El caso Bourne

Publicidad

elcasobourneludlumroberLa saga de Jason Bourne  se convirtió en una de las grandes series que brindó el cine de acción hollywoodense en los últimos años.

Sobre todo la trilogía con Matt Damon que claramente desarrolló un estilo particular de realización que claramente ya influenció a otras producciones.

Hoy se habla de un estilo Bourne cuando vemos una producción parecida.

Lo cierto es que estos filmes terminaron por resucitar a una famosa trilogía literaria que estaba olvidada.

La particularidad de estos libros escritos por Robert Ludlum es que no tienen absolutamente nada que ver con lo que viste en el cine.

La primera película dentro de todo retrata con mucha libertad la premisa del libro, pero el resto no tienen ningún tipo de relación salvo por el título.

Yo suelo recomendar los libros de Ludlum con reservas ya que no son para todo el mundo.

De hecho, confieso que no terminé de leer la trilogía completa porque me aburrió mal.

Ludlum era un gran creador de conceptos interesantes pero para mí no era un gran escritor.

Sus libros son complicados de leer a veces por el lenguaje pretencioso que utiliza para describir situaciones.

Te la regalo si lo lees en inglés.

Por eso siempre me gustó mucho más Tom Clancy, porque el tipo no intenta emular a Paul Auster, sino que se concentra en sus fuertes que son la construcción de una buena trama de suspenso y el realismo en lo referido al funcionamiento de los servicios de inteligencia que son brillantes.

Bourne.Identity

El Bourne de la literatura está relacionado con la Guerra de Vietnam y la Guerra Fría.

La trama de la primera entrega en términos generales es parecida a la del film.

La verdad que el concepto del conflicto es muy bueno.

Un tipo con amnesia es rescatado del mar y al poco tiempo descubre que hay un montón de asesinos profesionales que quieren eliminarlo sin saber por qué.

Bourne que durante varios capítulos ni siquiera recuerda su propio nombre tienen que ir reconstruyendo el misterio como un complicado rompecabezas.

Los primeros 15 episodios son geniales porque tienen mucha acción y suspenso.

Bourne no entiende nada de lo que le ocurre y trata de encontrarle la vuelta de la mejor manera posible para poder sobrevivir en las calles.

El personaje tiene una personalidad  más interesante que la que retrató Damon, donde por momentos se lo veía como una maquina de matar sin escrúpulos.

Marie, la mujer que lo ayuda, que en el cine fue eliminada inexplicablemente, acá tiene un rol más importante y reaparece en los libros posteriores.

El problema con «El caso Bourne«es la narración de Ludlum que con el avance de la trama se vuelve terroríficamente lenta.

La novela comienza muy bien y se va desinflando cuando entran en juego enredos financieros y banqueros  que son un bodrio de aquellos.

Sin embargo, lo peor de Ludlum para mí son su manejo de los villanos, que son realmente patéticos y acá tenemos otra razón por la que Tom Clancy es un autor superior.

En la saga de Jack Ryan nunca te encontrás con villanos acartonados como los de la trilogía Bourne.

El enemigo del protagonista es una figura de la vida real.

Me refiero  al famoso terrorista venezolano Carlos, más conocido como «El Chacal».

En los años ´80 y comienzos de los ´90 Ilich Ramírez  Sánchez fue considerado el criminal más peligroso y buscado del mundo y en su momento precedió en esa categoría a Pablo Escobar y Osama bin Laden.

Recomiendo que busquen la excelente película ,Carlos, de Olivier Assayas (que en realidad fue una miniserie) que cuenta la historia de este criminal que es apasionante.

En la saga Bourne, Carlos, es el villano principal y la verdad que da vergüenza ajena el modo en que Ludlum trabajó el personaje porque parece un villano pedorro de la peor época de Chuck Norris.

Lo aclaro para que no me mal interpreten.

Jamás defendería a una lacra de este tipo que bien está encarcelado, pero lo que quiero expresar es que el verdadero Carlos no era un villano tonto de Hollywood como lo retrata Ludlum en sus trabajos.

