Troll 2 y el poder de los cinéfilos

En 1986 se estrenó una comedia de terror clase B llamada Troll que se convirtió en un clásico de aquella década con el correr del tiempo.

La historia tenía que ver con una familia que se mudaba a un departamento de San Francisco y en el lugar se manifestaba la famosa criatura mitólogica que los volvía locos.

El film representó una de los primeros trabajos de la actriz Julia Louis Dreyfuss que más tarde se haría famosa en la serie Seinfeld.

Hace poco la película volvió a ser noticia por una polémica con la escritora J.K.Rowling.

El personaje protagónico de esta historia se llama Harry Potter y la trama también está vinculada con el tema de la fantasía.

Según el director John Carl Bluecher, la autora tomó la idea de Harry de este film. Rowling declaró que la idea de su libro simplemente le vino a su mente y no tenia  nada que ver con esta película.

La verdad que la coincidencia es extraña.

Lo cierto es que en 1990 se estrenó Troll 2, que no tenía nada que ver con el film original y es uno de los máximos representantes de las películas malas que divierten.

Es tan mala y trucha que es imposible que no te mueras de risa cuando la ves. Para que se den una idea, el título es Troll 2 pero ningún troll aparece en el film!!

Es considerada una de las peores películas en la historia del cine.

Por eso mismo se convirtió en un importante fenómeno de culto en los Estados Unidos.

En el 2007 se hizo un importante evento en Utah, el lugar donde se filmó la secuela, que reunió a fans de todo el mundo con los miembros del elenco y el director.  Fue una fiesta que duró varios días dondo se pasó la película en cines y luego desarrollaron debates.

Michael Stephenson, el niño protagonista de Troll 2 se convirtió en director de cine y hace poco estrenó el documental Best Worst Movie que analiza en el increible fanastismo que generó este film.

El documental recibió excelentes críticas y se está exhibiendo actualmente en muchísimos festivales de cine.

Best Worst Movie se centra en el poder de los cinéfilos y como los fanáticos convirtieron a una película desastrosa en fenómeno de culto impresionante.

Este es un adelanto del documental que tiene momentos muy divertidos.  No se lo pierdan que es genial.

Ojalá pueda verlo pronto. La última escena del me hizo acordar a Juan Perugia.