True Legend: El regreso de Yuen Woo-ping

Yuen Woo-ping es en mi opinión el coreógrafo de acción más importante en la historia del cine.

Su arte cambió para siempre el género de artes marciales y renovó  por completo el cine asiático en un momento (a fines de los años ´70) en que se encontraba en una gran crisis creativa.

Con películas como La serpiente a la sombra del águila, Drunken Master (esta dos lanzaron la carrera de Jackie Chan), Iron Monkey, Tai Chi Master, Wing Chun y Fist of Legend, que hoy son considerados  clásicos emblemátios de acción.

Su último trabajo como realizador había sido  Tai Chi Boxer, de 1996.

En estos 14 años que pasaron Woo-ping se dedicó exclusivamente a la coreografía de acción, donde se destacó en filmes como la trilogía Matrix, Kil Bill 1y 2, Kung Fu Sion, El Tigre y el Dragón, Danny, the dog, El duelo y El reino prohibido.

Por estos días trabaja en esa función para el cineasta Wong Kar Wai, quien está filmando su versión de la historia de Ip Man, recientemente narrada en el cine en el film que protagonizó Donnie Yen.

El año pasado regresó a la dirección con True Legend, una película que durante el 90 por ciento de su duración le rinde tributo a los viejos wuxia films (historia épicas de guerreros espadachines) que solían producir los hermanos Shaw en la década del ´70.

La trama es bastante clásica.

Su Can es un guerreroque se destacó en muchas batallas, donde inclusive llegó a salvar al hijo del emperador. A raíz de este hecho decide retirarse del ejército para convertirse en gobernador de la localidad de Hu Bei, donde además piensa abrir su escuela de Wu Shu.

Sin embargo su hermanastro, que lo envidia por los favores que recibió del Emperador, mata al padre de ellos y secuestra a su hijo.

El pobre Su Can además queda lisiado de un brazo,  luego de un combate con el villano y no puede vengarze hasta que logre curarse.

True Legend es muy interesante porque más allá de la acción, que abunda en la trama, es un film mucho más dramático de los que Yuen Woo Ping suele dirigir.

Uno de los aspectos más atractivos de la historia es que describe la odisea mental que vive el protagonista debido a sus deseos ciego de venganza.  Su Can literalmente se va volviendo loco con el paso del tiempo, mientras entrena para enfrentar a su hermanastro.

Me pareció un aspecto muy bien trabajado que contribuyó a explorar las emociones de los personajes en lugar de contar una historia plagada de acción.

Ojo que hay muchísimas batallas y peleas que tienen la firma de este maestro, quien sobresale a la hora de crear coreografías que te dejan totalmente hipnotizado, pero esto se combina con los problemas emocionales que viven los personajes.

True Legend estuvo protagonizada por Vicent Shao (famoso por su trabajo en Érase un vez en China 4 y 5), Andy On (Golpe de furia), y Jay Chou (Kato en la infame película del Avispón Verde).

El film además cuenta con las paticipaciones especiales de figuras legendarias como Michelle YeohDavid Carradine (en el último trabajo que hizo antes de morir en el 2009) y Gordon Liu, recordado actor por su trabajo en  Las 36 cámaras de Shaolin , Deadly Mantis y por supuesto Kill Bill 2, donde interpretó al maestro Pai Mei.

El gran problema de True Legend es que luego del enfrentamiento final entre los dos protagonista, la película se va literalmente al carajo con 30 minutos adicionales que parecen salidos de otra historia y no tiene nada que ver con lo que el director venían haciendo hasta ese momento.

Un pésimo cierre, que no tiene sentido, pero por lo menos nos brinda una gran secuencia de acción final que está muy bien realizada.

No se que le habrá pasado a Yuen por la cabeza, pero el último tramo de la historia es totalmente incoherente con el conflicto principal.

Más allá de esto, True Legend no va a decepcionar a nadie que busque ver una propuesta con grandes secuencias de artes marciales.