Alice: Un clásico animado del cine checo

Publicidad

Esta es una tremenda obra maestra del cine de animación.

Para quienes nuca escucharon hablar de esta joya primero debo presentarles a su director.

Jan Švankmajer es un artista checo que trascendió en el mundo de la animación por sus increíbles trabajos surrealistas que tuvieron una influencia clave en muchos directores como Tim Burton, Terry Gilliam y los Hermanos Quay principalmente.

En la mayoría de los trabajos de estos realizadores podés encontrar en algún momento el espíritu de la obra de Švankmajer.

El director se especializó en la animación stop motion y se hizo famoso por generar magia con todo tipo de cosas. Desde arcilla, muñecas viejas (que siempre me parecieron aterradoras) y hasta esqueletos de animales.

En el caso de Burton lo que tomó de Švankmajer desde sus primeros trabajos es la maestría de este hombre para crear ambientes aterradores y hacerlos divertidos.

Por eso a veces disiento con los obsecuentes de Burton que creen que inventó la pólvora en el cine y en realidad es un hederero del arte del director checo que marcó a fuego la vocación del realizador norteamericano.

La filmografía de Švankmajer es relativamente corta en materia de largometrajes, ya que solo hizo seis películas (la última en el 2010), pero tiene centenares de cortos.

Sin embargo, sus películas nunca pasaron desapercibidas y fueron propuestas muy jugadas totalmente adelantadas a su tiempo.

Hoy quiero recomedarles su mágnifica ópera prima de 1988.

 Alice (Něco z Alenky), es en mi opinión, por lejos, la más espectacular y brillante adaptación que se hizo del clásico de Lewis Caroll, «Alicia en el País de la Maravillas».

Una adaptación libre, por cierto, pero muchísima más creativa y fascinante que las versiones de Disney y Tim Burton.

Alice es un propuesta MUY LOCA donde el director narró su versión del cuento como un trhiller de fantasía.

Es un film que combina a la perfección el cine live action con la animación stop motion y se destaca por el trabajo de su protagonista Kristýna Kohoutová, una nena maravillosa que la rompe con su interpretación fresca y espontánea.

Aparentemente fue su única experiencia en el cine ya que no pude encontrar otros trabajos de ella.

Después de pasar décadas haciendo cortos el director checo se animó hacer una película y eligió la historia de Alicia, porque no le gustaban la versiones que se habían realizados anteriormente.

Para Švankmajer Alicia no era un cuento de hadas, sino un  sueño amoral y eso fue lo que trato de tarsladar en la pantalla. La experiencia de un sueño donde se expresan los secretos más locos del subconciente de la la protagonista.

Alice es narrada sin música durante toda la historia y con la única presencia de la nena como protagonista absoluta a la que acompañamos como espectadores en su viaje ultra bizarro.

Tampoco tiene diálogos ya que estos son narrados en off por la nena como si nos contara un cuento.

La particularidad de la historia es que la trama se desarrolla en la casa de la protagonista que se enfrenta a una odisea absolutamente surrealista en la que aparecen todo tipos de personajes macabros y fumados que no vas a ver en ninguna otra película.

La animación es tan fascinante que te absorve por completo y querés acompañar a la niña hasta el final de si viaje.

Lo que me encanta de esta versión de Alicia es que la nena es absolutamente temeraria y pese a las cosas tremendas que vive, como la escena aterradora en que la convierten en una muñeca de tela, ella nunca se asuta e inclusive llega a ser un poco violenta con los personajes hostiles.

El trabajo de Kristýna Kohoutová es alucinante porque ella conduce la historia a través de la cuiosidad de su personajes y sus emociones. Es claro que en la filmación tenía que trabajar con su imaginación porque la animación se hizo después.

El film tiene momentos absolutamente aterradores pero el director logra que sean divertidos, sobre todo por la actitud que tiene la protagonista.

La animación stop motion es increíble y la trama presenta una gran galería de personajes bizarros que difícilmente se vayan de tu mente después de ver esta joya por primera vez.

Lo loco de Alice es que pese a todos los cambios que presenta la visión de Švankmajer, al mismo tiempo captura de manera fiel el espíritu del libro original.

Hacia el final el director pone a prueba la paciencia del espectador con la escena del Sombrerero Loco y la mesa del té que se hace larga de manera innecesaria, pero pese a todo la historia es fascinante.

¿Es una película para niños?

Depende del chico. Para algunos puede resultar muy perturbadora y darles pesadillas y otros (como mi sobrina) quedar totalmente fascinados.

Esto tiene que ver también con el hecho que la nena es muy temeraria y nunca se asusta de las cosas que vive.  Creo que esto repercute en los espectadores menores porque ven que el personaje no sufre, sino que se divierte.

Cuando se estrenó en su momento El Caldero Mágico, el film más oscuro de Disney (hoy acompañado por Valiente) recuerdo que había chicos que salían aterrados del cine y no terminaban de ver la historia.

Yo que tenía la misma edad que ellos y cuando la película terminó quería entrar al cine a verla de vuelta.

Depende de cada pibe.

Ahora bien, para los adultos amantes de la animación Alice es una joya que no podés desconocer y tenés que ver en algún momento.

Definitivamente la recomiendo.

En el próximo post voy a subir la película subtitulada.

 

 

Publicidad

2 comentarios

  1. la desconozco totalmente! despues la voy a buscar,otra version bizarra y fumada es la q kathy bates hace d la reina de corazones,una mezcla de matrix con el cine d david lynch y alicia es experta en artes marciales! genial cuando se enfenta a los naipes q parecen agentes d matrix,a mi x lo menos me gusto mas q la d burton,q para mi fue el no va mas d la dupla depp-burton
    saludos!!!!!

  2. Son dos universos diferentes. Esto es una obra maestra del cine que brinda pura creatividad.
    La de Kathy Bates, si bien es entretenida, es un ensalada que mezcla varias cosas y se parece a otras películas.
    En el caso de Alice (y eso es lo copado) es que no se parece a nada de lo que se hizo con esta historia.
    Saludos!

Comentarios cerrados.