Banana Sunday

Banana_Sunday_1Una de mis novelas gráficas favoritas que leí este año.

Banana Sunday es el último trabajo de Colleen Coover, una ilustradora y escritora que me gusta mucho y surgió del cómic independiente hace unos años.

Cooleen se hizo famosa por sus novelas gráficas eróticas Small Flavours, que narraba historias de fantasías con mucho humor, protagonizadas por jóvenes lesbianas.  Otro día voy a escribir sobre ese trabajo.

Lo cierto es que tuvo excelente repercusión de la crítica y colegas por ese trabajo y Marvel no dejó pasar la oportunidad de contratarla para sus proyectos.

En este último tiempo la artista estuvo ocupada trabajando en dibujos para Spiderman, Iron Man, Los Cuatro Fantásticos y X- Men: First Class, donde se concentró principalmente su labor en esta editorial.

Sin embargo, mientras sigue colaborando para Marvel, donde también trabaja su esposo, el guionista Paul Tobin,  Coover sigue adelante con sus proyectos independientes.

Banana Sunday es un cómic muy entretenido que se destaca por retratar los conflictos clásicos de la adolescencia con una óptica más humorística  a la vez que propaga un mensaje positivo y buenos valores sociales que últimamamente parecen haberse perdido.

La idea que Coover desarrolló junto al guionista Root Nibot surgió mientras los artistas se encontraban en una librería de , donde se dieron cuenta que las historietas que trataban problemáticas juveniles eran todas terrriblemente dramáticas, violentas o deprimentes.

Así fue que se les ocurrió realizar una miniserie (luego editada como novela gráfica) que retratara este período de la vida con un enfoque más positivo y humorístico,  donde se alienta a los jóvenes  lectores a desdramatizar los conflictos que puedan tener en la escuela y aprender a reirse de si mismos.

Sí, la adolescencia es un período complicado en la que uno atravieza muchos cambios, pero también es una época fabulosa donde vivís grandes momentos con gente que en muchos casos vas a compartir el resto de tu vida.

No todo es tan terrible y negativo como parece y a menudo esos dramas que te hacías cuando eras máschico después de adulto los recordás y te cagás de risa con tus amigos.

Banana Sunday rescata este tema a través de una historia muy influenciada por los cómics de Archie y las historietas románticas que publicaba con éxito la editorial DC en la decadas del ´60 y  ´70.

La trama tiene como protagonista a una chica llamada Kirby que cursa el secundario en una nueva escuela, acompañada de tres monos, que a raíz de unos estudios científicos realizados por su padre, los animales tienen la campacidad  de comunicarse correctamente con los humanos.

C1932664378.01.LZZZZZZZhuck es un orangután ultra inteligente que siempre está ocupado leyendo algún libro, está más capacitado que los docentes de la escuela y cuando habla sólo lo hace para expresar comentarios sarcásticos.

Sí, por si lo estas pensando, se parece mucho a Stewie de la serie animada Padre de familia.

Knobby, por  otra parte es un chimpacé que vive constantemente alzado y sólo desea conquistar a cualquier mujer que se le cruce en el camino.

Ambos personajes tranquilamente podrían ser humanos.

Por último está Go-Go que es un gorila cariñoso con fuerza sobrenatural pero con poco cerebro que tiene una actitud de sobreprotección hacia la protagonista.

El cómic se centra en narrar, con situaciones por momentos lisérgicas relacionadas con los monos,  cómo la protagonista trata de encajar en un nuevo círculo social.

Coover trabaja todas las temáticas clásicas de la adolescencia, como los primeros romances, la amistad, los matones de la escuela que toman de punto a alguien por ser diferente (esto está muy bien laburado) y la manera correcta de enfrentarlos, etc.

A todo esto se suma un misterio en torno a estos monos que no parecen haber adquirido sus capacidad a través de la ciencia y una amiga de la protagonista y reportera del diaro escolar decide investigar.

Más allá del humor y la lectura entretenida que ofrece me gustó mucho como Colleen utiliza sus dibujos sin diálogos para desarrollar un montón de situaciones que están excelentemente narradas a través de su arte.

Cuando terminás de leer Banana Sunday entendés porque recibió excelentes críticas de manera unánime por parte de la presna y los medios especializados en historietas en los Estados Unidos.

Como muchos otros colegas de la prensa yo también estoy convencido que si disfrutás de los cómics de Archie vas a pasarla muy bien con esta propuesta que es una joyita del cómic independiente.