Días de Ira: Un film de Tonino Valerii

Una de las obras cumbre del spaguetti western que por suerte fue editado en en nuestro país hace poco.

Acá  nos encontramos frente a un alto nivel de cine.

Días de Ira fue un peliculón de 1967 que la rompió en su momento en la taquilla y reunió por única vez a dos de las máximas figuras de este género.

El Gran y Giulianno Gemma, uno de los grandes galanes del cine italiano de aquellos días, junto con Franco Nero, que lograba que estas películas fueras vistas en los cines por el público femenino que por lo general no le daba bolilla a otras historias de este tipo.

Si embargo, si aparecía Giulianno la mujeres lo bancaban en el cine.

El actor fue protagonista de otros titulos memables como Un dólar marcado y Una pistola para Ringo que también fueron muy populares.

En gracioso porque en Estados Unidos aparecía en los créditos y los afiches como Montgomery Wood, mientras que en Argentina se lo conocía por el nombre Ringo Wood, como se puede ver en este poster orginal de 1967.

Días de Ira fue dirigida por Tonino Valerii, quien antes de lanzar su carerra como cineasta fue la mano derecha de Sergio Leone en filmes como Por un puñado de dólares.

Tonino fue un buen alumno y con el tiempo presentó muy buenas obras dentro del campo de la acción y el western como Una razón para vivir, una razón para matar (1972), con James Coburn y Telly Savallas, El precio del poder (1969) con Gemma otra vez y la recordada, Mi nombre es Nadie, con Terrence Hill que actualmente se puede conseguir en los kioskos de diarios.

En Días de Ira,  Giulanno Gemma es un joven pobre y pordiosero al que todo el mundo tiene de punto en un pueblo perdido del viejo oeste. Se burlan de él por ser el hijo de una prostituta y lo explotan con tareas de mantenimiento en ese lugar que nadie quiere hacer.

Su vida cambia cuando llega al pueblo Frank Talby (Van Cleef) que es un peligroso pistolero al que la gente le tiene pánico.

Al ver como tratan al joven, el delincuente decide enseñarle al chico a usar las armas para que se haga respetar y pueda defenderse.

Sin embargo con el transcurso del tiempo, el protagonista comienza a tener más diferencias con su mentor cuando descubre que éste es un asesino sanguinario . Por supuesto esto llevará a que se terminen enfrentando.

La película se destaca principalmente por el trabajos de los actores y las secuencias de acción que presenta Valerii.

Hay una escena de duelo muy original donde Lee Van Cleef se enfrenta a otro pistolero como si se tratara de una justa medieval que es mortal. La diferencia en este caso es que los contendientes en lugar de lanzas llevan rifles Winchester.

Otro aspecto notable es el trabajo de Gemma quien desarrolla muy bien con su interpretación la transformación de un joven sumiso y debil a pistolero peligroso.

Por su parte el viejo Van Cleef compone otro gran delincuente que tiene diálogos geniales durante el transcurso del film.

Un clásico que merece su recomendación y pueden conseguir en dvd.

1 Comentario

  1. Esta es la mejor pelicula de Tonino Valerii. Sabes, es algo raro que me paso con este director es que la mayoria de sus western me encantan y yo no sabia nada de el. Luego me di cuenta de quien era y ahora es uno de mis directores favoritos.

    ¡Me acuerdo de las 10 reglas! Eran buenisimas.

    Dias de ira es uno de los 20 mejores Spaghetti Western de la historia de la humanidad, no se si es el mejor.

    La musica es increible.

    Aunque prefiero Una razon para vivir y una para morir, esa es genial.

Comentarios cerrados.