Relatos de lo Inesperado: Un libro de Roald Dahl

relatos_inesperados

Roal Dahl fue uno de los escritores más importantes y prestigiosos de la literatura norteamericana en la segunda mitad del siglo 20.

Un auténtico grosso que logró combinar el arte de calidad con el éxito comercial.

Creo que debe haber sido uno de los pocos autores best sellers que no fue aniquilado por los intelectuales que odian todo lo que es popular o capta la atanción del público general.

Esto se debió a que  era imposible pegarle a este hombre,  ya que el nivel de sus laburos les tapaba la boca a todos.

Roald en principio se hizo famoso a nivel internacional  por su trabajo para  chicos, donde vendió millones de ejemplares con Charlie y la Fábrica de Chocolates, James y el Durazno Gigante, Matilda, Las Brujas y el mejor de todos para mí:  Gremlins!!

Todos los libros fueron exitosos y más tarde terminaron adaptados en el cine con grandes películas.

Sin embargo, hoy no me voy a referir a sus laburos infantiles, sino a su obra para adultos que no tengo duda va a enganchar a muchos de ustedes.

Es loco, porque cuando se habla de Dahl siempre se recuerdan las historias para niños, pero sus libros dirigido a los  grandes son muy grossos y merecen el mismo reconocimiento.

Si querés conocer a este escritor mi recomendación es que busques Relatos de lo inesperado (Tales of  the Unexpected), una TREMENDA antología de cuentos que vas a amar por las historias macabras y misteriosas que ofrece.

El libro  brinda  16 cuentos de suspenso y humor negro que te van a atrapar de la primera a la última página. Esto no es un chiste ni estoy exagerando.

Este tipo era un grosso y sus cuentos para grandes eran adictivos!

La antologia que les recomiendo recopila los relatos cortos que originalmente aparecieron en los libros “Someone Like You” (1953) y “Kiss Kiss” (1960).

Alfred Hitchcock adaptó varias de estas historias en su serie de televisión de los años ´60.

Quiero contarles como conocí a Roald.

Yo cursé la primaria y secundaria en el colegio  Mariano Acosta de Capital Federal. La rectora Raquel Papalardo, que hace poco salió en todos los noticieros de televisión porque se sumó a un festejo de egresados, fue mi profesora de geografía un par de año. Muy buena mina, aunque era bastante exigente en su materia.  Me alegro que esté a cargo de la escuela. No es tan dura como parece, algo que descubrí en el viaje que hicimos a Puerto Madryn, pero mejor no revelar su secreto.

Lo cierto es que en la escuela teniamos italiano como idioma y por ese motivo mi vieja me hizo estudiar inglés de manera independiente.

Los exámenes los cursaba libre en la Cultural Inglesa pero estudiaba con una profesora que era amiga de mi madre.

Me encantaba estudiar inglés sobre todo porque las clases las tomaba junto a mi mejor amigo y nos divertíamos mucho.

Pero había un problema: El material de lectura.

014005131701_sx140_sclzzzzzzz_

Todos los años tenías que leer una novela  sobre el que después te evaluaban  en el examen oral.

Este tema lo sufrí bastante porque me hacían leer mariconadas deprimentes que me aburrían y si hay algo que me pone de muy mal humor en la vida es aburrirme.

Después que insultara a Charlotte  Bronte (también me cago en Emily) y su pedorra Jane Eyre, además de criticar el programa de estudios de la Cultural Inglesa en un examen oral (tenía 16 años y supongo que por eso dejaron pasar mi desubicación), Amanda, mi maestra,  comprendió finalmente que era hora de probar con otros autores.

Me acuerdo como si hubiera ocurrido ayer.

“Perdón por la Hermanas Bronte, este te va a encantar”, dijo mi profesora al año siguiente.

“Me estás cargando  ¿no?” fue mi respuesta cuando vi el libro , ya que en la contratapa mencionaban que el sujeto  había escrito  Charlie y la Fábrica de Chocolates, que por supuesto conocía de mi infancia.

“Shut up Hugh and open the book!”

“But…

“Open the book !”

El primer cuento que leimos fue “Cordero para cenar”  (Lamb to the Slaugter), la historia de una ama de casa que asesina a su marido de una manera bastante particular.   Maravilloso. El relato tuvo mucho que ver en mi entusiasmo durante el resto de las clases.

Finalmente había encontrado un autor con el que me sentía a gusto.

16 cuentos de asesinos, apostadores y  estafadores que te mantenían pegado al libro.

Por supuesto al año siguiente leimos Relatos Inesperados 2 (More Tales of the Unexpected)!

Del primer volumen tambien les recomiendo los siguentes cuentos:

Gastrónomos”: Una historias de apuestas muy bien construida con bastante humor.

