Los cuatro del Ave María

Luego del éxito de Dios perdona…Yo No! (1967) el director Giuzeppe Colizzi volvió a reunirse con y para la secuela que sería la mejor entrega de la trilogía.

Los cuatro del Ave María además de ser un gran spaguetti western es un film que sembró la semilla de lo que más tarde serían las colaboraciones entre Spencer y Hill.

En este caso nos encontramos con una película muy distinta a la anterior donde el humor tuvo un peso importante.

A la dupla de Bud y Terence en este caso se sumó una leyenda del género como Eli Wallach, recordado por su papel de Tuco en El Bueno, el Malo y el Feo, de Sergio Leone.

O sea que tenemos a tres grosos del cine en un mismo film, algo que ya te garantiza un gran entretenimiento.

 Cat Stevens (Hill) y Hutch Bessy (Spencer) disfrutan del botín que consiguieron en el film anterior hasta que son asaltados por un rufián llamado Cacopoulos (Wallach).  Los protagonistas persiguen al ladrón pero después terminan armando una alianza para ayudarlo a vengarse de la gente que lo traicionó.

Luego de la repercusión internacional que tuvo el personaje de Tuco en el film de Leone a Eli Wallach lo convocaban en el  cine para ue repitiera el mismo personaje. Sobre todo porque el público quería verlo en roles así.

Esta fue una de esas ocasiones. Cacopoulos es un calco exacto de Tuco con la única diferencia que tiene otro nombre.

Wallach en esta producción fue el responsable de aportar el humor a la trama. Lo genial de su personaje es que supuestamente era el villano de la historia, pero con el transcurso del conflicto te enganchás con el personaje y está bueno cuando después lo vemos uniendo fuerzas con los héroes.

El cuarto integrante del equipo fue Brock Peters, quien acá interpreta a un equilibrista que luego se une a los pistoleros para robar un casino.

Peters fue un actor famoso por su trabajo en el clásico Matar a un ruiseñor y además trabajó con su voz en muchísimos dibujos animados grosos como Swat Kats, Batman y Los piratas de las Agua Negras donde interpretó a uno de los personaje principales.

En el 2005  falleció debido a un cáncer de páncreas.

Los cuatro del Ave María es un film muchísimo menos oscuro y violento que el capítulo interior y se concentró más que nada en la aventura y la sistuaciones graciosas.

Acá vemos por primera vez a Bud Spencer y Terence Hill compartir escenas divertidas que más tarde se convertirían en momentos clásicos de sus colaboraciones.

También hay que destacar el trabajo del director Colizzi ,quien brindó el mejor trabajo de su corta carrera cinematográfica.

En materia de realización este film es claramente el más logrado de la trilogía.

La banda sonora junto con la fotografía y la manera en que el realizador encaró las secuencia de acción hicieron que esta producción se convirtiera en uno de los grandes clásicos del género.

Bud Spencer y Eli Wallach especialmente tienen algunas escenas juntos que son fabulosas.

Un gran película que recomiendo conseguir.

Este es el trailer original:

 

2 Comentarios

  1. Obviamente esta es la mejor de las tres. En materia de acción y gags llevados al extremo; pero no pierde esa esencia oscura, soló la atenúa.

    Saludos, Hugo.

Comentarios cerrados.