El Príncipe Valiente:La obra maestra de Harold Foster

Publicidad

es uno de los ícono más importantes que existen en la literatura fantástica y los cómics.

No podés, si sos seguidor de este arte, ignorar la obra maestra de Harold Foster que influenció a centenares de artistas en los últimos 50 años.

Ese es un tema que genera que me cueste mucho relacionarme con los nerds que se pasean con sus remeritas de superhéroes por la calle y creen que la tienen clara con los  cómics, hasta que les preguntás por Chester Gould (el creador de Dick Tracy), Alex Raymond (Flash Gordon) o el maestro Foster y te miran sin saber de que les estás hablando.

Es como desconocer a Ray Bradbury o Isaac Asimov en la ciencia ficción.

No debe existir ilustrador en este planeta que no admire la técnica y el arte de Foster que cambió para siempre la manera de narrar historietas.

Afortunadamente la editorial Planeta hace poco recuperó a este super clásico del cómic para nuevas generaciones de lectores y los veteranos que quieren volver a coleccionarlo, con una reedición de los primeros laburos de Harold.

El Príncipe Valiant, que en Latinoamérica y España, lo tradujeron de manera cuadrada como El Príncipe Valiente es una historia épica de aventuras medievales  y fantasía que debutó en los diarios norteamericanos en 1937 y todavía sigue vigente en 300 periódicos.

La historia narra las aventuras de Valiant, un príncipe vikingo, hijo de Aguar, Rey de Thule, que tras ser expulsado del reino por un guerrero llamado Slingon, el joven termina en las costas británicas,  donde es adoptado en Camelot por el caballero Gawain, quien lo introduce en la corte del Rey Arturo.

Las primera parte de la historia que tiene que ver con los Caballeros de la Mesa Redonda cuenta con elementos fantásticos donde aparecen ogros y dragones, pero después el autor enfocó la trama por un camino más realista donde Valiant a medida que crece se va cruzando con personajes  históricos.

Una particularidad del cómic es que los personajes fueron envejeciendoo en tiempo real a medida que se iba publicando el cómic.

El Príncipe Valiente tiene dos características muy especiales.

En primer lugar Foster nunca trabajó con globitos de diálogos, sino que narraba los hechos a través de sus textos y los maravillosos dibujos, que eran tan perfectos en materia de detalles y expresiones faciales que no necesitaba incluir conversaciones.

Eso siempre me pareció loquísimo porque vos mirás los rostros de los personajes y enseguida entendés lo que sienten o lo que están expresando.

La arquitectura de los castillos, los vestuarios, las armas, todo fue retratado con un nivel de detalles que eran imposibles de encontrar en otras propuestas.

No en vano este tipo es considerado un dios de la historieta. Pensá que en 1937, cuando surgióValiant, esto era totalmente revolucionario y le dio al cómic una seriedad que no tenía en ese momento porque se lo tomaba como un escape infantil.

Foster, al igual que Chester Gould con Dick Tracy, capturó la atención de los lectores adultos con tramas serias, repleta de intriga, acción y aventura donde los combates violentos entre guerreros eran atrapantes.

En Argentina el personaje se hizo super popular en los años ´50 con la gloriosa saga literaria editada por la editorial Acme bajo la colección Robin Hood que afortunadamente logré recuperar en un 70 por ciento.

Me faltan los últimos 3 libros para completar la serie (son 11 en total) que son «El Príncipe Valiente y su amigo Boltar«, «El Príncipe Valiente y los bandidos rebeldes» y «El Príncipe Valiente libera a Aleta».

Si alguien los tiene se los compro!

Todavía se consiguen en buen estado que es algo que a mi no me deja de sorprender ya que se editaron a partir de 1953.

Los libros que son excelentes narran la misma historia de los cómic pero en prosa con la particularidad que también se incluyeron los dibujos de Foster.

La primera entrega es «El Príncipe Valiente en la época del Rey Arturo».

Acá es donde se inicia todo y el autor presenta al personaje y los primeros elementos de la saga que luego serán desarrollados más adelante.

Hace mucho tiempo que no me divertía tanto con una historia de caballeros, vikingos duelos de justa y espadas en un relato que no te da respiro.

Foster mantiene en movimiento la trama con secuencias de acción fabulosas que no abusan de las descripción de detalles y te enganchan por completo.

Esta primera entrega que adapta el primer arco argumental del cómic es la más fantasiosa. En la continuación, «El Príncipe Valiente contra Atila«, Foster trabaja los conflictos con más realismo y aleja al protagonista de los elementos mitológicos.

Si te gustan las aventuras medievales esto es lo más!

En el cine este pesonaje fue adaptado dos veces.

La primera versión fue en 1954 con Robert Wagner y Janet Leigh (Psicósis) que hoy es un clásico de Hollywood.

La última película la hicieron en 1997 y fue una producción inglesa que retrató al personaje con un efoque un poquito más violento y oscuro. La voy a reseñar en otro post próximamente ya que la disfruté bastante.

Si bien ninguno de los filmes adaptó con fidelidad la obra de Foster y se tomaron sus libertades ambas tienen sus virtudes.

También hicieron en 1991 una serie de dibujos animados, en Estados Unidos, que nunca llegué a ver.

Ya sea que lo busques en la historieta o en la versión literaria El Príncipe Valiente es un clásico de aventuras fabuloso que a más de 70 años de su creación todavía sigue fascinando a los lectores que lo descubren por primera vez.

Publicidad

2 Comentarios

  1. Deseo comprar un par de libros del Principe Valiente, de la Colecciòn Robin Hood, en buen estado, pues soy dibujante aficionado y estoy recreando una serie, denominada Copirieta, en la que necesito trabajar sobre dibujos publicados en ellos, no extraìdos de Internet. Sè que Hay una colecciòn completa en Planeta D`Agostini, pero es cara y por razones afectivas tambièn deseo «recuperar» algo. Oportunamente contaba con media docena de sus obras: El Principe Valiente; El principe Valiente y la Princesa dorada; El Principe Valiente en el Mar; El PV contra Atila; el PV en la corte del Rey Arturo. Nunca tuve los que a usted le faltan. Si me puede pasar datos para adquirir algun par de ellos se lo agradecerìa.

  2. Pedro hay que recorrer las ferias de libros que es donde yo los fui recolectando.
    Parque Centenario, Parrque Rivadavia, etc, inclusive hay librerías en la avenida Corrrientes que venden libros de la colección Robin Hood.
    No son tan fáciles de conseguir por el hecho que fue una edición única de 1953 y no tuvieron reediciones, pero todavía se los encuentra en estos lugares.

Comentarios cerrados.