El Increíble Castillo Vagabundo

Publicidad

Una recomendación literaria.

Si te gusta el género fantástico en algún momento tenés que leer alguna obra de Diana Wynne Jones, una excelente autora británica que publicó muy buenas historias.

Alumna de J. R.R. Tolkien y C. S. Lewis en la Universidad de Oxford, Jones se destacó con dos sagas literarias que tuvieron un enorme éxito en Europa e influenciaron los trabajos de J.K. Rawling y Neil Gaiman.

De Neil especialmente por el tema del humor.

Los libros de Diana habían quedado en el olvido y ya no se imprimían hasta que el furor por Harry Potter permitió que sus trabajos fueran editados nuevamente.

Las sagas más conocidas de ella son «Los mundos de Chrestomanci» (cuatro libros) y la trilogía de Howl compuesta por «El castillo ambulante» (1986), El castillo en el aire» (1990) y «La casa de los mil pasillos» (2008).

Esta última serie se destaca por la manera en que combina la aventura con el humor y el romance.

En el 2004 el director salió de su retiró para brindar una maravillosa películade los estudios que adaptó de manera libre «El castillo ambulante».

Mamoru Hosoda, responsable de la serie Digimon, comenzó a trabajar en este film pero luego se retiró del proyecto y dejó colgada a toda la producción.

Miyazaki que habían decidido retirarse se hizo cargo de la película que terminó nominada al Oscar, donde perdió con Wallace y Gromit : La batalla de los vegetales, algo que hasta el día de hoy resulta incomprensible.

El Increíble Castillo Vagabundo, de todas maneras, se llevó muchísimos premios en otras competencias y sigue siendo en la actualidad una de las producciones cinematográficas más taquilleras en la historia de Japón, que logró superar la recarudación de 230 millones alrededor del mundo.

La película toma la premisa de la novela, Sophie, la protagonista es condenada por la maldición de una bruja a vivir como una ancianita, pero Miyazaki contó este relato con su estilo personal.

Es interesante porque en la novela el personaje Howl se centra en cuestiones relacionadas con el reino de fantasía que creó la autora, mientras que en el film, el mayor conflicto interno que vive el personaje pasa porque se niega a a involucrarse en un guerra, que se desarrolla en el mundo que plantea el director.

Esto estuvo estrechamente vinculado con la invasión a Irak de Estados Unidos que tuvo un impacto enorme en la trama de esta producción, donde Miyazaki no dejó pasar la oportunidad de retratar su ideología pacifista.

Por eso también pegó bastante fuerte cuando se conoció internacionalmente este trabajo de Ghibli.

La animación es estupenda y hay escenarios deslumbrantes que te dejan con la boca abierta cada vez que mirás esta película.

La visión de Miyazaki de esta obra de Jones es mucho más surrealista y bizarra de lo que es la novela original, pero eso también contribuyó a convertir este film en una propuesta fascinante.

Otra vez queda plasmada también , la pasión y el fanatismo que tiene Hayao por la aviación, y  en consecuencia, acá también hay aviones y aparatos voladores de todo tipo que se lucen en la historia.

El concepto del castillo vagabundo y la manera en que cambia de destino y se conecta con distintos lugares a la vez es fabuloso.

En fin, otro gran clásico reciente de los estudios Ghibli que las podés ver mil veces y siempre la disfrutás como la primera vez.

Publicidad

3 Comentarios

  1. Ya la habia visto pero el año pasado la vi en el anfiteatro de parque centenario al aire libre , habia viento y ya era de noche….otra que 3D jejej

  2. Todo lo que haga Hayao Miyazaki es grandioso. Creo que despues de el solo lo sigue Katsuhiro Otomo, pero en otro tono de animacion.

Comentarios cerrados.