“Hombre del Sur”: Un viejo freak le apuesta un chico su  Cadillac a cambio del dedo meñique del muchacho si el joven logra dar llama con su encededor diez veces seguida sin que se apague, en una habitación cerrada.

Quentin Tarantino adaptó este cuento buenísimo en un segmento de la película Four Rooms, su primer proyecto junto a Robert Rodríguez.

Tatuaje: Un pordiesero lleva en su espalda un tatuaje que una vez le hizo un famoso y prestigioso pintor.  Un día entra en una exposición de arte y los asistentes descubren que el tatuaje que lleva el hombre fue la primera obra del famoso artista.

Entonces lo tientan al linyera con interesantes propuestas de dinero para que les venda el dibujo que lleva en su piel. El tema es cómo se lo sacan.  Genial

En realidad  todas las historias son bárbaras  y si te gustó la serie Alfred Hiichcock presenta este libro lo van a disfrutar mucho.

Ya saben, si buscan grandes historias de misterio, los Relatos de lo inesperado de son una excelente opción para tener en cuenta.

12 Comentarios

  1. Roald Dahl me parece un autor totalmente excelente en lo que se refiere a libros para chicos, de él leí “Charlie y la fábrica de chocolate” (el segundo se lo regalé a mi hermana para su cumple y me falta leerlo), “Matilda” y “Las brujas” y me encantaron cuando era chico y aún ahora.
    No tenía idea de que tuviera historias más “adultas”, así que cuando pueda conseguir estos “Relatos Inesperados” veremos como sigue la cosa…

  2. Sabes que no me tenia este libro Hugo’s. Yo escribo tb cuentos, si queres te paso el link. Pero te recomiendo uno de los mejores libros de cuentos de terror que lei (y mira que lei MUCHO terrory muchos libros): “Al filo de la noche” de Stephen King. Como es una anotlogia de cuentos “viejos” se notan que eran mas concisos. Despues SK se despacha con las 4 estaciones o “todo es eventual” con 11 cuentos, pero no es lo mismo. Espero que lo leas y me cuentes. Saludos!

  3. Realmente Roald es un grosso ! A mis hermanos, en el colegio, les hicieron leer Matilda, y unos años despues lo lei yo porque una tarde estaba tan aburrido que decidi hacerlo y realmente quede encantado ( aunque ya conocia la historia porque habia visto la pelicula ), y luego me prestaron Charlie y la fabrica de chocolates, y tambien fue una cosa que no podia soltarlo ni un segundo al libro ( aunque me habia pasado lo mismo que con Matilda, habia visto primero el film ). Encima tube la mala suerte de que se me corto la luz cuando estaba leyendolo y con las luces de las velas se me complicaba ja ja. Es un grande ! Ultimamente he estado buscando mucho de el en las librerias pero no he encontado demasiado, desgraciadamente ! Tambien me gustaria leer algunos de sus libros dedicados para gente adulta !

  4. Bizarro gracias por pasarme los títulos de los libros de cuentos de King, ya que casi no leí sus relatos cortos.
    Por supuesto, pasame el link con tus cuentos que los voy a leer con gusto.
    Saludos!

  5. Yo también conocí a Dahl de esa forma: con Matilda en mis clases de inglés particulares (mi teacher tmb era una amiga de mi mamá!! que me llevaba al cine!!) y con algunos cuentos cortos en la universidad.

    *Lamb to the Slaughter* lo leí y me encantó!! Es muy original 😀
    Leíste “Mrs Bixby and the Colonel’s coat”? y “Parson’s Pleasure”? Esos son los que más me acuerdo de mi período universitario.

  6. Hugo, acá en Argentina, el libro “Al filo de la noche” se lo conoce por “El umbral de la noche”. Es la primera recopilación de relatos de King (la mayoría habían sido publicados previamente en revistas para adultos en EEUU durante los 70) y tiene cuentos imperdibles (“Soy la puerta”, “Basta S.A.”, “Camiones” y otros tantos.
    Gracias por la recomendación! Me pongo en campaña para encontrarlo.

    Abrazo!

  7. Hugo, estuve leyendo (me lo baje para mi ebook reader) un par de cuentos (voy por la mitad mas menos) y lo que mas me llama la atencion es que no tienen “final” la mayoria. Generalmente terminan con: “X… calma, calma!” que debo entender? Saludos!

  8. Bizarro leí todos tu cuentos después voy a escribirte en la semana para darte mi opinión.

    Mis libros de cuentos de Dahl tienen final, no tengo idea que será lo que mencionás.

    Saludos!

  9. Grosso Hugo, ni mi chica leyo TODOS mis cuentos 😀 A lo que voy es que, estan completos los cuentos que tengo, pero me parece que les falta un “cierre”. No se si es claro… Como que termina siempre alguien diciendo algo, pero no explica mucho mas 😀 Saludos

Comentarios cerrados.