dólares, donde Hill trabajó por primera vez la comedia de enredos con dos monstruos del género en su máximo momento de esplendor.

Me refiero a dos titanes del humor como Richard Pryor y John Candy.

Walter ya había querido trabajar con Pryor en 48 horas pero no se pudo concretar. La pareja inicial que Hill había concebido para ese film era Clint Eastwood como el policía y Richard como el delincuente.

Sin embargo el proyecto se cayó cuando Clint puso la condición de hacer el film si él interpretaba al ladrón.

Finalmente Nick Nolte y Eddie Murphy terminaron convocados para esa producción.

El gasta dólares es una joya que no tiene desperdicio para cualquier fan de Hill porque acá comprobás que es uno de los grandes maestros del cine norteamericano que puede trabajar cualquier género y brindar producciones de calidad.

El film no es una obra maestra pero dentro de este estilo resultó una propuesta muy divertida que lograba su objetivo de entretener.

La trama estuvo basada en uno de los grandes clásicos de la literatura norteamericana como es «Brewster´s Millons«, de George Barr McCutcheon, que fue publicada originalmente en 1902.

Desde entonces se adaptó  numerosas veces en el teatro y en el cine.

Para el momento en que Hill realizó su versión ya existían otras siete películas.

Una  de las más famosas es la de Cecille B. Demille, de 1914, de la que ya no quedan copias y por eso se considera un film perdido.

Lo que hizo Walter en este proyecto es adaptar el conflicto clásico del libro a la cultura de los años ´80 con la idea que se destacara el talento de Richard Pryor.

Un artista que es considerado  el humorista de monólogos más grande de todos los tiempos.

Jerry Seinfeld una vez declaró que lo que Picasso es a la pintura Pryor lo representa en el género stand up.

Pryor se hizo famoso en el mundo del teatro under a fines de los ´70 por sus monólogos extremadamente ácidos y un vocabulario picante que retrataba distintos aspectos de la sociedad norteamericana, especialmente asuntos relacionados con la comunidad negra.

Luego pasó a la televisión donde se convirtió en el Rey de los monólogos rompiendo muchos tabúes en ese medio.

Para 1985 el actor se encontraba en el pico de fama de su carrera y venía de trabajar en la infame Superman 3, que le dio la posibilidad de firmar un contrato con el estudio Columbia por 40 millones de dólares para hacer cinco películas.

Por otra parte John Candy ya era famoso por su trabajo en la televisión y se había destacado en roles secundarios en el cine como 1941, de Steven Spielberg, Los Blues Brothers (John Landis) y Splash (Ron Howard).

A partir de este trabajo con Walter Hill su carrera se dispara en Hollywood y empieza a conseguir roles protagónicos en el cine.

imagesLa trama del film gira en torno a Montgomery Brewster (Pryor) un jugador de beísbol de 40 años, que nunca tuvo la chance de destacarse en el deporte y juega en un equipo menor de New Jersey con su amigo Spike Nolan (Candy).

Un día un hombre misterioso se presenta en uno de los partidos y convoca a Montgomery para que se presente en Nueva York, donde hay personas interesadas en reunirse con él.

El protagonista piensa que se trata de un equipo de las grandes ligas pero enseguida descubre que la oficina es una firma de abogados.

Brewster recibe la noticia que un tío que el desconocía le dejó una herencia de 300 millones de dólares.

Sin embargo el viejo antes de morir puso una condición para que él recibiera el dinero. Una tremenda apuesta.

Montgomery debe gastar 30 millones de dólares en 30 días. No le puede contar a nadie sobre la herencia ni la apuesta y sólo puede donar un pequeño porcentaje en causas benéficas.

Al finalizar el mes Brewster tiene que volver a la oficina de los abogados sin un centavo y si lo logra los 300 millones son suyos.

La otra salida es olvidarse de la apuesta y llevarse un millón de dólares en efectivo.

El protagonista va por la herencia completa y es ahí donde empieza la diversión.

Era imposible que una película dirigida por Hill con Pryor y Candy como protagonistas resultara un fiasco.

El director te engancha en la trama desde la primeras escenas y cuando Pyror empieza a gastar el dinero la película sobresale por el trabajo del protagonistas que tiene momentos completamente delirantes.

La química de Pryor y Candy fue excelente y juntos armaron una muy buena dupla que sobresale en varias escenas.

Lo genial del film es que la trama no decae en un solo momento y te engancha en ver como el personaje principal tratar de ganar la apuesta que es más complicada de lo que parece.

Este fue uno de los mejores filmes de Richard y hoy es un clásico que ya no se encuentra con facilidad en la tele.

Lo que nunca la vieron se van a encontrar con una excelente comedia que te hace reír de principio a fin y que además representa una propuesta diferente de un gran director como es Walter Hill.

Definitivamente la recomiendo.

Pueden encontrar El gasta dólares en la sección «comedias» de .

El avance.

Publicidad

9 Comentarios

  1. Es una de esas películas que se conocieron con varios títulos. «Cómo reventar un millón de dólares por día» fue el elegido por la distribuidora que la estrenó en la Argentina. Paralelamente la editó en video AVH con el más sobrio «Lluvia de dólares». Ahora NetFlix la registra como «El gasta dólares». Al menos los verdes nunca se quedan afuera, jajaja!

  2. cuando era chico la pasaban mucho por telefe,la peli que me hizo reir mucho de richard pryor fue ‘ciegos,sordos y locos’ con el genial gene wilder,una muy buena dupla formaron ahi pryor y wilder!
    saludos!

  3. Q buena recomendacion Hugo, esta peli es una de mis favoritas de Jhon Candy, creo q cuando la vi de chico me llamo mucho la atencion lo loco de la apuesta, y ahora la verdad q me pongo a pensar y es muy dificl gastarte 1 millon por dia sin decir a nadie y mas en 30 dias!
    tiene partes muy divertidas, cuando se lleva la gente del banco a cenar.
    O las apuestas insolitas q hace en los deporters y termina ganando!

  4. Gracias por recordar esta peli, es cierto que hace mucho no la pasan en cable. La que sí están pasando seguido en TCM es Mejor solo que mal acompañado con Steve Martin y Candy, también un peliculón de aquellos que mí me encanta porque me recuerdan a mi niñez. La verdad se extrañan este tipo de comedias.

  5. Esta pelicula es y sera recordada , por el gran monologo que hace Pryor al pedir no votar «a ninguno de los de los de arriba(o antes)». Es una pelicula con un gran trasfondo de critica a la politica y manera de vivir a las altas esferas americanas.

Comentarios cerrados.