Carlos sigue siendo un tema de debate. Para muchos es un guerrillero revolucionario injustamente condenado a prisión y para otros un delincuente sin ideales políticos que sólo se movía por la guita.

Yo me inclino más por esta segunda visión y creo que poner a Carlos en el mismo nivel que el Che Guevara es un delirio absoluto.

La visión que tiene Ludlum del delincuente venezolano es muy exagerada y creo que en cierto punto contribuyó a alimentar la imagen que los medios construyeron de este sujeto.

Volviendo a la novela, creo que la historia de Jason Bourne funciona mejor en el contexto de la Guerra Fría pero en el cine lograron que el conflicto fuera mucho más atrapante.

Por eso la recomendación en este caso es con reservas.

Depende de como te enganches con el estilo narrativo del autor, el libro puede ser recibido de maneras distintas.

Por lo general las opiniones están bastante divididas sobre los trabajos de este hombre. Hay gente a la que le encanta y otra que prefiere seguir a Bourne en el cine.

En mi caso no me disgustó pero tampoco me enloqueció como para ponerme a leer toda la obra de Ludlum.

 

Notas relacionadas

Publicidad

8 comentarios

  1. Recientemente un diario comenzó a sacar una colección de libros de suspenso y el primer tomo es El Caso Bourne, yo no vi las películas porque Matt Damon no es un actor que me guste mucho pero me habían dicho que el libro era mejor… todavía no puedo llegar ni a la mitad!! Es muy pesado, aburrido y hasta pedante. Por el contrario leí gracias a esa misma colección El Silencio de los Inocentes y es muy bueno, me atrapó desde el principio. En fin, soy de esas personas que asumen compromisos con lo que leen, si ya lo empecé lo voy a terminar je, cuándo no sé.

  2. Mariela bienvenida al club!
    Ludlum es jodido de leer, no hay nada que hacer. La verdad que es pesado y cuesta mucho avanzar.
    En mi caso llegué hasta la mitad del segundo libro de la trilogía y lo dejé porque me aburría.

    Pasaste a otro mundo con El silencio de los inocentes. Thomas Harris es genial y sabe llevar mejor una trama de suspenso.

  3. Yo leí el primero y el tercer libro de la saga, y este último tampoco lo pude terminar de leer, no me siento tan mal, jajaja!
    Pasa que, para mi, muchas veces se pone muy lento con las situaciones colaterales de la trama y uno termina perdiendo interés. En el caso de la tercera, tarda demasiado con todo el tema del sicario de Carlos, está como cien páginas para algo que puede resolverse en 15!
    En ese sentido, concuerdo con el tema de que Clancy la tiene mucho más clara en ese sentido. Cuando leés «La Casa al Octubre Rojo» el tipo tira datos sobre los diferentes tipos de submarinos, los nombres de cada uno, como lo llamaban los rusos, como lo llamaban los americanos, y en ningún momento te termina embolando.
    Mariela, toda la saga de Thomar Harris de Hannibal Lecter es deliciosa, citando al protagonista principal, jajaja!

  4. No por nada todo lo que escribio Harris llegó al cine. Me embarque hace poquito en leer la trilogía de Hannibal, cada uno es mejor que el anterior, voy arrancando con el tercero y el tipo no defrauda.

    Hablando de Carlos, alguna vez reseñaste El día del Chacal vs Chacal (la de bruce willis)?

    Vos sabes que a mi me entretuvo más la del amigo Bruce, puede ser por el momento y la edad que tenía al ver la original, que tiene otro ritmo y otra trama un poco de la epoca en que fue hecha.

  5. No, no la hice esa nota. Coincido con vos.
    El tema es que son muy diferentes. La de Willis es una adaptación más libre de la novela en que se basa, pero tiene otro ritmo y es más entretenida.

  6. Recomiendo leer de Tom clancy la novela «Tormenta Roja». Se trata sobre una guerra mundial abierta entre la URSS y los Estados Unidos en plena guerra fría.

  7. Hace rato que lo tengo pendiente este libro, pero cada vez son más los cometnarios que me desaniman a leerlo.

    En fin, veremos si algún día lo logro agarrar 😛

    ¡Saludos!

Los comentarios están cerrados.