Cop Hater

Publicidad

cop_hater_signet«La ciudad en esta páginas es imaginaria.

La gente y los lugares son todos ficticios.

Solo la rutina policial está basada en técnicas establecidas de investigación».

Así comienza una obra clave de la literatura policial que cambió el género para siempre.

Ni siquiera el cine y la televisión volvieron a ser lo mismo después de la aparición de este libro.

Desde hace una semana cuento con el honor de haber hallado uno de los más grandes tesoros que posee ahora mi biblioteca.

Revisando una batea de novelas usadas, en una librería de Palermo, encontré un ejemplar de la primera edición original en inglés de este clásico publicado en 1956.

Al principio no me hice muchas ilusiones de llevarlo porque sabía que me iban a matar con el valor que tiene semejante pieza histórica.

Hablamos de un fucking ejemplar original de 1956 que representó el debut del Maestro .

Lo cierto es que tenía que sacarme la duda y le pregunté al buen hombre que atendía la librería el precio.

El tipo tomó el libro con hojas amarillentas, pero que estaba en un muy buen estado, lo miró unos segundos y me dijo:

-14 pesos.

En ese momento me empecé a reír porque resultaba gracioso el chiste y le pregunté el precio otra vez (grave error, nunca hay que hacer eso).

-14 pesos.

Esta es la parte donde me quedé congelado y no pude esconder mis emociones, por eso no sirvo para el póker.

El tipo no tenía idea lo que estaba vendiendo, no la podía joder.  Pagué y me fui del lugar rápido antes que el comerciante , que era un sujeto joven, se diera cuenta lo que hizo.

En los últimos días me colgué más de una vez mirando embobado mi primera impresion de 1956 de «Cop Hater».

Es real y todavía no puedo creer cuando veo la primeras hojas.

Dice clarito «primera impresión, febrero de 1956».

Es uno de los ejemplares que salieron en aquella primera edición.

¿Cómo carajo llegó a Buenos Aires y terminó en mis manos en el 2013?

Para un amante del género policial esto es el Santo Grial. Lo veo como un regalo del destino.

Ese ejemplar era para mí.

Lección del día.

Cuando tengan tiempo,  visiten las librerías viejas de Palermo, San Telmo y la avenida Corrientes porque hay auténticos tesoros literarios que te pueden estar esperando.

En esta nota voy a explicar por qué esta joya es tan importante en el mundo de los libros.

naiaeaadn«Cop Hater» editada en español como «Odio» representó el debut de mi ídolo, Ed McBain, quien con esta obra revolucionó el género policial al crear algo totalmente nuevo que no tenía precedentes.

Con esta historia nace el subgénero de «procedimientos policiales» que se caracteriza por narrar un misterio de asesinatos con los métodos de investigación que utiliza la policía en la vida real.

La primera revolución de este  género se produjo en 1929 con la publicación de «Cosecha Roja», de Dashiell Hammett que  fue el libro que le dio origen al policial negro.

Otro día analizo esto, pero en resumen, Hammett llevó la historia de crímenes a las calles con rufianes violentos que no  encontrabas en los relatos de millonarios de Agatha Christie.

En mi opinión, la segunda revolución del género se da entonces con el debut de Ed McBain, cuyo verdadero nombre era Salvatore Albert Lombino.

Ed pateó el tablero y presentó un thriller que estuvo totalmente adelantado a su tiempo y cambió para siempre este tipo de relatos  tanto en el cine como en la televisión.

Desde La Ley y el Orden hasta The Shield y otros recordados clásicos como Las Calles de San Francisco, Hill Street Blues y Policía de Nueva York, todas las grandes series de televisión estuvieron influenciadas por la obra de Mc Bain.

Con Cop Hater nació la saga del Precinto 87 que brindaría muchísimas historias hasta el año 2005, que fue el momento en que este autor dejó el mundo a los 78 años, a raíz de esa maldita enfermedad llamada cáncer.

Estas historias tenían como elemento especial que no presentaban como protagonista a un detective privado, sino a los integrantes de una comisaría situada en la ciudad ficticia de Isola, que es una versión imaginaria de Nueva York.

Con un realismo que no tenía antecedentes en la literatura, McBain introdujo al lector a estas oficinas donde policías de toda clase (honestos y corruptos) lidiaban con el crimen en las calles.

Lo que tiene de especial la saga del Precinto 87 es el modo en que el autor desarrolla las investigaciones que son calcadas de los procedimientos que usa la policía y los detectives de homicidios en la vida real.

«Cop Hater» por ejemplo tiene capítulos que los lees hoy en pleno 2013 y parecen escenas del programa CSI.

McBain le dio un protagonismo a la ciencia forense que no tenía ningún tipo de cabida en la ficción.

Hay un episodio en este libro, que es escalofriante de leer, en el que un experto en criminología crea el perfil del asesino serial que buscan con las pruebas que encontraron en las escenas de los homicidios.

1956!!!!!!!!!!!

Cop_Hater_(Ed_McBain_novel)Cuando te ponés  a pensar que este tipo escribió eso en ese momento es emocionante porque no había antecedentes, salvo por el radioteatro y la serie de televisión Dragnet, que McBain siempre la reconoció como una influencia.

De todos modos, pese a que en ese programa, que fue muy importante, se trataban casos reales y también había un fuerte realismo, la ciencia forense no tenía el peso que ocuparía en los libros de McBain.

«Cop Hater» tiene que ver con un asesino serial que por motivos desconocidos empieza a ejecutar policías en las calles.

Acá conocemos a Steve Carella, un joven detective de la brigada de homicidios, que se convertirá más adelante en el gran referente de la saga.

Lo interesante también de la serie del Precinto 87 es que las tramas transcurren por lo general entre 24 o 48 horas y el tiempo juega un papel importante en los conflictos.

Hoy lees «Cop Hater» y tal vez la resolución de la historia no te resulta gran cosa y tal vez no lo sea.

Sin embargo, lo que hace especial a esta novela es el modo en que McBain te cuenta los hechos y te introduce en el mundo cotidiano de esta comisaría.

La trama transcurre en 1956 y no perdió vigencia.

Hace unos días escribía sobre Joseph Wambaugh y su libro «Hollywood Station«.

Wambaugh es un claro discípulo de McBain que también se enfocó en este subgénero de los procedimientos policiales.

En castellano, vuelvo a repetirlo, van a encontrar esta novela con el título de «Odio».

No es para nada difícil de conseguir y es una gran introducción a esta excelente saga que brindó muy buenas historias durante casi 50 años.

 

Publicidad

2 comentarios

  1. Pero que buena suerte hugo, felicitaciones por el allazgo. La verdad q el que te atendio no sabia nada, mira si te tocaba Rick del precio de la historia!, no has probado en que te lo evaluen??.

    Desde ahora empiezo a buscar en las librerias

Los comentarios están cerrados.